Rodrigo Palacio se retiró del fútbol a los 40 años

Rodrigo Palacio, uno de los mejores delanteros argentinos de los últimas dos décadas, decidió este lunes retirarse de la práctica activa del fútbol. El bahiense, de 40 años, tomó la determinación luego de terminar su contrato con el Brescia, equipo que milita en la Serie B de Italia. La Joya tuvo una extensa carrera que…

rodrigo-palacio-se-retiro-del-futbol-a-los-40-anos

Rodrigo Palacio, uno de los mejores delanteros argentinos de los últimas dos décadas, decidió este lunes retirarse de la práctica activa del fútbol. El bahiense, de 40 años, tomó la determinación luego de terminar su contrato con el Brescia, equipo que milita en la Serie B de Italia.

La Joya tuvo una extensa carrera que comenzó Bella Vista de Bahía Blanca y siguió en Huracán de Tres Arroyos, donde fue una de las piezas clave para que el equipo llegara a Primera División a principios de 2000.

De ahí saltó a Banfield, donde fue dirigido por Julio Falcioni e inmediatamente llamó la atención por su velocidad y su capacidad de resolución -fue uno de los artífices de la primera clasificación a una copa internacional en la historia del Taladro- y fue comprado por Boca Juniors.

Allí se convirtió en el heredero de Guillermo Barros Schelotto -en realidad lo relegó al banco- y anotó 82 goles para meterse en el top 15 de artilleros con la azul y oro. Además ganó ocho títulos -tres torneos locales y cinco internacionales incluida la Libertadores 2007, la última gran alegría del Xeneize-.

Rodrigo Palacio jugó en Boca entre 2005 y 2009. (AP)

En 2009 se marchó a Italia para jugar en Genoa, donde jugó tres temporadas. De allí saltó al todopoderoso Inter en el que disputó cinco campañas. Más tarde recaló en Bologna donde se convirtió en símbolo y finalmente llegó a Brescia, donde terminó su gran carrera en la Serie B del Calcio.

Palacio, además, disputó una Copa América (Venezuela 2007) y dos Mundiales. Estuvo en Alemania 2006 bajo las órdenes de José Pekerman y tuvo revancha en Brasil 2014, con Alejandro Sabella como entrenador. En aquel torneo era habitual pieza de recambio e ingresó en la final con Alemania.

Tuvo una chance clarísima para romper el cero a cero, pero definió mal por encima de la humanidad del aquel día imbatible Manuel Neuer. A partir de esa malograda decisión en el Maracaná se popularizó la frase “Era por abajo, Palacio”, que se convirtió en un cruel meme que poco tiene que ver con una carrera brillante.

La jugada de Palacio ante Alemania en el Maracaná. foto: AFP

Es que la Joya dejó excelentes recuerdos en cada club que pasó con importantes aportes (746 partidos con 246 goles) al igual que su tránsito con el equipo nacional, en donde jugó nada menos que 27 encuentros con tres gritos.

Noticia en desarrollo

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA