Posse dará su primer informe al Congreso como jefe de Gabinete de Milei y podría coincidir con el debate de la Ley ómnibus

A cuatro meses de haber asumido como jefe de Gabinete del gobierno de Javier Milei, Nicolás Posse prepara por estos días su primer informe de gestión ante el Congreso, que tendrá lugar en el Senado a mediados de mayo y podría coincidir con el tratamiento de la Ley ómnibus si el proyecto se aprueba en Diputados.

La Constitución Nacional ordena que el jefe de Gabinete asista una vez por mes al Congreso, alternativamente a cada una de sus cámaras, para informar sobre la marcha de la gestión, pero el vertiginoso ritmo que Milei le imprimió a su gobierno desde el inicio, con el prolongado y frustrado primer debate de la Ley Bases, sumado a la negociación para volver a la carga con el proyecto, impidieron que Posse asista hasta ahora.

Fuentes cercanas a Posse señalaron a iProfesional que el funcionario se había puesto a disposición para asistir este mes a brindar su primer informe pero que la definición de la fecha corría por cuenta del Senado. La tarea legislativa prevista para las próximas semanas hizo que Victoria Villarruel y los jefes de los bloques decidieran postergar un poco más la cita y fijarla para el 15 de mayo.

La visita de Posse no solo genera expectativa en el Congreso por tratarse del primer informe de gestión ante legisladores que son mayoritariamente opositores al gobierno de Milei, sino también porque el jefe de Gabinete se caracteriza por tener un muy bajo perfil a tal punto que muchos de ellos y el público en general no le conocen la voz.

¿Cuántas preguntas deberá responder Posse en su primera informe ante el Congreso?

Esa cualidad de Posse genera intriga entre los senadores, que esperan descubrir en la sesión cuál es el perfil político del jefe de Gabinete con el que solo han conversado algunos oficialistas y el puñado de diputados y gobernadores que participaron de las negociaciones por la Ley ómnibus. «Al fin le vamos a conocer la voz», bromeó ante iProfesional un senador radical.

Como ocurre en cada informe de la Jefatura de Gabinete, los legisladores envían primero las preguntas por escrito para que sean respondidas de la misma manera y luego, en la sesión, se da un intercambio en el que se piden precisiones y el funcionario amplía las respuestas.

Posse formó parte de las negociaciones por la Ley ómnibus pero tiene un bajo perfil público y eso genera expectativa en el Senado 

En esta ocasión los senadores le enviaron a Posse «un récord de preguntas, más de 2.300», según contaron a iProfesional fuentes cercanas al funcionario. Al descontar las que se repiten, el total que estimaron en Jefatura de Gabinete es de 1.300 a 1.400, lo que augura una sesión extensa.

Las preguntas giran principalmente sobre la economía, con énfasis en el ajuste del gasto público que lleva adelante Milei y particularmente sobre los fondos que le fueron recortados a distintas provincias, mientras que otras apuntan al «mega DNU».

Según supo este medio, también recibió numerosas preguntas sobre seguridad y cobertura social, donde se destaca el tema de la asistencia a los comedores populares. Ahora, Posse espera que Luis Caputo en Economía, así como Patricia Bullrich en Seguridad y Sandra Petovello en Capital Humano le envíen la información para elaborar el informe con las respuestas.

¿Puede coincidir la presentación del jefe de Gabinete con el debate de la Ley ómnibus?

Una de las particularidades del primer informe de Posse al Senado es que podría coincidir con el tratamiento de la Ley Bases en esa cámara, si es que pasa el filtro de Diputados. El propio jefe de Gabinete trabaja en pos de ese objetivo junto al ministro del Interior, Guillermo Francos.

Mientras el Gobierno le da los últimos retoques al texto en permanente diálogo con los diputados, fuentes parlamentarias señalaron a iProfesional que la idea es avanzar velozmente con el tratamiento en las comisiones de la Cámara baja la semana que viene y firmar el dictamen el miércoles 24 de abril.

De cumplirse ese cronograma, la Ley Bases se sometería a votación en el recinto entre el lunes 29 y el martes 30 de abril, para que el debate no se vea interrumpido por el feriado por el «Día del Trabajador». En ese caso, y siempre y cuando se apruebe el proyecto, la discusión en las comisiones del Senado podrían comenzar en la semana del 6 de mayo, si no se aceleran los tiempos más de lo previsto.

El debut de Posse será en el Senado, donde el kirchnerismo es primera minoría

Al no tener una mayoría de dos tercios, deben transcurrir 7 días entre la firma del dictamen y su tratamiento en el recinto, porque lo que ese cronograma tentativo -que está orientado además por el objetivo del Gobierno de tener la ley aprobada antes del 25 de mayo- haría que el Senado pueda llevar la Ley Bases al recinto en la semana del 13 de mayo.

En caso de darse esa situación, el debate final del proyecto de ley insignia de Javier Milei podría coincidir con la visita de Nicolás Posse para brindar su informe de gestión como jefe de Gabinete en un recinto que, con el kirchnerismo como primera minoría, lo pondrá ante su primera prueba política real en un cara a cara con la oposición.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El vacío, el principal aliado de Milei

El apoyo social a Javier Milei es un fenómeno...

A Milei los días se le pasan volando: a fin de mes viajaría nuevamente a Estados Unidos

Mientras el presidente Javier Milei se encuentra en...