Con el dólar blue en $ 890 se mantiene el veranito cambiario, pero advierten que durará poco

Por segundo día consecutivo, el dólar blue se mantuvo debajo de los $ 900. En un escenario en el que se sigue alargando el «veranito cambiario» que arrancó tras las elecciones del 22 de octubre, el informal terminó en $ 890, el mismo nivel del martes.

A solo siete ruedas del balotaje, el blue está 310 pesos más barato que el pico de $ 1200 que había tocado en el viernes anterior a la primera vuelta electoral.

Los dólares financieros siguieron bajando: el MEP cedió 0,9%, a $ 840,9 y el contado con liqui bajó 4,1%, a $ 823,9.

La evolución del blue en las últimas semanas está marcada por el pulso de las elecciones. El informal subió cuando las chances de que se impusiera Javier Milei y llevara adelante su plan de dolarización eran más altas y se desinfló con el triunfo de Sergio Massa, a quien el mercado interpreta como un moderado.

«Aunque el escenario sigue abierto, la pérdida de protagonismo de Javier Milei reduce las chances de dolarización y aumenta la probabilidad de mantener el statu quo en el corto plazo, aunque muy frágil dada la falta de reservas internacionales, la aceleración de la inflación y la elevada brecha cambiaria», marcan desde el Grupo Cohen.

«En línea con las jornadas de septiembre, por el momento se mantiene una cierta, aunque tensa, calma que acompaña a un tipo de cambio estable y por debajo de lo que se esperaba días atrás. Sin embargo, se espera que tanto las acciones como los bonos comiencen a alborotarse y exponer mayor volatilidad con el correr de las ruedas ante una mayor cercanía de la fecha de votación», mencionó el especialista en finanzas Javier Rava.

Pero el veranito cambiario podría cortarse pronto. Los analistas coinciden en que en la previa al balotaje, crecerá la tendencia a la dolarización. Un muestra de esto es lo que está pasando con el dólar futuro.

La cotización para diciembre del dólar mayorista, a contramano de lo que ocurre con los dólares alternativos, subió en esta rueda 1,16%, a $ 694,1. Y para enero tuvo un avance de 0,5%, a $ 697.

Esto da la pauta de que más allá de la calma actual, el mercado espera una devaluación marcada en el tipo de cambio oficial para diciembre, gane quien gane las elecciones.

«A diferencia de una nueva baja en el CCL y un MEP que se mantiene en torno a los 850 pesos, los futuros de dólar en Rofex están en ascenso para los meses de diciembre y enero, con expectativas de que en el último día y mes del año el dólar mayorista se posicione alrededor de los 700 pesos», marcó Rava.

Con menos demanda de cobertura en dólares, el Banco Central mantuvo su racha compradora. En esta rueda consiguió US$ 37 millones y ya lleva US$ 100 millones en lo que va del mes.

La estabilidad del mercado cambiario no se extendió al segmento bursátil. A nivel local, el Merval perdió 4,3% y también cayeron los ADR que cotizan en Nueva York.

Entre los papeles locales que operan en Wall Street, las bajas fueron generalizadas, con pérdidas de hasta 5,9% para Edenor. En cambio, los bonos siguieron al alza, con aumentos superiores al 2%

«En este contexto, no vemos buenas perspectivas ni para los bonos soberanos en moneda extranjera ni para las acciones, mientras que para los instrumentos en moneda local sugerimos mantener una cartera diversificada entre bonos ajustables por tipo de cambio y por inflación», detalla Cohen.

Rava agregó que «los ADR en dólares no mostraron la mejor cara en el exterior, con casi todos los activos en caídas, lo que se tradujo a un descenso del panel líder en pesos y una exposición del índice Merval que cedió más del 2% en dólares. Asimismo, YPF presentará resultados trimestrales mañana y aunque no se esperan unos resultados que brillen, no se descarta que pueda sorprender y generar expectativas positivas hacia el futuro».

Más Noticias

Noticias
Relacionadas