Declararon los acusados por el crimen del joven mapuche: “Nos rodearon 8 encapuchados, nunca quisimos hacerles daño”

Martín Feilberg y Diego Ravasio, los dos detenidos por el crimen del joven mapuche Elías Garay en Cuesta del Ternero, un paraje cercano a El Bolsón, declararon que fueron rodeados por “al menos ocho encapuchados” y que dispararon en medio de un “forcejeo”.Los acusados declararon ante el juez de Garantías de Río Negro, Víctor Gangarrossa.…

declararon-los-acusados-por-el-crimen-del-joven-mapuche:-“nos-rodearon-8-encapuchados,-nunca-quisimos-hacerles-dano”

Martín Feilberg y Diego Ravasio, los dos detenidos por el crimen del joven mapuche Elías Garay en Cuesta del Ternero, un paraje cercano a El Bolsón, declararon que fueron rodeados por “al menos ocho encapuchados” y que dispararon en medio de un “forcejeo”.

Los acusados declararon ante el juez de Garantías de Río Negro, Víctor Gangarrossa. Relataron que cuando ingresaron al predio de Cuesta del Ternero, y una vez que habían finalizado unos trabajos, se vieron rodeados por “al menos ocho personas encapuchadas que parecían tener armas en las manos” y que “hubo forcejeos y sus armas se dispararon”.

Los detenidos explicaron que fueron al lugar a terminar unos trabajos y que llevaban una carabina “por si se cruzaba alguna liebre para cazarla“. Además, reiteraron que los disparos por los que Garay murió y Gonzalo Cabrera recibió heridas en el tórax y el abdomen, fueron producto de un forcejeo.

Tras la declaración, el juez ordenó la prisión preventiva para ambos imputados, dado que consideró que hay riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación, y además señaló que la investigación deberá concluir en cinco meses, el 26 de abril del 2022.

Las últimas fotos de Elías Garay en la toma mapuche en el Sur. Foto gentileza Aníbal Aguaisol / Luan-Colectiva de Acción Fotográfica.

“Fuimos a Cuesta del Ternero, pasamos por el control, nos tomaron la patente y el número de documento y subimos al campo“, destacó Diego Ravasio, según detallaron a Clarín fuentes de la fiscalía.

El acusado remarcó que la Policía les dijo que “arriba (en los terrenos ocupados), no había quedado nadie”.

Según la declaración, que duró más de tres horas, en un sector del terreno donde había una bandera mapuche, ambos acusados observaron un drone y pensaron que sería de la Policía.

“Yo tenía el arma, una carabina 22. Cuando empezamos a salir del predio, veo unas 8 personas encapuchadas, amenazándome. Nos preguntaron quiénes éramos y qué hacíamos. Les dijimos que ya nos estábamos yendo, que solo estábamos cazando. Creo que tenían armas en la mano”, dijo Ravasio.

Y añadió: “Alguien nos gritó que nadie iba a salir de ahí y me trató de manotear el rifle. De ahí, sale el primer tiro. No tenía intención de dispararla. Solo lo levanté para que no lo agarren, pero se me vienen encima. Alguien me agarra la carabina, tira para su lado y sale un tiro y después, sale otro“.

La toma de mapuches en Río Negro.

Ambos detenidos aseguraron “ser gente de trabajo” y que “se enteraron lo que había pasado horas después por los medios”. 

Según el relato de Ravasio cuando los rodearon “Feilberg me tomó del hombro, empezamos a correr y al llegar al auto me di cuenta de que no tenía la carabina. Salimos para el lado de Maitén. Nos fuimos porque fue un terror terrible. De ir a cazar una liebre a esa situación. Nunca tuve la intención de dispararle a alguien“, dijo Ravasio quien está acusado de ser quien realizó los disparos que dieron muerte a Garay.

Según Feilberg, “todo el mundo decía que se habían ido“. “Empezamos a trabajar en el campo de (Rolando) Rocco en abril o mayo de este año. Hoy nos pertenece el 50% del aprovechamiento de ese campo. Con las tomas, hace casi dos meses que estamos sin poder producir”, añadió en su declaración.

“Para evitar conflicto, ingresábamos a trabajar por el lado de Maitén. Con el levantamiento del acampe, volvimos por la ruta 40. Empezamos a trabajar en el campo de (Rolando) Rocco en abril o mayo de este año -señaló Feilberg-. Hoy nos pertenece el 50% del aprovechamiento de ese campo. Con las tomas, hace casi dos meses que estamos sin poder producir. Nosotros dependemos de ese trabajo para mantener a nuestras familias”.

“En teoría, hacía 48 horas que no había nadie en el lugar. Por eso, fuimos a hacer un reconocimiento para ver qué teníamos. La idea era montar un obrador para evitar una futura toma. Saqué los alambres de punta a punta que había en el camino, a la altura del cuelo y de los tobillos. Nunca pensamos que había alguien“, agregó.

Sobre el encuentro con los mapuches, Feilberg aseguró: “Tenían revólver, pistola y gomeras. Eran como 8 o 9 contra nosotros dos. Yo pensé que no salía. Bajamos corriendo. En ningún momento quisimos lastimar a nadie. En teoría, no había nadie”.

Y dijo: “Si nuestra intención hubiera sido lastimar, no nos vamos a registrar con la Policía. Todo terminó en este desastre. Lo cierto es que Ravasio me salvó la vida porque si no salíamos corriendo seguro que hoy no estábamos aquí”.

En relación al momento en que ocurrió el hecho expresó: “Ahí arriba, eran ocho contra dos, todos con las caras cubiertas, tuve miedo hasta que llegué a Esquel. En ningún momento quisimos lastimar a nadie, no nos imaginábamos que íbamos a encontrar a nadie, de eso vivimos, le damos de comer a nuestros hijos, fuimos a trabajar”

Y concluyó: “Por eso me presenté espontáneamente en Comodoro, tengo familia, un hijo menor, lo saqué del lugar de conflicto a mi hijo, ni bien logré eso, me entregué. Dije quién era, que había estado en el lugar del hecho y me puse a disposición”.

Los acusados seguirán detenidos

El allanamiento en Esquel, chubut.

El juez Ganagarrossa definió que los imputados seguirán detenidos en la comisaría de Dina Huapi hasta tanto el Servicio Penitenciario determine otros lugares de alojamiento “acordes a la seguridad que necesiten”.

Por su parte, la fiscal Betiana Cendón justificó la prisión preventiva al remarcar que debieron allanar una vivienda en la ciudad de Esquel, que está en la provincia de Chubut.

“Nunca pidieron ayuda a ninguna unidad policial. La intención ha sido clara. El arma no ha sido hallada y el auto secuestrado tenía la chapa patente tapada con pintura”, destacó.

Hay una clara posibilidad de entorpecimiento de la investigación. Acá hay una persona atemorizada con dos disparos en la boca del estómago y otra testigo presencial que, en su cara, mataron a su pareja”, dijo la fiscal.

Chubut. Corresponsal

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA