Paraguay recurre a Bolivia para comprar el GLP que dejaría de venderle Argentina

El conflicto entre Argentina y Paraguay por la Hidrovía se ramificó hacia otras áreas. Primero, el socio en Yacyretá decidió interrumpir el suministro de electricidad, a raíz de una presunta deuda que mantiene el gobierno de Alberto Fernández con el país vecino. Ahora, se habla de una represalia argentina: consistiría en cortar el suministro de GLP (gas licuado), que Paraguay no posee.

La decisión de paralizar las exportaciones de GLP a Paraguay sería de la secretaría de Energía, que conduce Flavia Royón, pero allí no lo confirman. En el sector también muestran vacilaciones: “No hay una orden oficial de Energía ni nada que se le parezca”, dicen. “Es probable que lo estén evaluando. Pero que tampoco se crea que son exportaciones de mucha plata”, indicaron.

Paraguay parece estar armando un plan “B” frente a una posible represalia argentina. Eddie Jara, titular de la petrolera paraguaya Petropar, señaló que Bolivia volverá a ser proveedor de GLP a ese país. Lo explicó en base a que camiones argentinos que llevan GLP a Paraguay están retenidos en las fronteras, o no pueden salir de las refinerías, según consigna el diario ABC Color.

Según Jara, hay decenas de camiones argentinos cargados con GLP que están detenidos en las fronteras. Según el funcionario, sería una orden de la cancillería argentina.

Paraguay le pidió a YPFB, la principal empresa boliviana, que lo abastezca de gas. La idea sería que un 30% del gas que utiliza Paraguay venga de Bolivia, con posibilidad de llegar al 50%. De esta forma, el stock estaría garantizado -al menos- hasta octubre. Desde allí, Paraguay confía en llegar a un entendimiento con Argentina.

Paraguay decidió retirar «el 100% de la potencia de energía» que le corresponde de la central hidroeléctrica binacional de Yacyretá» hacia Argentina.

Según el presidente paraguayo, Santiago Peña, Argentina está en deuda con Paraguay por US$ 150 millones.

En el Gobierno argentino dicen desconocer las razones de las declaraciones de los funcionarios paraguayos. Manifiestan que equipos técnicos de ambos países trabajan en acuerdos.

Las empresas argentinas están dudando sobre sus próximos pasos en torno a la exportación de GLP. “Necesitamos dólares. Y a Paraguay se le exporta en dólares. No sería criterioso cortar ese abastecimiento. Implica menos entrada de divisas”, confiaron en una empresa del sector. Allí destacaron que tampoco se trata de operaciones de mucho dinero.

Paraguay reemplazará a Argentina con Bolivia. Sin embargo, en el sector advierten que los importes bolivianos son más altos que los argentinos. Y que Paraguay perderá dinero al privilegiar Bolivia sobre Argentina.

La ausencia del caudal eléctrico que viene de Paraguay ya se viene dando y no está complicando el funcionamiento del sistema. El aporte de Paraguay no es fundamental en este momento. Sin embargo, es una muestra del deterioro de ciertas relaciones comerciales bilaterales.

Argentina importa electricidad de Paraguay, Brasil y Uruguay. Pero el principal país al que se recurre es Brasil. Con ese socio existen mecanismos de devolución: a veces Argentina paga, pero en otras devuelve energía cuando no está consumiendo.

En septiembre, la importación de energía fue equivalente al 1,5% sobre el total de la oferta disponible, según datos de la consultora Economía y Energía (EyE). La energía que llega de Paraguay cubre apenas el 0,5% del consumo diario de la Argentina..

«Ustedes saben perfectamente que el lado argentino no nos están desembolsando lo que corresponde con Yacyretá por la cesión de energía. La deuda que se tiene es de US$ 93 millones y que ellos no reconocen. Como también la diferencia de la energía que se entregaba por US$ 18 millones al mes y de repente pagaron apenas US$ 10 millones y que tampoco reconocen», subrayó Alliana, el funcionario paraguayo responsable de esta decisión.

En la secretaría de Energía dijeron que no hubo reuniones con sus contrapartes de Paraguay por la situación de Yacyretá

«No analizamos el tema financiero, debemos recordar que esta es una decisión estratégica y política del gobierno nacional de retirar el 100% de la energía que le corresponde», expresó Sosa en una conferencia de prensa, en la que aseguró que Paraguay tiene «las condiciones técnicas» para hacerlo.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas