El calvario de la abuela Zulma: difundieron la imagen de la cuidadora del video en el que golpea a una mujer de 100 años

La imagen corresponde a la cuidadora que quedó grabada golpeando a una abuela de 100 años en Bariloche. El caso generó una gran indignación en las redes sociales. Ahora la foto de la agresora fue difundida por Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores e integrante del Observatorio de Víctimas de Delitos.“Esta HDP se llama María…

el-calvario-de-la-abuela-zulma:-difundieron-la-imagen-de-la-cuidadora-del-video-en-el-que-golpea-a-una-mujer-de-100-anos

La imagen corresponde a la cuidadora que quedó grabada golpeando a una abuela de 100 años en Bariloche. El caso generó una gran indignación en las redes sociales. Ahora la foto de la agresora fue difundida por Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores e integrante del Observatorio de Víctimas de Delitos.

“Esta HDP se llama María Laura Chodilef. Le pegó, gritó y maltrató brutalmente a la abuela Zulma en Bariloche. Por favor les ruego que me ayuden y le den retuit al video para que nadie más contrate a este monstruo y ningún abuelito más sufra tanto dolor. Gracias. #ConlosabuelosNo”, publicó Bagnato en su cuenta de Twitter.

En una de las fotos que publicó el sitio El Cordillerano, se ve a la cuidadora intentando cubrir el lente de la cámara con una cinta para evitar ser vista.

Cómo publicó Clarín, Zulma Serón, de 100 años, recibió un duro castigo de parte de su cuidadora María Laura Chodilef, de 51. Todo se descubrió después que la familia, que sospechó del castigo, colocara cámaras de seguridad en la casa.

Esta HDP llamada MARIA LAURA

CHODILEFF le pegó, gritó y maltrató brutalmente a la abuela Zulma de 100 años en Bariloche.

Por favor les ruego me ayuden RT el

video para que nadie más contrate a este monstruo y ningún abuelito

mas sufra tanto dolor.

Gracias 🙏

#ConLosAbuelosN0 pic.twitter.com/7zlue2Jyb4

— Matias Bagnato (@MatiBagnato) October 24, 2021

Las imágenes que se vieron fueron terribles: la mujer castigaba sin piedad a la abuela que sufre de demencia senil y no podía contar lo que le estaba pasando. No solamente la golpeaba: también le tiraba alcohol en los ojos.

El hecho ocurrió en Bariloche. Zulma nació el 6 de diciembre de 1920. Es una de las primeras pobladoras de la ciudad y se jubiló en el Poder Judicial. Tenía una gran energía a tal punto que esquió hasta los 94 años.

“Las agresiones quedaron grabadas. Apenas las vimos no le dijimos nada a la cuidadora, solamente que se fuera de la casa de manera inmediata. Al otro día hicimos la denuncia ”, le dijo a Clarín Gerardo, el hijo de Zulma.

Chodilef está imputada por “lesiones leves agravadas por alevosía”, un delito que es excarcelable. Las imágenes, que fueron subidas a las redes por la familia, se viralizaron rápidamente. La reacción de la gente no se hizo esperar. La crueldad de la agresión erizaba la piel.

Bagnato tomó la decisión de dar a conocer en plenitud el rostro de la agresora (publicado por el portal Infochucao) que hasta ahora, solo se había conocido a través del video, al igual que el calvario que sufrió la abuela Zulma.

La cuidadora que no tenía piedad. La abuela Zulma sufrió su castigo. Un hecho conmocionante./Infochucao

El caso está siendo investigado tras la intervención del juez de garantías Sergio Pichetto por pedido del fiscal Jorge Paolini.

Una recomendación para olvidar

“Nos la recomendaron. No salió de la nada esta mujer. Siempre se portó bien con nosotros… no teníamos idea de que pudiese hacer una cosa así. Creemos que la maltrató siempre y que recién ahora le dejó marcas. No sabemos por qué lo hizo, porque bronca hacia nosotros no podía tener, la teníamos en blanco y le pagábamos en tiempo y forma”, agrega Gerardo.

Samantha, sobrina de Gerardo y “nieta del corazón” de Zulma, dice a Clarín que la imputada no es enfermera, como Chodilef quería hacer creer, y que había empezado a cuidarla en mayo de 2020.

Zulma Serón

“Por las lesiones, nunca va a ir presa. Pero pegarle así a mi abuela, una mujer tan indefensa, que necesitaba cuidado toda la semana, las 24 horas, porque no podía moverse mucho… debería caratularse esta agresión como intento de asesinato”, apunta.

Chodilef vive cerca de la casa de Zulma. La cuidaba de lunes a viernes. Dormía en la casa donde fue grabada en plena agresión y se iba los fines de semana, cuando llegaba otra cuidadora.

“No cuidaba adultos. No es enfermera. Mi abuela empezó a perder la vista, por eso hubo que ponerle una cuidadora. Yo también (como Gerardo) es lo único que quiero que haya justicia. Para mí es intento de homicidio a una persona tan frágil. Esos golpes la podrían haber matado. Esperamos que la condena social de que estas imágenes se vean en los medios también logre que esta mujer nunca vuelva a hacer lo mismo”, cierra Samantha.

Chodilef, asistida por la defensora oficial adjunta Yamile Saidt, eligió guardar silencio tras conocer la acusación. La abogada no planteó objeciones ni a la formulación de cargos ni al plazo de cuatro meses que reclamaron fiscalía y querella para investigar lo que, fuera de cualquier duda, se ve en los videos.

​Chubut. Corresponsal.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA