Mientras avanza la investigación judicial, los ex secretarios de Mayra Mendoza cerraron dos firmas offshore en Miami

Mientra en Comodoro Py y en la justicia federal de Quilmes avanzan las investigaciones que tienen como principal imputada a Mayra Mendoza, dos de las firmas radicadas en el exterior bajo sospecha de haber sido usadas para desviar parte del dinero que recibieron cuatro cooperativas, fueron desactivadas, según el portal oficial que da cuenta de las compañías…

mientras-avanza-la-investigacion-judicial,-los-ex-secretarios-de-mayra-mendoza-cerraron-dos-firmas-offshore-en-miami

Mientra en Comodoro Py y en la justicia federal de Quilmes avanzan las investigaciones que tienen como principal imputada a Mayra Mendoza, dos de las firmas radicadas en el exterior bajo sospecha de haber sido usadas para desviar parte del dinero que recibieron cuatro cooperativas, fueron desactivadas, según el portal oficial que da cuenta de las compañías radicadas en Miami. El fiscal Ramiro González había pedido información sobre las offshore, sus constituciones y vínculos con un contador y el ex funcionario Hábitat del municipio camporista.

La intendente de Quilmes, Mayra Mendoza, se encuentra imputada junto a su ex secretario de Hábitat y Obras Públicas, Sebastián Raspa, a Martín Bordalejo, José Alejandro Scozzari, Romina Cangelosi, Alejandro Gandulfo y Cecilia Soler. Todos se encuentran imputados por corrupción.

En su dictamen, el fiscal González les atribuyó los presuntos delitos de malversación de fondos públicos y negociaciones incompatibles con la función pública, con la posibilidad de ampliar las acusaciones a otras maniobras como lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

La causa se centra en una estructura a través de la cual “fondos nacionales que se le entregaban al municipio de Quilmes se utilizaron para pagarle a cooperativas cuyos titulares son Raspa y Cangelosi”.

La suma involucrada en la maniobra de presunto desvío de fondos públicos asciende a 535 millones de pesos. Pero hay una ruta de exteriorización de parte de esos fondos que también está siendo investigada en Comodoro Py y por el juzgado federal de Quilmes, a cargo de Luis Armella.

Las firmas investigadas son la “Federación de Cooperativas de Trabajo 1ª De Mayo Ltda, Cooperativa de Trabajo La Estrella Ltda, Cooperativa de Trabajo Para El Futuro Ltda, Cooperativa de Trabajo Progreso Ltda, Cooperativa de Trabajo Hasta La Victoria Siempre Ltda, Cooperativa de Trabajo Ruben Rodríguez Ltda, Cooperativa de Trabajo Barrio Unido Ltda, Cooperativa de Trabajo La Unión De Azul Ltda y Cooperativa de Trabajo Imprenta 19 de Febrero Ltda”.

La maniobra que busca desentrañar la justicia Federal se habría desarrollado durante los 14 meses transcurridos entre diciembre de 2020 y febrero de 2022.

La estructura de manejo de fondos para tareas de recolección de residuos y mantenimiento de espacios verdes incluyó a Raspa y su socio Bordalejo, quien inscribió en Estados Unidos las empresas Raspa Investments LLC y Borda Investments LLC. Ambas fueron dadas de alta el día 5 de noviembre de 2020 en el registro de empresas de Miami.

En la imputación del fiscal Ramírez se indicó que a este conjunto de cooperativas se les habría pagado la suma de 535 millones de pesos, destacando además que “Raspa tendría tres offshore en Miami, donde derivaría el dinero público, en las cuales figuraría como Director Bordalejo, quien también sería funcionario municipal, socio y amigo de Raspa”.

En tanto, al imputar a Mendoza y sus ex funcionarios, la fiscal de Quilmes Silvia Cavallo sostuvo que hay al momento suficiente información que da cuenta de una “serie de maniobras desplegadas desde el municipio para desviar fondos públicos a través de cooperativas de trabajo, en beneficio de funcionarios públicos, con la utilización de sociedades constituidas en plataformas off shore a las cuales se derivaba el dinero desviado”.

Según el sitio Sunviz.org, donde se publican las empresas radicadas en Florida, una de las offshore bajo investigación, Raspa Investments LLC, fue desactivada el 6 de mayo: apenas días después de que el sitio web El Disenso dio a conocer el caso de las cooperativas y el desvío de fondos.

Esta offshore tiene entre sus integrantes a Martín Bordalejo, ex funcionario de la municipalidad (y socio de Raspa) y al contador Alejandro Scozzari.

A su vez, Scozzari es dueño de un conjunto de compañías. Socio de Raspa y Martín Bordalejo en una empresa llamada “JD Vitruvio”, la cual tendría sede en la misma dirección que las cooperativas, constituyó una constructora a su nombre llamada “The Wolf Building SA”, la cual celebró diversos contratos con la Municipalidad de Quilmes desde mayo de 2020, por un total de $84.944.494. Casi 85 millones de pesos.

La otra offshore investigada es Borda Investments LLC. Su constitución también fue el 11 de mayo de 2020 y comparte entre sus integrantes a Scozzari y a Bordalejo. Según los registros oficiales, también fue desactivada el 6 de mayo de este año. 

Según se señaló en el dictamen de la fiscalía, Raspa Investments y Borda Investments habían sido dadas de alta en simultáneo con la apertura del expediente que dio origen al primer contrato adjudicado a la cooperativa de trabajo La Estrella, por 8.954.865,44 pesos para el cierre de malla de Ribera.

Asimismo, también se hizo referencia a una tercera empresa offshore denominada SCO Investments LLC. Se destacó que “en el directorio de las offshores Raspa Investments LLC y Borda Investments LLC figura un tercer socio: José Alejandro Scozzari (…) El 17 de noviembre de 2020 Bordalejo y Scozzari fueron agregados como managers a la offshore SCO Investments LLC”.

Los fondos para Cooperativas

Por ejemplo, solo “La Estrella, Unión Azul y Progreso recibieron del municipio de Quilmes un total de 535.265.793,58 pesos. Esto implica una recaudación mensual de 38,233,270.97 pesos.” Esas contrataciones las hizo la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública de Quilmes, donde trabaja el subsecretario Raspa, para la limpieza de plazas y otros espacios públicos en la ciudad.

En las resoluciones que adjudicaban esos fondos, Raspa resaltó, por ejemplo, la “experiencia” de la cooperativa La Estrella: esa entidad se había inscripto solo veinte días antes de la primera contratación. Además, se resaltó que las contrataciones millonarias llevaban la firma de Mayra Mendoza.

Cuando la noticia se conoció, y apenas Mayra Mendoza se autodenunció en la justicia de Quilmes sosteniendo su inocencia, Raspa presentó su renuncia.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA