miércoles, 17 julio, 2024

Sturzenegger y sus planes para desarmar el Estado

En sus primeras declaraciones como ministro de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger, anticipó que la promulgada Ley Bases y el aún vigente DNU 70/2023 «representan sólo el 20 por ciento» de las reformas que quiere llevar adelante con el presidente Javier Milei y anticipó que este miércoles se presentarán las primeras reformas apuntadas al sector aerocomercial.  Sturzenegger confirmó también que se enviará al Congreso la denominada «Ley Hojarascas», que Milei había anticipado como la propuesta de eliminación de «un conjunto de regulaciones que entorpecen el funcionamiento del sistema económico». 

El ministro de Desregulación evitó reconocerse como el autor intelectual del DNU 70/2023 y la Ley Bases e indicó que la «Ley Hojarascas» volverá a tener la forma de una megaley con gran cantidad de artículos y aceptó que eso puede ser modificado en el debate parlamentario. En ese sentido, reconoció que «es parte de la democracia» lo que ocurrió en la negociación de la Ley Bases e incluso descartó que «el 80 por ciento» de las ideas que quedaron afuera de esas leyes logren avanzar. «No hay consenso absoluto en todas esas ideas dentro del Gobierno ni tampoco podemos decir que el Congreso las va a aceptar», definió. 

Educación, divorcio, empleo público

De todas formas, en diálogo con Radio Mitre, Sturzenegger dijo que en esta «segunda etapa» se volverá a insistir en capítulos de la Ley Bases que quedaron afuera de la negociación como el de Educación y modernización del Poder Judicial. En materia de Educación destacó la obligación de tomar un exámen cuando se termina el secundario para que sea «un certificado» para «mejorar el ingreso al mercado laboral», el acceso a información por parte de los padres sobre el nivel de la escuela y el arancelamiento universitario para extranjeros no residentes.   

En materia de modernización del Poder Judicial resaltó la propuesta de avanzar con un «divorcio simplificado» e insistir con el Juicio por Jurados, para el que ya existen normas a nivel provincial, pero se busca que quede legislado a nivel nacional. Consultado sobre la posibilidad insistir con las modificaciones sindicales que fueron excluidas de la Ley Bases, el ministro descartó que se avance nuevamente. 

Por otra parte, el ministro de Desregulación ratificó su propuesta para crear un examen para ingresar a los cargos públicos, algo que fue criticado porque ya existe un sistema de concursos. Sturzenegger dijo que su idea es que el examen sea «anónimo y objetivo». También fue consultado por el envío de un proyecto de Ley Penal Cambiaria, pero descartó que eso ocurra en lo inmediato sino «después de que el Ministro de Economía pueda eliminar el cepo».

La relación con Caputo

Sturzenegger juró como ministro el viernes por la tarde poniendo fin a largo anuncio sobre su llegada a la Casa Rosada. Milei puso su nombre como marca para el inicio de la «segunda fase» de gobierno, tras el acuerdo alcanzado con la oposición dialoguista –PRO, UCR y Haciendo Coalición Federal– para aprobar La Ley Bases y el paquete fiscal, luego de seis meses de debate. El demorado arribo del ex funcionario de las gestiones de Macri y De la Rúa alimentó los rumores sobre su tensa relación con el ministro de Economía, Luis Caputo. 

«Tenemos una relación excelente, personal y de trabajo», sostuvo Sturzenegger, en diálogo con Radio Mitre, para cortar los rumores sobre la relación entre ambos que quedó marcada por la decisión de modificar el plan de metas de inflación cuando el ahora ministro de Desregulación era titular del Banco Central y Caputo era ministro de Finanzas en el gobierno macrista. Meses después de esa decisión que lo desautorizó, Sturzenegger abandonaría la gestión pública hasta esta vuelta destinada a ser el topo de Milei para desarmar el Estado. 

Sturzenegger sinceró también el debate interno que ocurrió en el gobierno de La Libertad Avanza para delimitar las áreas que le tocarían a cada ministro al señalar: «El Presidente ha delimitado excelente las competencias y en lo personal estoy feliz y tenemos mucho para trabajar en conjunto». «No nos rozamos y tenemos una relación excelente», indicó el economista sin alejar la posibilidad de que surjan chispas. 

Ley Hojarascas

«Son leyes que nunca se aplican, pero que pueden estar allí y que alguien reclame», describió Sturzenegger y puso como ejemplo la «Ley de Abastecimiento», que fue eliminada por el gobierno de Milei a semanas de asumir. El ministro señaló que el proyecto surge de una análisis de todas las leyes vigentes en el país y puntualizó las redactadas en la época de la dictadura militar –-«a los militares les era muy fácil sacar una ley, emitían un decreto y listo»–, pero marcó ejemplos «anecdóticos» como una ley para controlar a las palomas mensajeras; y otro del gobierno de Juan Domingo Perón que regulaba el «carnet de mochilero». 

Otra de las normas a modificar de la dictadura militar será la que le permite al Estado relocalizar una fábrica, dictada durante la Guerra de Malvinas. «Ese será un capítulo aparte, porque nos parece que leyes así no deben estar», precisó. 

La «Ley Hojarascas» fue el puntapié del acercamiento entre Milei y Sturzenegger, semanas después de que el liberal libertario sorprendiera en las PASO. El análisis de las leyes a eliminar en el marco normativa argentina fue un trabajo que el ex titular del Banco Central hizo para el equipo de campaña de Patricia Bullrich y que quedó relegado cuando se nombró a Carlos Melconian como posible ministro de Economía. Milei le escribió que lo esperaba «con los brazos abiertos». 

Más Noticias

Noticias
Relacionadas