martes, 16 julio, 2024

La NASA prueba su avión supersónico que puede cambiar la historia de la aviación

Este viernes, la NASA hará el primer vuelo de su avión experimental supersónico. El X-59 combina nuevas tecnologías con sistemas y componentes de múltiples aviones establecidos.

Es un nuevo intento de incluir este tipo de aeronaves en los vuelos comerciales luego de la experiencia fallida del Concorde, que dejó de volar en el 2003.

El proyecto empezó hace seis años y costó unos 250 millones de dólares. El lanzamiento inaugural será transmitido en vivo por las redes y podrá verse a partir de las 18 hora argentina.

El avión de 30 metros de largo tiene solo 4,27 metros de alto, lo que lo hace parecer una aguja desde un lado. Este monomotor tendrá una altitud de crucero de 55.000 pies (16.764 metros) y podrá alcanzar velocidades de hasta 1.489 km/h.

El problema que tenían estas naves era el ruido explosivo que producían cuando superaban la velocidad del sonido. El logro de este modelo de la agencia espacial estadounidense, justamente, es disminuir el ruido con una tecnología innovadora que lo hace más silencioso.

Puede alcanzar una velocidad de 1500 kilómetros por hora. Puede alcanzar una velocidad de 1500 kilómetros por hora. El avión sólo creará un sonido percibido de 75 decibeles, tan fuerte como el de la puerta de un automóvil al cerrarse, según la empresa Lockheed Martin, cuyo equipo Skunk Works colaboró ​​con la NASA para desarrollar el avión experimental.

Los fuertes estallidos sónicos ocurren cuando un objeto viaja más rápido que las ondas sonoras que produce. Si bien los estallidos no pueden ser escuchados por quienes están a bordo del objeto en velocidad, ya que viajan más rápido que el sonido, en el suelo las ondas de choque pueden dañar edificios, asustar a los animales y, en general, ser una molestia para cualquiera que esté al alcance del ruido.

El desarrollo. Tardaron seis años en construirlo. El desarrollo. Tardaron seis años en construirlo. Con el X-59, la NASA busca demostrar el vuelo supersónico con un estallido amortiguado: un «golpe sónico», como lo llaman. Originalmente se esperaba que el avión experimental realizara su primer vuelo en 2023.

Pero en la aeronáutica, nada se escapa tanto como un cronograma y se necesitó más tiempo para integrar algunos de los sistemas del avión y solucionar algunos problemas recurrentes en sus computadoras, según explicó la NASA en un comunicado. El avión fue sometido a pruebas estructurales y en tierra.

Quieren que sea comercial para el final de la década. Quieren que sea comercial para el final de la década. El viernes 12 de enero, el avión saldrá de su hangar en Palmdale, California, lo cual se puede ver en vivo en el sitio web de la NASA (https://plus.nasa.gov/scheduled-video/nasa-x-59-rollout-ceremony/). Y aunque el primer vuelo comercial del avión probablemente aún esté lejos (habrá que cruzar los dedos para obtener más detalles sobre el momento durante la ceremonia del viernes), este será un primer vistazo al avión de punta fina en todo su esplendor rojo, blanco y azul. Está previsto que líderes de la NASA y Lockheed Martin hablen en el evento.

Para poder desarrollar esta aeronave única, el equipo de QueSST (el nombre de la misión que lleva adelante este proyecto) está trabajando en varios retos técnicos identificados a lo largo del último año. Se necesita más tiempo para integrar plenamente los sistemas en la aeronave y garantizar que funcionen juntos como se espera. También está resolviendo problemas intermitentes con algunos de los ordenadores redundantes de seguridad que controlan los sistemas de la aeronave.

Watch an X-plane built in 60 seconds. ⏱️

The X-59 single-seat demonstrator aims to reduce the sound of the sonic boom to a mere thump, opening the possibility for commercial supersonic flights over land. pic.twitter.com/pyR6Lystjx

— Lockheed Martin (@LockheedMartin) January 9, 2024 La NASA tiene previsto volar el X-59 sobre varias comunidades para obtener datos sobre cómo notan los residentes el sonido que hace. La agencia facilitará esa información a los organismos reguladores estadounidenses e internacionales para que modifiquen las normas que actualmente prohíben los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra.

Las principales prioridades de la NASA para cualquier misión son la seguridad y garantizar el éxito. Para QueSST, eso significa no sólo estar seguro de que el X-59 es seguro antes de volar, sino que es seguro a largo plazo y confiable también en esta fase de pruebas comunitarias. La aeronave está siendo examinada actualmente en pruebas integradas, que deben completarse antes de que vuele sobre tierra.

El vuelo supersónico ocurre cuando un objeto volador supera la barrera del sonido: 1.234 kilómetros por hora. La primera persona que rompió la barrera del sonido en un avión fue Chuck Yeager, en 1947. Yeager realizó su famoso vuelo en el Bell X-1, uno de los primeros aviones experimentales, también conocido como X-planes.

Unos 77 años después, el X-59 llevará ese manto supersónico. Su lanzamiento este viernes apenas marca el comienzo de la primera fase de la misión QueSST. La siguiente probará la silenciosa tecnología supersónica y el rendimiento del avión en el aire y finalmente, en 2026, el X-59 sobrevolará ese puñado de ciudades estadounidenses cuyos residentes serán encuestados sobre el grado de perturbación del ruido producido por el avión. Recién entonces, según los resultados, se avanzará en los posibles vuelos comerciales de la aeronave.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Hubo avances entre el Gobierno y la CGT para consensuar cambios en la reforma laboral y en Ganancias

Julio Cordero accedió a armar una mesa técnica con...

El FMI sigue sin verla: empeoró su pronóstico para la economía argentina

Caída de 3,5% del PBI en 2024El organismo corrigió...

Rosendo Fraga: «Para Milei es más importante Elon Musk que Trump»

El historiador Rosendo Fraga sostuvo que lo mas probable...