Cumbre del G-7: Alimentos, aborto y género en el segundo y último discurso de Alberto Fernández

Alberto Fernández habló por segunda y última vez en la Cumbre del G-7, durante el plenario del encuentro que se desarrolla en el castillo Elmau, a 112 kilómetros de Múnich. El Presidente volvió a reclamar una nueva arquitectura financiera a nivel global, como había sugerido horas antes, pero concentró sus palabras en la seguridad alimentaria, el…

cumbre-del-g-7:-alimentos,-aborto-y-genero-en-el-segundo-y-ultimo-discurso-de-alberto-fernandez

Alberto Fernández habló por segunda y última vez en la Cumbre del G-7, durante el plenario del encuentro que se desarrolla en el castillo Elmau, a 112 kilómetros de Múnich. El Presidente volvió a reclamar una nueva arquitectura financiera a nivel global, como había sugerido horas antes, pero concentró sus palabras en la seguridad alimentaria, el costo de la importación de alimentos y enfatizó los avances en la Argentina en materia de derechos civiles y diversidad, a pocos días del fallo de la Corte Suprema estadounidense que conmovió al mundo que abrió la puerta a la prohibición del aborto. 

“Es necesario evitar las barreras proteccionistas y para-arancelarias para la comercialización de alimentos. Si la crisis actual se prolonga, desataremos una catástrofe humanitaria. Más de 300 millones de personas en el mundo van camino hacia una hambruna”, pronosticó el Presidente ante la presencia de los líderes de los 7 países más industrializados, que por la tarde continuaría su agenda con bilaterales con los primeros ministros de Gran Bretaña, Italia y Japón. Se quejó antes del aumento de los precios del transporte y de los fertilizantes que encarecieron la importación de alimentos.

Foto de familia del G-7. Alberto Fernández, rodeado por Biden y Johnson.

El Jefe de Estado no ahorró epítetos, al señalar como una injusticia que los países centrales hayan podido continuar con sus importaciones “a pesar del desquicio que se vive”. “Los países periféricos, en cambio, importamos menos porque se redujo nuestra capacidad de pago”, consignó antes de volver a reclamar una nueva arquitectura financiera global para evitar hambrunas.

Fernández también señaló la potencialidad del país y la región para colaborar con la seguridad alimentaria del planeta y con el desarrollo tecnológico en el sector y también como garante de paz.

Mujeres, poder y diversidad

El Presidente sorprendió al hablar del impacto de la pandemia en las mujeres. “Nosotros apoyamos y fortalecemos el empoderamiento político y la autonomía económica de las mujeres y las diversidades, para atenuar y terminar con la desigualdad que ha imperado”, señaló el mandatario antes de enumerar la legislación argentina en la materia.

Mantenemos una política inclaudicable. Reconocimos legalmente el matrimonio igualitario. Sostuvimos la asignación universal por hijo. Respetamos la atribución de género en documentos de identidad. Legalizamos la interrupción voluntaria del embarazo (…) Los femicidios constituyen una tragedia que de ninguna manera nos permitiremos naturalizar”, sentenció minutos antes de reunirse con Olaf Scholz.

Fernández volvió a reclamar a los países centrales en nombre de América latina y el Caribe, en su condición de presidente de la CELAC, recursos y financiación. “Nosotros tenemos la decisión de crecer y aportar en una comunidad internacional a la que pedimos que deje de condenarnos al olvido por considerarnos parte de la periferia. El género humano lo necesita“, concluyó el mandatario.

Enviado Especial a Múnich

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA