Mea culpa de Joseph Stiglitz tras las críticas: “Quizá hablar de ‘milagro’ argentino fue demasiado fuerte”

Bloomberg.- Joseph Stiglitz, el reputado economista ganador del Premio Nobel y mentor del ministro Martín Guzmán, se enfrenta a una ola de críticas de sus pares después de que afirmó que Argentina está presenciando “un milagro económico”.Stiglitz escribió una columna para Project Syndicate en la que argumenta que el Gobierno del presidente Alberto Fernández ha…

mea-culpa-de-joseph-stiglitz-tras-las-criticas:-“quiza-hablar-de-‘milagro’-argentino-fue-demasiado-fuerte”

Bloomberg.- Joseph Stiglitz, el reputado economista ganador del Premio Nobel y mentor del ministro Martín Guzmán, se enfrenta a una ola de críticas de sus pares después de que afirmó que Argentina está presenciando “un milagro económico”.

Stiglitz escribió una columna para Project Syndicate en la que argumenta que el Gobierno del presidente Alberto Fernández ha implementado políticas favorables al crecimiento que originaron una recuperación en el contexto de la pandemia. Como consecuencia, la economía se expandió un estimado de 10% el año pasado, casi el doble de la tasa esperada para Estados Unidos, dijo.

“El Gobierno del presidente argentino, Alberto Fernández, parece haber logrado un milagro económico tras el desorden que heredó a fines de 2019”, escribió la semana pasada Stiglitz, profesor de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Economistas, incluido un colega de Columbia, criticaron duramente la columna de Stiglitz, diciendo que había errado en su apreciación del país. Si bien la actividad económica se está recuperando rápidamente, lo está haciendo desde una base deprimida. Y gran parte de ese repunte es simplemente el resultado de la reapertura de algunos sectores de la economía que habían cerrado cuando llegó la pandemia.

Stiglitz tampoco profundizó en otras partes de la economía real. La inflación supera el 50%, la pobreza y la informalidad se dispararon, las reservas de divisas están disminuyendo, el Gobierno impone estrictos controles monetarios y no tiene acceso a mercados internacionales de deuda.

“Desde nuestro punto de vista, el país se dirige hacia otro desastre económico”, escribió Willem Buiter, economista y profesor visitante en Columbia, junto con Anne Sibert de Birkbeck, Universidad de Londres, en un ensayo que apuntaba a desacreditar la columna de Stiglitz. “Su recuperación apenas ha sido lo suficientemente fuerte como para compensar otras deficiencias”.

Algunos economistas y analistas locales se hicieron eco de sus comentarios.

“Hemos leído con desconcierto su artículo”, tuiteó el miércoles Federico Sturzenegger, expresidente del Banco Central en el anterior gobierno de Mauricio Macri, diciendo que los “argumentos falsos” de Stiglitz no ayudan.

Stiglitz, a quien Bloomberg contactó vía telefónica el jueves por la noche, dijo que el uso de la palabra “milagro” puede haber desencadenado la controversia en torno a sus comentarios. Ayudó a acuñar el término “milagro de Asia Oriental” en la década de 1990, refiriéndose al crecimiento económico en auge en esa región, y recordó las críticas que recibió en ese momento.

“Tal vez fue demasiado fuerte”, dijo Stiglitz cuando se le preguntó sobre su descripción del desempeño económico de Argentina. “Si uno usa esa palabra, abre las puertas a la crítica”.

El nobel, crítico frecuente del Fondo Monetario Internacional, dijo que no hizo referencia al problema de inflación de Argentina en el artículo porque tenía limitación de espacio y quería enfocarse en la economía real.

Argentina se enfrenta a un momento crucial en sus negociaciones con el FMI para reprogramar los pagos de unos US$ 40.000 millones de un préstamo otorgado al gobierno de Macri en 2018.

Stiglitz comentó que estaba preocupado por la credibilidad del Tesoro de EE.UU. como parte de las conversaciones de Argentina con el Fondo y esperaba que la Administración Biden hiciera más para apoyar al país.

También indicó que no veía necesario mencionar en la columna su amistad con el ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien asesoró durante años en Columbia y está ahora a cargo de las negociaciones del lado argentino.

“No es como si fuera un secreto, no voy a revelar todas las amistades que tengo”, dijo Stiglitz. “Ocuparía todo el artículo”.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA