El oficialismo consiguió en el Senado que se apruebe con reformas la Ley de Alquileres y volverá a Diputados

Pese a las diferencias internas, el oficialismo se aglutinó en el Senado y aprobó con modificaciones el proyecto de Ley de Alquileres manteniendo los contratos de locación de 3 años, como fija la actual legislación, y rebaja de 12 a 6 meses el piso de la actualización.

La propuesta fue aprobada con 37 votos a favor y 29 en contra por lo que volverá a Diputados, donde podrán hacerles cambios y sancionarlo por mayoría simple ya que en la Cámara alta no alcanzó la unanimidad, lo que hubiera obligado al cuerpo revisor a conseguir una mayoría especial para insistir con su propuesta.

El bloque que comanda José Mayans presentó su propio proyecto para regular los contratos de locación, que no sólo mantiene los 3 años de contrato, a diferencia de lo propuesto en Diputados que bajaba a 24 meses los convenios, sino que también fija en 6 meses el piso de la actualización de los alquileres, a diferencia de lo acordado en la Cámara baja que era de 4 meses.

Otro de los cambios que se establece en la propuesta aprobada este jueves en el Senado es que se dispone como mecanismo de indexación al coeficiente Casa Propia que publica el ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. En el proyecto de Diputados se dejaba a las partes que acuerden el índice de actualización y sólo sugería aplicar el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el Índice de Precios Mayoristas (IPM) y/o el Índice de Salarios (IS) o una combinación de dichos índices.

Sobre este punto, el senador oficialista Daniel Bensusán precisó que del índice Casa Propia se tomará el menor indicador entre el promedio de la variación salarial del último año y el promedio de la inflación del mismo periodo.

Además se puntualizó en el proyecto que en los contratos de locación de inmuebles con destino a uso habitacional, el precio del alquiler debe fijarse «en moneda nacional y por períodos mensuales». De esta manera intenta frenar los contratos en dólares y el pago anticipado.

En el Senado también se incorporó que «los ingresos provenientes de contratos de locación de hasta dos inmuebles estarán exentos del pago del Monotributo». Mientras que las partes podrán deducir del Impuesto a las Ganancias la suma equivalente al 10 % del monto anual del contrato de locación.

Se mantienen del proyecto aprobado en Diputados los artículos que establecen que todas las propiedades que se alquilen al monto exceptuada por ser inmueble habitación, que en la actualidad está en los $ 56 millones, no pagarán impuestos por bienes personales cuando se destinen en alquiler. Y las transacciones que se hagan por locación de inmuebles no pagarán impuesto al cheque.

Durante el debate en el Senado, la oficialista Lucía Corpacci justificó las modificaciones al proyecto que tenía la media sanción de Diputados porque según su interpretación esa propuesta «contempla solamente la situación del propietario».

Pero el radical Víctor Zimmemann defendió lo aprobado en la Cámara baja y advirtió que lo propuesto por el Senado «no resuelve el problema de fondo, ya que el inconveniente es económico y de inflación». En tanto, Martín Lousteau apuntó que «en una relación contractual de alquiler está claro cuál es el más débil, el riesgo que tiene el dictamen de mayoría es que, por cuidar al más débil, se lo perjudica por intervenir mal en el mercado”.

En el cierre, la camporista Anabel Fernández Sagasti cargó contra lo aprobado por Diputados porque según su interpretación trajo «incertidumbre, paralización de los contratos». «Por eso, este dictamen con modificaciones tiende a equilibrar el sistema con una visión que defiende al inquilino», completó la mendocina.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas