Una exconejita de Playboy dijo que Hugh Hefner era asqueroso: “En la mansión se usaban drogas para el sexo”

Holly Madison vivió entre 2001 y 2008 con el magnate. Qué pasaba en las fiestas que organizaban en la casa.Última modificación: 08 de diciembre 2021, 13:44hsHuf Heffner junto Bridget Marquardt (izquierda) y Holly Madison (derecha). (Foto: Tiziana Fabi/AFP)La exconejita de Playboy Holly Madison contó que Hugh Hefner, el dueño de la compañía, tenía “actitudes asquerosas”…

una-exconejita-de-playboy-dijo-que-hugh-hefner-era-asqueroso:-“en-la-mansion-se-usaban-drogas-para-el-sexo”

Holly Madison vivió entre 2001 y 2008 con el magnate. Qué pasaba en las fiestas que organizaban en la casa.

Huf Heffner junto Bridget Marquardt (izquierda) y Holly Madison (derecha). (Foto: Tiziana Fabi/AFP)

La exconejita de Playboy Holly Madison contó que Hugh Hefner, el dueño de la compañía, tenía “actitudes asquerosas” en las fiestas que había en la mansión, mientras que una exasistente del productor reveló que “se usaban drogas para tener sexo”.

En una entrevista para el documental Los secretos de Playboy, Madison dio detalles sobre cómo la afectó a la salud mental vivir junto a Hefner, mientras protagonizaba el reality The Girls of the Playboy Mansion.

Leé también: El macabro crimen de la conejita de Playboy Dorothy Stratten: un femicidio que puso contra las cuerdas a Hugh Hefner

Qué dijo Holly Madison sobre Hugh Hefner

Madison expresó que tuvo angustia mental y emocional durante su estadía al lado de Hefner, entre 2001 y 2008. “Me sentí en ese círculo de sus actitudes asquerosas. No sabía qué hacer con eso. Vivir allí fue elección peligrosa”, contó, durante el reportaje, que se verá a fines de enero.

Luego, detalló algunas situaciones de maltrato que padeció de parte de Hefner luego de algunos cambios estéticos que ella se había hecho en su primer época en la casa del mandamás de Playboy.

“Llegué al punto en el que me estaba rota por la presión, lo que me hizo sentir que necesitaba lucir exactamente como todos los demás”, remarcó Madison, que ahora tiene 41 años.

En este punto, recordó que a los seis meses de vivir en la casa, se cambió el look, determinación que hizo explotar a Hefner. “Volví con el pelo corto y él se volvió loco. Me gritó y me dijo que me hacía parecer vieja, dura y barata”, agregó.

Qué dijeron otras exconejitas sobre los maltratos de Hugh Hefner

Muchas de las otras mujeres que vivían o trabajaban en la mansión comentaron acerca de las malas formas que tenía el magnate para dirigirse a ellas.

Sheila Levell, Hugh Hefner y Holly Madison en una promoción grabada en 2003. (Foto: AFP/Robert Mora/Getty Images)Por: ROBERT MORA | Getty Images via AFP

Era bastante áspero en cómo le decía cosas a Holly. Una vez, ella bajó usando un lapiz labial rojo y él se volvió loco. Odiaba ese color y le ordenó que se lo sacara de inmediato”, aportó Bridget Marquardt, otra exconejita.

La modelo sostuvo que era “muy frustrante vivir todos los días así” debido a la “tensión y el drama que había”. “Pude ver cómo Madison se estaba deprimiendo y sus comportamientos habían empezado a cambiar”, afirmó.

Leé también: Una exnovia de Hugh Hefner dijo que la mansión de Playboy está embrujada: “Vi el fantasma de una mujer”

En las fiestas de la mansión de Playboy se usaban drogas para tener sexo

Una exsecretaria de Hefner y otra exconejita confirmaron que Hugh Hefner usaba drogas durante las fiestas que había en la mansión con el objetivo de tener sexo, algo que siempre ocultó.

“Hef fingió que no estaba involucrado en ningún uso de drogas duras en la mansión, pero eso era solo una mentira”, comentó Sondra Theodore, una de las exconejitas más conocidas de la década del ‘70.

La modelo reveló que la droga que utilizaban era Quaaludes, la marca con la que se conoce a la metacualona, un sedante que tiene efectos similares a los barbitúricos, que se popularizó entre los ‘60 y ‘70.

Hugh Hefner era el magnate dueño de Playboy. (Foto: desarrollo TN.com.ar)

“Por lo general tomabas la mitad, porque si tomabas dos, te desmayabas. Los hombres sabían que podían hacer que las chicas hicieran casi cualquier cosa que quisieran si les daban un Quaalude”, explicó.

Leé también: Qué escondía la mansión de Playboy: fiestas descontroladas, pasadizos secretos y el mito de que estaba embrujada

Loving Barrett, exasistente de Hefner, confirmó esta versión y reveló un costado aún más siniestro. “(A esas pastillas) las llamábamos ‘abridores de piernas’. Ese era el objetivo de ellos. Eran un ‘mal necesario’, por así decirlo, para la fiesta”, lanzó.

Hefner, según Barrett, le ordenó que consiguiera todo el tiempo recetas de estos medicamentos para tener un número constante en cada reunión que había.