miércoles, 24 julio, 2024

En un fallo histórico, confirmaron las condenas a 8 miembros del Clan Loza por narcolavado: penas de hasta 7 años de prisión y multas por casi 378 millones de pesos

Este viernes, en un fallo sin precedentes en el país, la Justicia confirmaron las condenas a ocho miembros del «Clan Loza», una banda delictiva que traficaba cocaína a Europa. Las penas que impuso la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal por lavado de activos provenientes del narcotráfico y asociación ilícita fueron de hasta siete años de prisión y multas por casi 378 millones de pesos.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por el doctor Javier Carbajo -como Presidente- y los doctores Mariano Hernán Borinsky y Guillermo J. Yacobucci, resolvió por unanimidad confirmar las condenas de Alan Loza (4 años de prisión), Estela Mari Gallo (6 años de prisión), Juan Carlos Fernández (4 años y 6 meses de prisión), Clara Luz Fernández (5 años de prisión), Gerardo César Guccione (7 años de prisión) y Javier Eduardo Silveira López (4 años de prisión).

Por mayoría, también se confirmó la condena de Gonzalo Loza a 6 años de prisión, se absolvió a Erwin Loza y William Oscar Weston Millones por uno de los sucesos calificados como contrabando de divisas, mientras que se mantuvo la condena por los delitos de lavado de activos y asociación ilícita. Además, también por mayoría, se anuló un decomiso de $8191,37 depositada en una cuenta corriente de Américo Alfredo Santi (condenado a 4 años y 6 meses de prisión).

Según se indicó en el fallo, las condenas fueron «por integrar una organización ilícita que traficaba material estupefaciente desde Argentina hacia España para luego contrabandear divisas a la Argentina y lavar activos mediante la compra de propiedades inmobiliarias y autos de alta gama».

Además, la condena incluyó también multas económicas que alcanzan casi los 378 millones de pesos y el decomiso de los bienes obtenidos mediante las maniobras ilegales.

Se pudo probar que los acusados compraban muebles e inmuebles, entre los que se incluyen vehículos de alta gama y propiedades inmobiliarias, para darle apariencia legal a los fondos provenientes del narcotráfico.

Se acreditó en la investigación que la banda traficaba estupefacientes (principalmente el contrabando desde Argentina hacia España de clorhidrato de cocaína), contrabandeaba divisas desde Europa hacia el país y lavaba activos provenientes de las ganancias producidas por sus actividades ilícitas precedentes.

En 2017, se les detectó en España un cargamento de más de una tonelada de cocaína. La droga luego era distribuida a varios puntos de Europa.

DB

Más Noticias

Noticias
Relacionadas