martes, 16 julio, 2024

Las empresas de colectivos amenazan con paralizar el servicio

Pese a que la tarifa de los colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aumentó 410 por ciento en apenas un mes y medio, las empresas de autotransporte amenazan con paralizar el servicio si el gobierno nacional no actualiza el “cálculo de costos” que habilita el pago de los subsidios.

El boleto mínimo trepó de 52,96 a 270 pesos, pero el servicio de colectivos continúa estando subsidiado en Capital Federal y el Gran Buenos Aires y ese subsidio permanece congelado desde noviembre. A raíz de ello, las cinco cámaras de empresas de colectivos del AMBA enviaron este miércoles una carta documento al ministro de Economía, Luis Caputo, en reclamo por el supuesto incumplimiento del marco normativo que determina el ingreso que necesitan los operadores de colectivos de la región. En el escrito advirtieron que en caso de no lograr una pronta solución «los servicios se paralizarán en pocos días».

«De no publicarse una nueva estructura de costos durante esta semana, el sistema de Transporte de la Región Metropolitana se encamina a una paralización no deseada por los operadores, pero a la que no pueden evitar», advirtieron en uno de los párrafos.

La nota fue suscripta por la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta); Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires. (Cetuba); Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (Ceap), Cámara de Transporte de la Provincia de Buenos Aires (Ctpba) y Cámara de Empresarios Unidos del Transporte Urbano de Pasajeros de Buenos Aires (Ceutupba).

Qué aporta el Estado

En el documento, señalaron que «el reciente aumento del boleto mínimo a 270 en la zona del AMBA implica una tarifa promedio de 200 pesos por usuario luego de todos los descuentos que hay por boleto integrado y atributo social. El estado aporta 400 por viaje en una cuenta que no se actualiza desde noviembre cuando se calculó con precios de la economía de agosto y setiembre».

En ese sentido, agregaron que hoy se reciben «600 pesos por viaje cuando el costo es de 1000» y que «no se cumplió el compromiso de actualizar las cuentas y la determinación de subsidios luego del ajuste de tarifa y la paritaria firmada con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), con lo cual los operadores no tienen forma ni medios materiales para cumplir lo acordado con la UTA ni siquiera garantizar la continuidad de los servicios en los próximos días».

«Aún con un boleto mínimo de 270 pesos la tarifa promedio apenas cubre el 20 por ciento del costo real de cada viaje (10 por ciento en 2023) por lo que el incumplimiento del Estado de su propio Marco normativo en un sector que no fija precio por su actividad pone en riesgo la continuidad de los servicios en el 2do sistema de transporte de colectivos más grande del mundo que emplea a 50.000 trabajadores y transporta más de 10 millones de pasajeros diarios», resaltaron los empresarios.

La amenaza

La carta documento advirtió que «de no adoptarse estas medidas en forma perentoria, los servicios se paralizarán en pocos días al haber agotado los recursos ordinarios para operar el último mes y haber agotado lodo tipo de créditos y reservas financieras».

También reiteraron que «el costo reconocido mediante una estructura de costos con parámetros auditables al 1 de diciembre de 2023, ya tenía un déficit por haber sido calculados con precios de setiembre de 2023».

En los últimos dos meses, por variación de tipo de cambio, precio del gasoil y otros insumos, esa brecha entre costos reales y reconocidos aumentó más del 75 por ciento, explicaron al señalar que, en ese contexto, el sindicato de trabajadores solicitó una recomposición paritaria.

«Luego de arduas e intensas negociaciones, en las que participaron funcionarios de la Secretan de Trabajo, las cámaras cerraron un acuerdo paritario para los meses de enero y febrero de 2024 contribuyendo a evitar un conflicto en una región en la que se realizan 10 millones de viajes diarios», especificó el documento enviado al ministro Caputo.

Señalaron que «las empresas le hemos solicitado al Secretario de Transporte que se cumplan los acuerdos de la reunión del pasado 28 de diciembre de 2023, entre los representantes de las entidades empresarias, del Sindicato de Trabajadores y del Ministerio de Infraestructura», donde se asumió el compromiso «de hacer efectivo durante la última semana de enero 2024, de la actualización de la estructura de costos e ingresos del sector».

Las empresas de transporte colectivo que operan en el AMBA ya recortaron los servicios un 50 por ciento durante diciembre en demanda de aumento de subsidios y/o tarifas. Pese a la suba de precios que se efectivizó a partir del 1 de enero, el servicio nunca terminó de normalizarse. Fuera del horario pico es cuando se registran los mayores incumplimientos porque el caudal de pasajeros es sustancialmente menor y los controles por parte del gobierno son prácticamente inexistentes. Las empresas amenazan ahora con empeorar el servicio todavía más. 

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El FMI sigue sin verla: empeoró su pronóstico para la economía argentina

Caída de 3,5% del PBI en 2024El organismo corrigió...

Rosendo Fraga: «Para Milei es más importante Elon Musk que Trump»

El historiador Rosendo Fraga sostuvo que lo mas probable...

Cuándo reabre la estación Pasteur de la línea B de subtes

La reapertura coincide con el 30° aniversario del atentado...