Von der Leyen anuncia en Lampedusa un plan europeo para responder a la crisis migratoria

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este domingo desde la isla italiana de Lampedusa, epicentro de la crisis migratoria en el Mediterráneo, un plan de acción europeo para contener la inmigración irregular y compartir la gestión de los traslados de migrantes llegados a las costas italianas.

«He venido a Lampedusa para decir que la inmigración ilegal es un desafío europeo y requiere una respuesta europea», afirmó Von der Leyen acompañada de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, quien invitó a la líder europea tras la llegada de más de 10.000 migrantes a la isla en apenas tres días. “Seremos nosotros los que decidamos quién llega a Europa y no los traficantes”, añadió la dirigente europea.

El programa anunciado consta de diez compromisos, entre ellos un mecanismo de solidaridad para que otros países europeos transfieran migrantes llegados a Lampedusa fuera de Italia, actualizar la legislación europea contra el tráfico de personas y definir nuevos corredores humanitarios legales y seguros.

El anuncio se ha producido después de que las dos dirigentes visitaran varios puntos de la isla, como el muelle de Favaloro, al que llegan muchas de las pateras que desembarcan en Lampedusa. Antes se habían encontrado con una protesta de isleños en las inmediaciones del aeropuerto, unos manifestantes a los que Meloni dedicó unos minutos para escuchar sus reivindicaciones. “La isla está en mi corazón, estamos haciendo lo posible y yo misma me ocuparé de la emergencia”, les dijo la primera ministra, según recoge el ‘Corriere de la Sera’.

«El futuro de Europa se juega aquí, porque el futuro de Europa depende de la capacidad de Europa de afrontar los grandes desafíos», como estos flujos migratorios sin control, declaró Meloni posteriormente en una rueda de prensa junto a Von der Leyen. La dirigente ultraderechista afirmó que la única manera de detener la crisis migratoria pasa por trabajar en origen impidiendo a los migrantes que puedan subir a las embarcaciones para tratar de cruzar el Mediterráneo.

“Sigo diciendo que frente al flujo de llegadas no resolveremos el problema hablando de redistribución. El único modo de afrontar seriamente el problema consiste en detener las salidas ilegales. Esto es lo que dicen tanto los ciudadanos como los refugiados”, dijo la primera ministra italiana.

Nuevas llegadas irregulares

La visita de la presidenta de la Comisión ha coincidido con nuevas llegadas de migrantes a Lampedusa. En las horas previas a su aterrizaje unas 1.000 personas más han llegado a las costas de la isla, según informa EFE. De acuerdo con la Cruz Roja italiana, que gestiona el centro de acogida del puerto, hay unas 1.500 personas esperando a ser trasladadas a unas instalaciones que cuentan con capacidad para 400. Y el suma y sigue no cesa.

El buque Geo Barents, de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), rescató entre el saábado y este domingo a más de 471 migrantes, entre los cuales 205 menores, durante 11 misiones de salvamento coordinadas con las autoridades italianas, que han asignado el puerto de Brindisi (en el sur de la península) para su desembarco.

Desde Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó que los líderes europeos hablarán sobre migración en la cumbre informal que celebrarán el 6 de octubre en Granada, coincidiendo con la presidencia de la UE que España ostenta este semestre y que volverán a tratar el asunto en la reunión formal que mantendrán el 26 y el 27 de octubre. «La migración es un reto europeo que requiere una respuesta europea. No se dejará solo a ningún Estado miembro», escribió Michel en la red social X.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas