miércoles, 17 julio, 2024

Por la devaluación, en Economía esperan una inflación de 11% para septiembre

El Gobierno tomó nota de un dato inquietante: el traslado de la devaluación a precios no terminó y continuó en septiembre. Eso significa que el próximo dato oficial con la inflación del mes corriente, que se conocerá el 12 de octubre, una semana antes de las elecciones, rondará en torno al 11%, según cálculos oficiales. O sea más bajo que el 12,4% de agosto difundido la semana pasada.

El índice previsto es el segundo récord más alto en los últimos 30 años y una nueva señal de las dificultades que enfrenta Sergio Massa para encaminar el retorno del IPC a un dígito. Sobre todo después del pico de agosto que el ministro de Economía consideró «dramático».

En el equipo económico, observan que en septiembre hubo un «arrastre» de la devaluación, que hizo «volar» los alimentos y bebidas un 15,6% en agosto. Y que, si bien hubo una desaceleración de los en las últimas semanas, la suba del mes estará en «dos dígitos», algo que no se registraba desde el 2002.

Se trata de un escenario diferente al «camino de reducción» que esperaba Massa para septiembre, octubre y noviembre, como anunció la semana pasada. La expectativa ahora es que las medidas en marcha para contener la estampida inflacionaria se reflejen con más nitidez en octubre.

Esto es el impacto del congelamiento del dólar a $ 350, la suba de la tasa de referencia a 118% (TNA), la suspensión de ajustes de tarifas de servicios públicos y acuerdos extendidos de precios con retoques del 5% mensual. Todas medidas que fueron tomadas después de la derrota en las PASO y el salto del dólar del 22%.

Sin embargo, como sus efectos sobre los precios se demoraron más de lo previsto, la secretaría de Política Económica, encabezada por Gabriel Rubinstein, publicó el viernes pasado su primer informe semanal de inflación, dos días después de conocerse el último IPC del INDEC, cuya periodicidad es mensual.

En la primera semana de septiembre, el nuevo indicador -que mide principalmente alimentos- habría alcanzado un valor del 2,1%. La lectura oficial fue que la suba, si bien sigue siendo muy alta, está «bastante más en línea» con guarismos previos a la devaluación y que esperan que se consolide la «tendencia a la baja».

Al parecer, la decisión de anticipar el dato inflacionario busca «amortiguar» la mala noticia en septiembre. El próximo informe se conocerá este viernes, pero las consultoras no son optimistas: EcoGo relevó una variación de 2,5% en los alimentos en la segunda semana y proyecta una inflación del 11,1% mensual.

«La publicación con periodicidad semanal del índice de precios refleja la realidad de una inflación que tiende a duplicarse año a año, desde 2022 y también en 2023», señaló la Fundación Capital en un informe, donde advirtió que el noveno mes «no quebrará la barrera de los dos dígitos mensuales (10,8% estimado)».

Esto se debe al arrastre estadístico que dejó la devaluación para septiembre y algunos efectos de segunda ronda (por ejemplo, el costo del transporte de carga por la suba de los combustibles). Así, la inflación en el bimestre sería del 24,7%, consumiendo en solo dos meses la «competitividad» ganada por el salto cambiario.

Para octubre, la Fundación Capital estima que el índice precios al consumidor podría mostrar una moderación (8,4% mensual) desde los máximos previos. Pero los analistas coinciden en que la política económica continuará fogoneando la inflación, por lo que la desaceleración será transitoria.

Hay varios factores de presión. En octubre, finaliza el dólar soja IV y se prevé el regreso de las tensiones cambiarias. La brecha cambiaria -hoy en torno al 110% con el CCL libre- podría volver a recalentarse en un contexto de reservas débiles y mayor incertidumbre por la cercanía de las elecciones y los pagos del FMI.

Por otra parte, las medidas de alivio a los bolsillos en plena campaña (bonos, el alivio en Ganancias y reintegro del IVA) profundizarán el deterioro de las cuentas públicas y aumentará la emisión monetaria, si no se amplía la recaudación o reducen gastos. También será clave que hará el gobierno con el plan «congelar», que termina en octubre.

«El gobierno intenta avanzar en medidas que buscan compensar, aunque en forma muy desigual y arbitraria, la pérdida de poder adquisitivo originada en la aceleración inflacionaria», señaló IERAL. En ese marco, las proyecciones privadas contemplan una inflación anual de entre el 150 y el 180% anual.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Rosendo Fraga: «Para Milei es más importante Elon Musk que Trump»

El historiador Rosendo Fraga sostuvo que lo mas probable...

Colin Firth se une al elenco de la serie de «El joven Sherlock Holmes»

El ganador del Oscar Colin Firth formará parte del...

El impactante accidente de L-Gante en Paraguay: se cayó del escenario

Elián Valenzuela, reconocido artísticamente con el nombre L-Gante, viajó...

Se hará el primer censo swinger del país: qué se busca y cuál es el requisito indispensable para participar

La Asociación Swinger Liberal Argentina quiere saber cuántos son...