Un estudio publicado en The Lancet explica por qué el coronavirus podría estar detrás de los casos de hepatitis grave en niños

Luego de que esta semana la Organización Mundial de la Salud informara más de 340 casos probables de una misteriosa variante de hepatitis que está afectando a niños de todo el mundo, científicos aceleraron aún más las investigaciones para determinar cuáles son los factores que pudieron desencadenar la enfermedad.Un estudio publicado este sábado por la…

un-estudio-publicado-en-the-lancet-explica-por-que-el-coronavirus-podria-estar-detras-de-los-casos-de-hepatitis-grave-en-ninos

Luego de que esta semana la Organización Mundial de la Salud informara más de 340 casos probables de una misteriosa variante de hepatitis que está afectando a niños de todo el mundo, científicos aceleraron aún más las investigaciones para determinar cuáles son los factores que pudieron desencadenar la enfermedad.

Un estudio publicado este sábado por la revista científica The Lancet este sábado se planteó la hipótesis de que los casos de hepatitis aguda grave en niños “podrían ser consecuencia” de virus Covid 19 que dio inicio a una pandemia en el 2020. Y explicó los motivos.

“Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E no se han encontrado en estos pacientes, pero el 72 % de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido a los que se les realizó la prueba de un adenovirus tenían un adenovirus detectado, y de 18 casos subtipificados en Reino Unido, todos fueron identificados como adenovirus 41F“, señaló la investigación realizada por los doctores Petter Brodin y Moshé Arditi.

El estudio señala que los niños infectados son muy chicos para recibir la vacuna contra el coronavirus.

La investigación tomó como estudio a los últimos casos diagnosticados en el Reino Unido, Europa, EE. UU., Israel y Japón.

Al respecto, detallaron: “El SARS-CoV-2 se identificó en el 18 % de los casos notificados en el Reino Unido y en 11 (11 %) de los 97 casos en Inglaterra; otros tres casos habían dado positivo en las 8 semanas anteriores al ingreso. Once de los 12 pacientes israelíes habían tenido COVID-19 en los últimos meses“, informaron haciendo hincapié en la relación entre ambos virus.

Los especialistas remarcaron que en todos estos casos los menores enfermos son demasiado chicos para recibir la vacuna contra el coronavirus.

Al dar detalles sobre la posible vinculación entre ambas enfermedades, explicaron que la infección por SARS-CoV-2 puede provocar la formación de un reservorio viral y si este persiste en el tracto gastrointestinal, puede dar lugar a una “activación inmunitaria”. La misma podría desencadenar una activación de células inmunitarias que “mediada por superantígenos se ha propuesto como un mecanismo causal del síndrome inflamatorio multisistémico en niños”.

“Planteamos la hipótesis de que los casos de hepatitis aguda grave en niños notificados recientemente podrían ser consecuencia de la infección por adenovirus con trofismo intestinal en niños previamente infectados por SARS-CoV-2 y portadores de reservorios virales (apéndice)“, detallaron.

Finalmente, el estudio concluye: “Sugerimos que se investigue la persistencia del SARS-CoV-2 en las heces, la desviación del receptor de células T y la regulación positiva de IFN-γ en los niños con hepatitis aguda, porque esto podría proporcionar evidencia de un superantígeno del SARS-CoV-2 mecanismo en un huésped sensibilizado con adenovirus-41F”, se lee.

Y cierra: “Si se encuentra evidencia de activación inmunitaria mediada por superantígenos, se deben considerar terapias inmunomoduladoras en niños con hepatitis aguda grave”.

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA