Acuerdo comercial con Brasil: otro “golpe de magia” que descomprime al BCRA

Argentina y Brasil anunciaron este lunes un acuerdo comercial que le permitirá al Banco Central disponer de dólares con los que no contaba y de esta manera ponerle un freno a la sangría de reservas, en un año en el que se espera que por la sequía, se vea afectado el ingreso de divisas; por lo que…

acuerdo-comercial-con-brasil:-otro-“golpe-de-magia”-que-descomprime-al-bcra

Argentina y Brasil anunciaron este lunes un acuerdo comercial que le permitirá al Banco Central disponer de dólares con los que no contaba y de esta manera ponerle un freno a la sangría de reservas, en un año en el que se espera que por la sequía, se vea afectado el ingreso de divisas; por lo que el especialista en mercados internacionales Marcelo Elizondo, tachó la medida como “otro golpe de magia” que descomprime al BCRA.

Los ministros de Economía de la Argentina, Sergio Massa, y su par de Brasil, Fernando Haddad, anunciaron en la víspera un acuerdo entre el Banco Nación y el Banco do Brasil para el financiamiento de importaciones nacionales desde Brasil. 

“Hemos decido avanzar en un acuerdo entre el Banco do Brasil y el Banco Nación con un esquema de garantías que, nos va a permitir acelerar el proceso de abastecimiento y exportación de empresas de Brasil a la Argentina y de suministro de empresas argentinas con empresas brasileras”, señaló Massa al respecto. 

“Tiene para la economía argentina una fortaleza que es que, ese financiamiento que el Banco do Brasil provee a empresas brasileñas para proveer a la Argentina deja de necesitar de dólares de nuestro Banco Central”. 

Por las tensiones cambiarias, el Banco Central volvió a ajustar las tasas de interés

Massa agregó que el acuerdo aplicará para parte de los suministros de “bienes intermedios” de las empresas que se abastecen en el gigante sudamericano. 

Importaciones sin necesidad de dólares

Según las palabras del tigrense, el Banco do Brasil asumirá un compromiso con las empresas brasileñas y el Banco do Brasil, con las argentinas. “Al aumentar la línea de crédito del Banco do Brasil a 366 días, la obligación de pago de las divisas se corre un año y un día; y ese es el impacto positivo que habrá en las reservas del BCRA porque la operación de pago es automática por parte del Banco Nación y el financiamiento en reales lo realiza el Banco do Brasil a las compañías brasileras”, explicó Massa. 

Cabe destacar que la Argentina cerró el 2022 con un déficit acumulado bilateral de US$ 2.250 millones, según los datos preliminares del Ministerio de Economía de Brasil. De esta manera se revirtió la excepcional situación de 2019 y 2021, años que presentaron superávit para la Argentina, y se volvió al rojo bilateral habitual. La regla desde 2004 según un informe de la consultora ABCEB. 

De todas formas, el déficit de 2022 fue menor al de los años anteriores (2004-2018) cuando promediaba los US$ 3.500 millones anuales.  

El rojo fue consecuencia de importaciones que crecieron muy por encima de las exportaciones. En detalle: mientras que las importaciones totalizaron los USS 15.358 millones y crecieron un 29,3% de manera interanual, las exportaciones llegaron a USS$ 13.104 millones (+9,7% i.a.), explica la consultora. 

“Esta era una de las cosas que se estaba pidiendo desde Argentina por la falta de dólares en el BCRA, la posibilidad de hacer un cambio comercial utilizado la moneda local, es decir el peso y el real”, señaló a PERFIL Gustavo Perego, director de ABCEB.

¿Cuál es el objetivo concreto?

“El objetivo de esta propuesta es que se puedan emplear las monedas locales en el momento de la transacción y que tanto el Banco Nación como el Banco do Brasil puedan operar como garantes a partir de un Fondo Soberano que sería el que otorga la garantía a los bancos para poder transaccionar con monedas locales”, explicó Perego y agregó: “Esto ayudaría a darle una mayor fluidez principalmente a la necesidad de importaciones que tiene Argentina que hoy se encuentra estrangulad por escasez de dólares para segur importando”.

“Posiblemente, el mayor beneficiado si esto se llegara a aplicar, sería el sector automotor que es el que hoy viene sufriendo más fuertemente la necesidad de importar piezas”, agregó. 

Todos los detalles de “Sur”, la moneda común entre Argentina y Brasil

“El acuerdo se produce en un momento en el que Argentina tiene que darle mayor dinamismo a la relación bilateral con Brasil, por lo que resulta positivo. Sin embargo, este pacto va a impactar más favorablemente a las exportaciones de Brasil hacia la Argentina, ya que pretende ganar un poco de mercado a la entrada de los productos industrializados chinos”, acotó Perego. 

En esa misma línea contestó a este medio Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales y Presidente de la oficina de Argentina de la International Chamber of Commerce (ICC).

“Lo que se está logrando con Brasil en este momento no es menor, porque nosotros le importamos a Brasil US$ 15.000 millones y este mecanismo le permite al Banco Central reducir la tensión sobre la demanda de divisas. Otro golpe de magia de acceso a dólares que no estaba previsto para el BCRA”, aseveró Elizondo. 

¿Reduciría el déficit de la balanza comercial del lado argentino?

“No. No creo que lo pueda reducir porque el comercio exterior argentino tiene un problema de déficit estructural. Cuando la economía está funcionando bien presenta falta de competitividad, por lo que hay que hacer un trabajo interno para ser más competitivos. Un punto que debería trabajar el Gobierno es sobre las normas de facilitación del comercio con Brasil”, contestó Perego. 

¿Ventajas y desventajas?

“La ventaja no es para los importadores argentinos sino para el BCRA, ya que tiene un tipo de cambio fijo a un valor muy inferior al del mercado, lo que genera una sobre demanda o una infra oferta, porque no tiene dólares suficientes para hacer frente a la oferta. No solo afecta al ahorro, sino también al comercio que está sometido a límites por el SIRA. También le quita la incertidumbre al importador argentino de sí el Central te va a dar los dólares que necesitas o no para concretar la importación”, explicó Elizondo.

“Ahora, la alerta, es que obliga a la empresa argentina a endeudarse porque se financia a 366 días. Entonces, la pregunta es: ¿A cuánto se va a tener que pagar ese dólar que se debe?”, se cuestionó. 

Y en la misma línea finalizó: “Entonces, por un lado, se reduce la presión y se garantiza el acceso a dólares, pero se obliga a un financiamiento y se deben dólares a 366 días, sin saber cuánto va a costar el dólar. Posiblemente haya otro gobierno y desconocemos el régimen cambiario”.

LR / MCP

También te puede interesar