Batallón inglés

El Museo Sheikh Faisal Bin Qassim Al Thani es tan grande y estrambótico como su nombre, el del jeque que construyó este palacio árabe en el desierto de Al Shahaniya, 40 km. al oeste de Doha, en el centro geográfico de Qatar. Este miembro de la familia Al Thani dedicó su vida a comprar todo…

batallon-ingles

El Museo Sheikh Faisal Bin Qassim Al Thani es tan grande y estrambótico como su nombre, el del jeque que construyó este palacio árabe en el desierto de Al Shahaniya, 40 km. al oeste de Doha, en el centro geográfico de Qatar. Este miembro de la familia Al Thani dedicó su vida a comprar todo tipo de objetos, desde una máscara beduina hasta un avión de los que sobrevolaban el desierto hace 100 años, y los amontonó en su palacio.

El Estadio Ahmad bin Ali está muy cerca de aquí, ya en la ciudad de Al Rayyan. En efecto, es el estadio del Al Rayyan, el segundo equipo con más títulos de la liga qatarí. Se empezó a construir en el 2001, se inauguró en el 2003, se derribó en el 2016, y se volvió a construir para la Copa del Mundo en el 2020. Este estadio con capacidad para 45.000 personas ya luce las banderas de Inglaterra y Gales, que protagonizarán un duelo británico.

Tiki taka y gol

Antes se tiene que decidir el segundo clasificado del grupo A entre Ecuador y Senegal. Sobre el final del primer tiempo Hincapié lo arrolla a Ismaila Sarr y es claro penal para los africanos, lo patea con clase el mismo Ismaila, siempre Ismaila, y Senegal se pone en ventaja. Ecuador empata en un córner que peina Torres y empuja el todoterreno Moisés Caicedo en la boca de gol. Pero la alegría sudamericana no dura nada, un centro al área ecuatoriana lo despeja corto el goleador Valencia y con una buena volea el poderoso central del Chelsea Kalidou Koulibaly le da la victoria a Senegal. Senegal 2, Ecuador 1. Los africanos celebran la clasificación dedicándosela al ausente Sadio Mané. El Ecuador de Gustavo Alfaro dejó una buena imagen en el Mundial, pero se queda afuera en la primera fase a pesar de los tres goles de Enner Valencia.

En el otro partido del grupo, Países Bajos tenía que certificar el primer puesto contra la eliminada Qatar. Cody Gakpo aceleró una vez, y definió de derecha, abajo, ajustado al palo, para abrir el marcador y meter su tercer gol en el Mundial, compartiendo liderato en la tabla de goleadores. Apenas comenzado el segundo tiempo, gran control y definición rápida de Depay, tapada del arquero, y la pelota que queda botando en la línea la empuja al gol el que siempre está llegando, el bueno de Frenkie de Jong. Países Bajos 2, Qatar 0. La Holanda de Van Gaal gana su grupo y es favorita para pasar a Cuartos.

La FIFA autorizó en los estadios “gestos de apoyo” a las manifestaciones en Irán

El duelo entre Inglaterra y Gales

En el estadio del Al Rayyan ya suenan los himnos de Gales, con la bandera del dragón imponente en un lado de la cancha, e Inglaterra, entonado a voz en cuello por sus hinchas. Los ingleses están virtualmente clasificados, y hacen varios cambios para que sus jugadores descansen, aunque no tocan su columna vertebral. Gales necesita ganar y que empaten en el otro partido del grupo, se antoja muy complicado para los de Gareth Bale.

Más complicado aún se torna en el campo, donde domina, casi sin quererlo, Inglaterra. Harry Kane, que con su fantástica visión de juego se está convirtiendo en un asistidor más que en un goleador en este Mundial, lo deja mano a mano a Rashford frente a Danny Ward, que sale a toda velocidad y tapa el primero.

El partido se va decantando poco a poco para los ingleses, que ganan los duelos individuales, e imponen su dominio en todo el campo. Tan solo les falta el gol, y quieren hacer el más bonito del campeonato, taco de Bellingham para Walker, taco de Walker para Bellingham, taco de Bellingham para Foden, media vuelta y afuera.

Gales termina el primer tiempo consiguiendo patear al arco, bueno, apuntar al arco y patear a la tribuna. El tiro de Allen es un resumen de lo que asustan los dragones.

Gareth Bale no ha tocado la pelota, ni siquiera sale a jugar el segundo tiempo. Gales parece que tampoco. Phil Foden conduce a toda velocidad eliminando galeses hasta que lo bajan en la puerta del área. Tiro libre peligroso. Lo prepara Marcus Rashford. El jugador del Manchester United le pega al segundo palo y mete un golazo espectacular. 1 a 0. Se veía venir.

El mediocampista de Inglaterra Jordan Henderson celebra el triunfo Inglaterra. FOTO: AFP 

El batallón inglés. FOTO: Twitter

Al minuto siguiente, recupera Rashford, recibe Harry Kane, ya sabe, el gran asistidor de Inglaterra, no necesita nada, un movimiento, y le coloca la pelota servida a Phil Foden para que la empuje a la red. 2 a 0 en un abrir y cerrar de ojos. Sí, Rashford y Foden, ayer eran Saka y Sterling, mañana serán Grealish y Wilson, son un batallón, son todos buenos, unidad A, unidad B y unidad C.

Hasta Pickford tiene la oportunidad de lucirse en un tiro de Moore que desvía Maguire y le obliga a corregir al arquero. Ahora se luce Kalvin Phillips con un pase largo para Marcus Rashford, Marcus is on fire, dribla de derecha a izquierda y saca un zurdazo seco que se cuela entre las piernas de Ward. Es el 3 a 0. Es el segundo de Rashford, su tercero en el Mundial.

El batallón inglés sigue avanzando, ahora es Wilson el que asiste a Bellingham y el arquero galés la saca como puede. Para colmo, Maguire y Stones, en lugar de quedarse a descansar, van a buscar otro córner, la baja Harry, la pega John por arriba. Para completar la nómina del batallón, tienen un gaucho, lo ponen un ratito nomás a Jack Grealish, pero ese ratito lo disfrutamos un montón.

Inglaterra 3, Gales 0. Los ingleses lo celebran con su público, se enfrentarán a Senegal en Octavos de Final, en un partido que se presenta muy accesible. Los galeses… los galeses lo celebran todavía más, han quedado eliminados, últimos en su grupo, pero han llegado hasta aquí. Los ingleses ya se han ido, los dragones, con Gareth Bale al frente, siguen aplaudiendo a su público, que les felicita por haber traído a Gales a un Mundial 64 años después de su única participación anterior.

El delantero de Gales, Gareth Bale y sus compañeros aplauden a la multitud después de ser derrotados por 3-0 por Inglaterra. FOTO: AFP

En el otro partido del grupo, el de los buenos contra los malos, Irán y Estados Unidos se jugaban un puesto en los Octavos de Final. El que decidió el partido, quién sino, fue Christian Pulisic convirtiendo en gol una asistencia de cabeza de Sergiño Dest. No pudo empatarlo el equipo de Tahremi e Irán se vuelve a quedar afuera del Mundial en primera fase. Estados Unidos 1, Irán 0. Los norteamericanos tendrán que enfrentar a Países Bajos en los Octavos de Final.

Los ingleses salen festejando del estadio. Nosotros nos vamos pensando en mañana. Argentina se juega la clasificación contra Polonia. No solo eso, tendrá que demostrar que está a la altura de los que aspiran a quedarse con este Mundial. A la altura de Francia, de Brasil, de Portugal, de España, de esta Inglaterra que mete miedo con cada uno de sus soldados.

Andrés Margolles desde Al Rayyan, Qatar

También te puede interesar