miércoles, 17 julio, 2024

Cuáles son los cambios en el reglamento del tenis para evitar que los partidos terminen de madrugada

En el Masters 1000 de París 2023, una de las últimas citas de la temporada pasada, se vivió algo inédito. Jannik Sinner se metió en los octavos de final al vencer en tres sets al estadounidense Mackenzie McDonald en un encuentro que duró dos horas y 18 minutos que terminó pasadas las 2 y media de la madrugada. Ese cierre tardío llevó al italiano, número cuadro del mundo, a retirarse antes de su siguiente compromiso por no tener suficiente tiempo para recuperarse y encendió la polémica.

Esa situación, cada vez más frecuente en los últimos años, terminó de convencer a la ATP de que era hora de un cambio y la organización que rige el circuito masculino, en colaboración con la WTA, anunció este martes «nuevas reglas de programación» de los torneos, para intentar que eso no vuelva a ocurrir.

Uno de los cambios más destacados tiene que ver con el horario de inicio de los duelos de las jornadas nocturnas. Según informaron los dos organismos, ningún partido comenzará después de las 23 hora local, salvo alguna excepción que deberá ser estudiada por los supervisores y árbitros del evento. Si esa norma hubiera estado vigente el año pasado, Sinner, por ejemplo, ni siquiera habría salido a la cancha, ya que su choque con McDonald comenzó después de la medianoche.

Entre las otras medidas, no se podrán programar más de cinco encuentros por jornada en una misma cancha y solo dos en las sesiones nocturnas, que deberán comenzar como mucho a las 19.30 (aunque se recomienda hacerlo a las 18.30). Además, los partidos que no hayan arrancado a las 22.30 serán reubicados a una cancha alternativa para no romper esa nueva hora límite de inicio.

El comunicado explica que, en circunstancias excepcionales, un torneo podría solicitar excepciones de acuerdo a la tradición cultural, condiciones meteorológicas o cualquier otra situación, que será evaluada por la organización.

Las nuevas reglas se implementarán ya en este 2024 y estarán «a prueba» por un año.

«La programación de partidos era uno de los temas prioritarios de nuestra agenda. Es imperativo que evolucionemos y nos adaptemos a las demandas del juego moderno, particularmente en lo que se refiere a la salud de los jugadores y la experiencia de los aficionados», afirmó Andrea Gaudenzi, presidente de la ATP.

«Estas iniciativas permitirán a los deportistas rendir a su máximo nivel, ofreciendo una mejor experiencia tanto a los atletas como a la experiencia de los aficionados», agregó Steve Simon, su par de la WTA.

«Mi partido terminó casi a las 3 de la mañana de esta mañana, lo que significa que no me acosté hasta unas horas más tarde. Tuve menos de 12 horas para descansar y prepararme. Tengo que hacer lo que creo que es mejor para mi salud y mi cuerpo», aseguró Sinner tras anunciar su baja en París, 14 horas después de ganarle a McDonald.

«Es una locura. Al torneo le da igual y la ATP solo sigue lo que quieren. Siempre es la misma historia», se solidarizó con él el suizo Stan Wawrinka.

El del italiano no fue el único encuentro que finalizó de madrugada el año pasado. En febrero, por ejemplo, Guido Pella se impuso ante el italiano Andrea Vavassori en su debut en el ATP de Córdoba con un triunfo que selló a las 1.30 de la mañana argentina. También en París, Andrey Rublev se quejó luego de que su choque con Alex de Miñaur por los cuartos de final finalizara una hora después de la medianoche.

«Primero tengo que ir a cenar, luego tratamiento, ir al hotel, tomar una ducha… No sé a qué hora me voy a ir a dormir, ¿cuatro o cinco de la mañana? Es una locura. Gracias por el orden de juego. Y formo parte del consejo de jugadores de la ATP… ATP estamos juntos», comentó en tono irónico el ruso, que al día siguiente perdió con Novak Djokovic.

Andy Murray, quien nunca tiene problemas para compartir su opinión, también sintió en carne propia lo que es ganar en plena madrugada en el arranque de esa campaña. En el Australian Open pasado, su match de segunda ronda ante el local Thanasi Kokkinakis duró cinco horas y 45 minutos y terminó a las 4:06 de la madrugada.

«No sé a quién beneficia que juguemos a esta hora. En lugar de ser un épico Murray vs Kokkinakis, se convierte un poco en una farsa. Es increíble que la gente se quedara hasta el final. No es beneficioso para los ball boys, ni para los jueces o el personal. No es bueno para los espectadores, no es bueno para los jugadores. Es algo que llevamos hablando muchos años: cuando empezás un partido tan tarde y bajo estas condiciones, es normal que pasen cosas como esta», comentó en ese momento.

Meses más tarde, continuó: «Está claramente mal. Y la razón es puramente económica, no es porque la gente que dirige los torneos crea que es bueno para los jugadores, no es así. Lo hacen por motivos económicos».

Las críticas y los reclamos de los protagonistas surtieron efecto y la ATP y la WTA, en común acuerdo, aprobaron un cambio para evitar esos finales tardíos.

Las dos organizaciones, además, señalaron que está en curso un estudio estratégico sobre las pelotas de tenis, con el objetivo de proponer a partir de 2025 nuevas bolas de calidad y fiabilidad superiores.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Por un salario no tan mínimo

Con la inflación interanual de tres dígitos haciendo sombra...

Quién era el empresario argentino que murió tras caer por la ladera de un volcán en Chile

Fabricio Bussolini tenía 41 años y era gerente general...

Dólar hoy: rebotan el blue y los financieros tras la caída de los últimos dos días

Hoy, tanto el dólar blue como los financieros suben...