Video: flexibilizan los controles en la frontera chilena luego de un “camionazo” en Mendoza

Una ruidosa protesta de choferes de camiones alteró el plácido mediodía del último viernes de enero, en el centro mendocino. Fueron cerca de 200 vehículos de gran tamaño que reclamaban por la flexibilización de las controles sanitarios que impone Chile en la principal frontera terrestre por el túnel Cristo Redentor –Los Libertadores, en Mendoza.Por la…

video:-flexibilizan-los-controles-en-la-frontera-chilena-luego-de-un-“camionazo”-en-mendoza

Una ruidosa protesta de choferes de camiones alteró el plácido mediodía del último viernes de enero, en el centro mendocino. Fueron cerca de 200 vehículos de gran tamaño que reclamaban por la flexibilización de las controles sanitarios que impone Chile en la principal frontera terrestre por el túnel Cristo Redentor –Los Libertadores, en Mendoza.

Por la tarde, llegó la respuesta del gobierno de Chile, que anunció que desde mañana, sábado 29 de enero, vuelve la modalidad de testeos aleatorios de transportistas para evitar el congestionamiento de camiones en la frontera.

Los choferes que crucen a Chile con PCR negativo de menos de 72 horas podrán ingresar sin necesidad de someterse a un test. Sin embargo, aún se realizará un examen de antígenos al 70% de los transportistas que pretendan entrar a Chile.

La situación de los camioneros mejorara a partir del 2 de febrero, cuando sólo se exigirá un PCR negativo emitido por un laboratorio acreditado, con un máximo de 48 horas antes del ingreso a Chile desde la toma de la muestra.

Los camiones, en pleno centro mendocino. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Para que el examen sea considerado válido, debe contener un código QR con identificación del tipo de examen y el método de medición, del laboratorio, del paciente, la fecha y hora de la muestra y firma del director técnico responsable del laboratorio.

Aquellos transportistas que no cuenten con PCR negativo, deberán realizarse en la frontera chilena un testeo obligatorio con antígeno.

En la conducción de la aduana chilena de Los LIbertadores aumentará de 7 a 14 los puestos de control sanitario para camiones. Y se reforzarán las medidas de protección del personal que trabaja en frontera, quienes había decidido parar por el aumento de casos Covid y la baja del personal.

La larga caravana rompió con la tranquilidad de la capital mendocina. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Bocinas y ruidos de motor

La marcha de camiones arrancó en Guaymallén, al mediodía. Transitó por la autopista del Acceso Sur hasta el ingreso a Ciudad de Mendoza y pasó por el frente de Casa de Gobierno.

Bocinas ruidosas y un despliegue espectacular de un centenar de camiones en fila, fue la última demostración masiva del descontento de 3.000 camiones varados en alta cordillera.

Los choferes pertenecen a empresas de transporte dedicadas a cargas de productos agrícolas e industriales con destino a Chile y a otras regiones del mundo.

El conflicto en la frontera con Chile se extendió durante 12 días, con 3.000 camiones varados en la Cordillera. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

La protesta duró 12 días y, desde entonces, no pasó ni un solo camión desde Argentina a Chile, por la ruta 7 que une Mendoza con Valparaíso.

Los transportistas argentinos, uruguayos, paraguayos y brasileños cuestionaban el exceso y la lentitud de los controles contra el Covid, algo habitual para cualquiera que pretenda llegar al país trasandino.

Además, los conductores denunciaban el maltrato a los choferes que daban positivo, quienes eran llevados a un hotel en Valparaíso y aislados en una habitación por 9 días.

La génesis del conflicto comenzó el viernes 14 de diciembre con una protesta del personal de la Aduana chilena de Los Libertadores. Denunciaban un brote de coronavirus que había afectado a más de 40 trabajadores en la frontera y decidieron iniciar un paro por riesgo sanitario.

Durante el fin de semana, se suspendió el ingreso de turistas a Chile por vía terrestre, y se volvió muy lento el tránsito de camiones. El lunes 24 de enero, fueron los camioneros autoconvocados quienes decidieron parar como protesta porque Chile comenzó a exigir que todos los conductores fueran hisopados en la frontera, más allá del PCR negativo con el que debían cruzar.

Los choferes con tests de antígeno positivo eran llevados a hoteles en Valparaíso. Sus camiones cargados quedaban en la frontera.

Intervinieron la Cancillería Argentina, la Federación Argentina de Entidades del Autotransporte de Cargas y la Unión Industrial Argentina para intentar destrabar el conflicto que afecta al comercio exterior.

“La imposición de testeos de antígenos obligatorios al 100% a los conductores de camiones -además de la presentación del PCR negativo- y la capacidad acotada de testeos en el paso profundizan el problema, lo cual impide el paso de las exportaciones”, se quejó la UIA en un comunicado.

También hubo quejas de Pablo Moyano, líder de camioneros. “Los muchachos están repodridos y van a cortar la ruta”, había advertido este jueves. 

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA