La travesura desconocida de Messi en Newells: el día que se vistió de mendigo y salió a pedir monedas

Germán Rivera contó todos los detalles de los comienzos de la Pulga en la pensión de la Lepra, el lugar donde nació el sueño de llegar a lo más alto del deporte.

Nicolás Campolongo

11 de noviembre 2023, 05:39hs

Una postal de la infancia de Lionel Messi en Rosario (Foto: Redes)

Una postal de la infancia de Lionel Messi en Rosario (Foto: Redes)

Lionel Messi es sinónimo de fútbol en su máxima expresión. Es el mejor jugador del mundo y lleva incorporado el gen de la argentinidad. Pero antes de ser una estrella, era un chico de baja estatura que soñaba con jugar a la pelota: lo único que le importaba era eso. Su talento lo fue forjando en diferentes terrenos: sobre la calle Estado de Israel, en el “campito” cerca de su casa, en el Club Grandoli y luego en Newell’s. En ese camino se cruzó con diferentes personas que hoy atesoran las mil y un anécdotas de los orígenes del crack.

Leé también: Las revelaciones del médico que trató a Messi de su problema físico y el gesto de Leo años después

En la Lepra, y a pesar de ser categoría 87, Messi conoció a Germán Rivera, que estaba en la del 85. En diálogo con TN, aquel compañero de la infancia del mejor jugador del mundo reveló un divertidísimo recuerdo que le quedó grabado para siempre.

El día que Messi apareció en el camino de Germán Rivera

”Lo conocí en un torneo que jugaba la categoría 87; Gera Grighini, el hijo del encargado de la pensión, también estaba ahí. Como había muchas habitaciones, pararon un tiempo con nosotros, como si fuera una concentración. Si bien obviamente no era lo que es hoy, ya sabíamos de él porque todos hablaban de cómo jugaba: sus compañeros, los padres y en todo el club decían que había un chico de la ‘87 que la rompía”, expresó en diálogo con TN Rivera, a quien todos apodan Cogote.

La infancia compartida con Messi

“Eran otros tiempos, no había teléfono, no había Netflix, no había computadora, o había, pero no usábamos. En esos años empezaron a aparecer los primeros teléfonos, los grandes. En el momento que no se entrenaba, que mayormente lo hacíamos por la mañana, compartíamos (con Leo) tiempo en la vereda. Juntábamos entre todos monedas para comprar masitas y gaseosas. Nos juntábamos en los escalones de las casas alrededor de la pensión y nos poníamos a charlar, a ver la gente que pasaba”, reveló.

“Buzo roto y sin zapatillas”: así vestían a Messi para pedir monedas

“Ahí siempre frenaban autos y agarrábamos a los más chiquitos para que hicieran algunas cosas. Leo era el más bajo de la categoría. Un día le pusimos un buzo de entrenamiento que estaba roto, le hicimos sacar las zapatillas y lo mandamos a pedir monedas a los autos que frenaban”, recordó con humor la travesura.

Leé también: El tesoro de Messi oculto en un pueblo de Santa Fe y el drama de su amigo de la infancia que ya no habla

“Cuando el auto estacionaba, él iba y pedía las monedas. Con eso ya podíamos comprar una gaseosa. Después empezó a jugar torneos, su nombre sonaba más, se hizo conocido y la anécdota quedó en eso”, continuó.

“Todos sabemos que Leo es fanático y tiene amor solo por Newells”, contó Cogote a TN. (Foto: Gentileza Germán Rivera)

“Todos sabemos que Leo es fanático y tiene amor solo por Newells”, contó Cogote a TN. (Foto: Gentileza Germán Rivera)

El lugar donde Messi paseó por primera vez y su amor por Newell’s

“Me acuerdo de que a los más chiquitos los llevábamos a la calle Oroño a caminar. Abrían los boliches, entonces salíamos a pasear hasta las 19 o 20. Ellos estaban chochos porque era la primera vez que salían de la casa y concentraban en otro lado”, reveló Rivera. Y agregó: “Todos sabemos que Leo es fanático y tiene amor solo por Newell’s”.

El día que Messi compró un sánguche de milanesa por un peso con cincuenta

Cogote contó algunos detalles de esas tardes rosarinas: “Al principio, juntábamos las monedas para la gaseosa y un sánguche de milanesa, que costaba un peso con cincuenta centavos. Después no nos hacía falta nada, teníamos casi todo gracias a Néstor Rozin, el dueño de la pensión y nuestro representante”.

También reflexionó sobre aquella época: “Cuando hacíamos que Leo pidiera monedas, decíamos: ‘Mirá si este pibe llega a primera’, que era lo máximo que nosotros imaginábamos. Uno nunca piensa que está al lado de alguien que puede llegar tan lejos”.

El homenaje de Lionel Messi a Diego Maradona con la camiseta de Newell's. (Foto: FC Barcelona)

El homenaje de Lionel Messi a Diego Maradona con la camiseta de Newell’s. (Foto: FC Barcelona)

El encuentro con Messi cuando jugaba en el Barcelona

“Cuando yo estaba en la primera de Newell’s, Lucas Scaglia (el primo de Antonela Roccuzzo) estaba en Reserva. Yo estaba en un bar con mi novia y me llamó porque estaba Leo, que me quería saludar. Fui a su mesa y me sorprendió que se acordaba del paso por la pensión cuando estaba en Barcelona y ya era un ídolo. En lo personal, me quedó un recuerdo muy lindo, porque se acordó de mí y me quiso saludar”, subrayó Rivera.

Tantos años después, sus compañeros de las infantiles lo tienen presente a Messi: “Después de que se fuera a España y se convirtiera en lo que es, seguimos hablando con los chicos de la pensión sobre él. Siempre nos acordamos las anécdotas; nos reímos mucho por las cosas que hacíamos y hasta dónde llegó con su carrera. Seguramente le quede algún recuerdo de eso”.

“Tenemos un grupo de WhatsApp con los chicos de la pensión”

El tiempo pasó y esa generación de la Lepra usó la tecnología a su favor: “Somos como 20 chicos en el grupo de la pensión, del sur, de Chubut, de Córdoba, de todos lados. Rubén Grighini y Norma eran los encargados de la pensión; Gerardo Grighini, que era uno de los mejores amigos de Leo; Scaglia, que es el primo de Antonela, también ‘87, y de grandes nos seguimos juntando”.

La última vez que Messi pisó la cancha de Newell's, en la despedida de Maxi Rodríguez. (Foto: AFP)

La última vez que Messi pisó la cancha de Newell’s, en la despedida de Maxi Rodríguez. (Foto: AFP)

Quién es Germán Rivera, uno de los compañeros de Messi en Newell’s

Nació en Villa María el 8 de enero de 1985. Jugó de defensor central en Newell’s desde los 13 años. Debutó en Primera División el 26 de agosto de 2005, en la derrota 2-0 de su equipo ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy por el Torneo Apertura. Durante su etapa en el Leproso, disputó 15 partidos en Primera y anotó un gol.

Además, llegó a jugar al lado de Ariel Ortega y de los paraguayos Óscar Cardozo y Justo Villar. En 2007, se fue a préstamo a Talleres de Córdoba, donde jugó en la Primera B Nacional. Al año siguiente retornó a Newell’s, pero no llegó a jugar.

Leé también: Messi y el toque del rey Midas: a cuatro meses de su llamado, la Churrería de Funes podría instalarse en Miami

Posteriormente, se integró al FC Cisnădie de la Liga III de fútbol rumano, donde hizo ocho goles y jugó de mediocampista. Luego, en 2010, fue contratado por el Misano Football Club, equipo con el que ganó la Promozione Emilia-Romagna del fútbol italiano. En la segunda parte del año, pasó al Città di Marino de la liga Eccellenza, también de Italia.

En enero de 2011, llegó a Perú para vestir la camiseta del Sporting Cristal. Participó de 15 partidos, aunque fue un año irregular. En junio de 2013 retornó a la Argentina y disputó el Torneo Argentino B con Estudiantes de Río Cuarto.

A mediados del 2014, pasó por Alumni de Villa María, equipo de su ciudad de origen, para jugar el Torneo Federal B.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Guerra en Israel: así funciona la Cúpula de Hierro, el sistema de defensa israelí

JERUSLAÉN.- Este sábado a la noche y durante la...

Cuándo la mayoría se va a cansar de Milei?

Cuando existe un ajuste económico de la magnitud y...