Los 40 años de Thriller: todos los detalles del videoclip de Michael Jackson que costó 800 mil dólares

La leyenda cuenta que, un viernes de 1982, Michael Jackson vio el filme de John Landis, Un hombre lobo americano en París, y se le ocurrió hacer un videoclip musical de terror.  En 1983, un año después, contactó al director y al famoso director de maquillaje, Rick Baker, para que lo transformaran en hombre lobo en…

los-40-anos-de-thriller:-todos-los-detalles-del-videoclip-de-michael-jackson-que-costo-800-mil-dolares

La leyenda cuenta que, un viernes de 1982, Michael Jackson vio el filme de John Landis, Un hombre lobo americano en París, y se le ocurrió hacer un videoclip musical de terror. 

En 1983, un año después, contactó al director y al famoso director de maquillaje, Rick Baker, para que lo transformaran en hombre lobo en el video. El resultado fue el video más famoso de la historia, que redefinió al género y demostró que una “herramienta promocional de difusión” podía tener calidad cinematográfica.

Michael Jackson junto a los zombies de Thriller.

La costosa filmación

El rodaje arrancó en octubre de 1983. El guión fue escrito por John Landis y Michael Jackson, y dirigido por el propio Landis. Se filmó en un formato de 35 mm., lo que, junto con la transformación del hombre lobo en tiempo real, revolucionó la manera de crear videos musicales, y marcó un antes y un después en la entonces incipiente industria del videoclip.

El costo de 800 mil dólares fue financiado por su discográfica CBS, el canal MTV y Showtime.

Michael Peters fue el coreógrafo encargado de crear y cuidar cada detalle de la realización del baile para Thriller. Largas jornadas de ensayos con el grupo de bailarines y ante la mirada del director del cortometraje, John Landis, trajeron como resultado la coreografía quizá más imitada, repetida, y bailada de la historia.

Escena del video de Thriller, de Michael Jackson.

Ese baile de más de 5 minutos, que incluye pasos que se han vuelto símbolos, fue premiado como la mejor coreografía en los premios MTV.

Esa coreo ha sido imitada, repetida y representada miles de veces durante las últimas cuatro, y fue en México donde se logró el récord Guinness de más personas bailando Thriller al mismo tiempo: en la plaza del Monumento a la Revolución se reunieron 50 mil personas en 2009, para hacer un baile masivo con los pasos del Rey del Pop.

Además del video –que rompió barreras–, de la coreografía, de la canción misma, y de los récords de venta como álbum, Thriller dejó para la historia otros símbolos. Uno de ellos es la campera roja con una V negra en el pecho, que Michael usa en durante gran parte del video.

La prenda original, autografiada por el mismo Jackson, alcanzó un precio de 1.8 millones de dólares en una subasta realizada por la casa Julien’s, en Beverly Hills, en 2011.

El video incluso en 2009 fue declarado Patrimonio Histórico por el Congreso Nacional de los Estados Unidos. Y fue el primer video musical incluido en el Registro Nacional de Cine de su país, por ser considerado “cultural, histórica y estéticamente significativo”.

El guión

Michael Jackson junto a su novia en el video de Thriller.

La primera escena se ambienta como las películas de serie B de los años 1950: Michael y su novia (Ola Ray) viajan en un coche y se quedan sin gasolina, de noche y en una zona boscosa. Caminan por el bosque, y Michael comienza a cortejar a la chica. Ella lo acepta formalmente como novio y él le regala un anillo.

De pronto aparece la luna llena y Michael comienza a sufrir convulsiones y se transforma en un hombre lobo. Su novia grita y huye despavorida, pero el hombre lobo la alcanza, la acorrala, y se abalanza sobre ella con sus garras.

La escena se corta en ese instante, y la misma pareja aparece en un cine actual, rodeados de un asustado público, viendo una película de nombre Thriller. Toda la historia anterior sería propia de la película que se está proyectando. Michael sonríe, pero su novia, muy asustada, le dice que quiere irse. Michael se acerca hasta ella, exclamando “¡Es solo una película!”.

Michael y su novia salen a la calle sobre la que cae la niebla, y él le empieza a cantar los primeros versos de la canción (“Es cerca de medianoche y algo maléfico está acechando en la oscuridad”), haciendo muecas cómicas que hacen reír a la chica. Continúan andando y pasan por un cementerio donde los cadáveres de repente empiezan a salir de sus tumbas. Michael y su novia son rodeados por los zombis.

La música se detiene y los zombis los atacan. De pronto, Michael también se convierte en un zombie. Michael y los zombis comienzan a bailar ante su asustada novia, que empieza a correr para huir de ellos. La joven es perseguida hasta una casa abandonada, donde los zombis y Michael se aproximan rompiendo lo que encuentran a su paso. Justo antes de ser atrapada, ella se despierta y se da cuenta de que todo era un sueño.

La famosa última escena del video de Thriller, de Michael Jackson.

Michael le pregunta “¿Cuál es el problema?” y se ofrece a llevarla a casa. El vídeo finaliza con Michael volviéndose hacia la cámara: se ríe y deja ver sus ojos amarillos diabólicos mientras suenan las carcajadas de Vincent Price.

MFB