Un cambio en una cobertura clave del PAMI genera polémica

Un cambio en la forma de adquirir pañales para adultos mayores entre los afiliados del PAMI genera un nuevo conflicto. Hasta el momento, los jubilados podían retirarlos por las farmacias sin costo con una prescripción médica. Sin embargo, ahora se les depositará un monto en su cuenta para que los compren en forma particular.

El PAMI lo anuncia como un beneficio ya que la persona podrá elegir cuál comprar y dónde hacerlo, pero Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad, no lo ve de esa manera.

«Si bien no está confirmado, circularon versiones de que el PAMI dará un máximo de 30 mil pesos al mes cuando hoy, para la media de uso, no se consiguen pañales por menos de 40 mil«, advierte. Por su parte, desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) señalan que, en este contexto de crisis económica, los jubilados podrían utilizar ese dinero para otros gastos y que eso implicaría un “riesgo sanitario innecesario”.

Muchos afiliados ya recibieron el mensaje: “Hola xxx. Este es un mensaje automático de PAMI. Ahora también tenés la libertad de elegir dónde acceder a tus pañales. A partir de este viernes 22 de septiembre, te depositaremos xxx en la cuenta donde cobrás tus haberes jubilatorios para que puedas elegir qué marca y dónde comprar los pañales que habitualmente retirás en la farmacia. No tenés que hacer ningún trámite. Ningún operador de PAMI te va a contactar para acceder a esto. Como siempre, cuidémosnos de las estafas”.

Un texto similar se puede leer en la página web del PAMI bajo el título «Lanzamos una nueva modalidad de entrega de pañales». El anuncio tiene fecha del 19 de septiembre.

Según un comunicado de COFA, “el PAMI decidió, unilateralmente, modificar los procedimientos de provisión de pañales en base a un viejo proyecto que tenía en carpeta. Esta decisión es parte de una larga y compleja negociación iniciada el 14 de agosto pasado a partir de la devaluación cambiaria dispuesta por el Gobierno”.

En ese contexto, la COFA junto a las entidades farmacéuticas firmantes del convenio pañales solicitaron al PAMI «una actualización inmediata del precio, ya que según el acuerdo el próximo incremento estaba pactado para el 14 de septiembre e iba a ser imposible pasar un mes sin modificar el precio de un producto que contiene un alto componente de insumos importados”.

Luego de varias reuniones, «el Instituto oficializó incrementar desde el 22 de agosto el precio en un 15,2%, número que no resultó satisfactorio para los fabricantes cuyo reclamo inicial más que duplicaba ese porcentaje, poniendo a las farmacias en una concreta situación de falta de abastecimiento”.

“La situación alcanzó mayores grados de dificultad cuando, llegada la fecha de actualización del mes de septiembre, el PAMI no dispuso los aumentos convenidos y, por ende, la posición de los fabricantes se volvió aún más cerrada, siendo el margen de la farmacia la única variable de ajuste restante sobre la mesa de negociación, cosa a la que la COFA se opuso”, agregaron.

Según la Confederación, así fue que se llegó a la decisión tomada por el PAMI de salir del modelo de provisión gratuita de pañales a través de las farmacias, vigente desde hace más de una década, para darles a los afiliados una asignación específica para que sean ellos los que los adquieran.

En este sentido, señalaron que en un contexto de necesidad económica, los afiliados podrían derivar ese dinero en otros usos generando «un riesgo sanitario innecesario”.

Consultado por Clarín, Eugenio Semino señaló que el cambio del PAMI “es ridículo”. “Hace un mes que no dan pañales. Las versiones son diversas. Las farmacias dicen que las pañaleras no los mandan y desde las pañaleras dicen que el PAMI no les pagó. No sabemos de quién es la culpa. Pero a partir de esa dificultad es que se da esta modificación”, detalla.

“El tema de la nueva medida es que circularon versiones de que el PAMI le va a dar al afiliado hasta 30 mil pesos por los pañales comprados y esa plata no alcanza porque están, mínimo, 40 mil pesos para la media de uso y ni sabemos cuánto van a estar el mes que viene”, explica.

“Los de COFA están preocupados porque los afiliados puedan gastar esa plata en otra cosa y, en realidad, tienen un punto: hoy un jubilado, con la devolución del IVA y el bono, puede llegar a percibir 150 mil pesos cuando la canasta con gastos de vivienda es de 280 mil. Es decir, que los números no les cierran y es probable que recurran a ese dinero para otros gastos básicos”, aporta.

AS

Más Noticias

Noticias
Relacionadas