Apretado por el calendario electoral, Sergio Massa ya mandó al Congreso el proyecto de devolución del IVA

Ante la presión del calendario electoral y en medio de una fuerte escalada inflacionaria, el ministro y candidato presidencial Sergio Massa envió este viernes al Congreso el proyecto de devolución del IVA para las compras con tarjeta de débito, que ya comenzó a aplicarse desde el lunes pasado.

Desde el bloque del Frente de Todos que comanda Germán Martínez confirmaron a Clarín que la intención del oficialismo es convocar a una reunión informativa de la comisión de Presupuesto para el próximo miércoles o jueves.

Si se repite la mecánica mediante la cual se aprobó la reforma del impuesto a las Ganancias, otra de las medidas de campaña del ministro Massa, la próxima semana pasarán los funcionarios del equipo económico para dar detalles de la medida y responder a las consultas de los diutados.

Luego se convocaría para la siguiente semana a una segunda reunión de la comisión de Presupuesto, que preside Carlos Heller y que controla el oficialismo, con la intención ya de emitir dictamen para habilitar su tratamiento en el recinto. Sin embargo, desde el kirchnerismo evitaron dar mayores precisiones de cómo será la ruta legislativa del proyecto.

Massa está presionado por el calendario electoral, ya que el próximo 27 de septiembre, es decir 25 días antes de las elecciones, comienza a regir la prohibición de anuncios electoralistas.

Los principales puntos del proyecto de devolución del IVA

La iniciativa que crea el programa «Compra sin IVA» forma parte de las distintas medidas que el candidato de Unión por la Patria viene anunciado en medio de la campaña con miras a las elecciones del 22 de octubre.

En este caso, el tigrense presentó esta propuesta luego de la brutal devaluación que no sólo deterioró el poder adquisitivo sino que además provocó un fuerte crecimiento de la pobreza.

El beneficio tiene un tope de $ 18.800 por mes en comercios minoristas y mayoristas inscriptos en AFIP, de acuerdo a lo anunciado en la presentación de la propuesta luego de conocerse la inflación récord de agosto.

La medida es para trabajadores en relación de dependencia con un sueldo bruto de hasta seis salarios mínimos ($ 708.000), monotributistas, empleadas de casas particulares, titulares de AUH, y jubilados y pensionados con hasta seis haberes mínimos ($ 524.760).

En uno de los párrafos se deja abierta la posibilidad de «ampliar» la lista de beneficiados por este descuento impositivo, que fue presentado en un contexto de fuerte crecimiento de la pobreza, que trepó de 36,5 % al 40,1 % en un año.

Asimismo, en el proyecto se aclara que el descuento es para los bienes incluidos en la canasta básica de alimentos.

«Los impuestos indirectos tienen un alto impacto en quienes destinan al consumo la mayor proporción de su ingreso. Esta propuesta conduce a disminuir ese efecto, teniendo en cuenta que se trata de sectores de menores ingresos, atenuando claramente la regresividad del sistema», se destacó en los fundamentos.

Sin embargo, en el proyecto no se da una estimación del costo fiscal que tendrá esta medida, ni tampoco se fija un plazo de aplicación.

Hasta el momento, el ministro indicó que el programa se extendía hasta el 31 de diciembre, pero había intención de extenderlo en el tiempo y ampliar el tope del reintegro.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Importarán más fueloil y gasoil

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa)...

Feriados en junio 2024: cuándo son y cuántos fines de semana largos hay

Según el calendario oficial de feriados, habrá una semana...