Un inolvidable festejo se desató con el penal de Lautaro y la lluvia sobre Buenos Aires

“Siento que lo mal que lo pasé valió la pena”, fue una de las frases de la gente que resume lo vivido este viernes entre los que se juntaron a ver el partido en pantalla gigante. 09/12/2022 20:04 Clarín.com Sociedad Actualizado al 09/12/2022 20:04 La lluvia trajo suerte a los espectadores de Argentina contra Países Bajos en…

un-inolvidable-festejo-se-desato-con-el-penal-de-lautaro-y-la-lluvia-sobre-buenos-aires

“Siento que lo mal que lo pasé valió la pena”, fue una de las frases de la gente que resume lo vivido este viernes entre los que se juntaron a ver el partido en pantalla gigante.

09/12/2022 20:04

Actualizado al 09/12/2022 20:04

La lluvia trajo suerte a los espectadores de Argentina contra Países Bajos en Parque Centenario, uno de los escenarios en los que público pudo disfrutar en este viernes feriado de este partido de cuartos de final en pantalla gigante. Fue en ese instante, cuando caían las primeras gotas, que Lautaro Martínez convirtió el penal que le dio el paso a la Selección a la semifinal.

La alegría finalmente se desató luego de 120 minutos de angustia y penales. Fue un enfrentamiento plagado de sufrimiento y un calor sofocante. Pese a que la temperatura llegó a 38 grados, argentinos y extranjeros se reunieron ante la pantalla que el Gobierno porteño dispuso en el parque.

Toda la angustia por haber tenido que llegar a los penales sin haber podido definir las cosas en el campo de juego quedó atrás cuando los jugadores de la albiceleste se encontraron en el abrazo final. El partido había terminado después de tres intensas horas.

Hubo abrazos, gritos y llanto cuando se produjo el gol que Argentina necesitaba para clasificar a semifinales, y luego de que el Dibu Martínez le atajara dos penales a los rivales.

“No puedo creerlo. Fue muy duro todo el partido y terminarlo de esta manera… Siento que lo mal que la pasé valió la pena”, dijo conmovido Gustavo, que vino al parque por primera vez a ver el partido.

La expectativa en la definición. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

Y agrega: “Voy a seguir viniendo a alentar a la Selección acá hasta el campeones. Confío en que así será”.

La angustia también la padecieron Rowen y su pareja Liana, oriundos de Alemania. “Este país no para de demostrar lo bueno que es jugando al fútbol. Aunque no fue el mejor partido de Messi, en los minutos de alargue se lució y su gol de penal fue increíble”.

La multitud que siguió el partido en el Parque Centenario. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

El pogo que se armó tras el final del partido arrastró a la pareja de alemanes a sumarse. Niños, adultos y personas de la tercera edad gritaron ese último gol como si hubiesen ganado la copa.

Algunos minutos después, los gritos se fueron apagando y la gente se dispersó porque la lluvia se volvía cada vez más intensa. Caía la noche y el sonido de las bocinas de los autos se volvía omnipresente en las áreas aledañas al Parque Centenario.

La felicidad de los hinchas con el triunfo de Argentina. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

“Messi va a traer la copa”, le decía un chico a su padre mientras ambos dejaban atrás la pantalla gigante. El deseo de él era el de todos.

De a poco, la multitud se fue desarmando y salieron en distintas direcciones. Los puestos de comida y bebidas ya no estaban.

Locura por la Selección, con un nuevo triunfo del equipo de Scaloni. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

Pasadas las 19, algunos seguían festejando en el parque bajo la lluvia. “Vine con mi mamá porque vivimos en Caballito y queríamos alentar a la Selección con más hinchas”, dice Camila (19).

Su madre, Adriana (56), confió en que será posible el triunfo del país. Y resumió: “Sufrimos mucho, pero la recompensa fue enorme”.

Mientras tanto, un grupo de diez chicos seguían saltando con los gorros blancos y celestes que regalaban al comienzo del partido. La lluvia no los ahuyentaba, aunque sus padres desde un costado les gritaban que ya era hora de irse. El partido, al igual que la visita a la plaza, había finalizado.

PS