Alejandro Vanoli: “Después del 14 el Gobierno tiene que formular un plan económico”

Su salida de la agencia que maneja una de las principales cajas del país apenas iniciada la crisis sanitaria fue el primer síntoma de los conflictos larvados del Gobierno. Hoy, señala que la crisis llegó a un punto en el que es imprescindible un plan que combine recetas ortodoxas y heterodoxas para salir de la…

alejandro-vanoli:-“despues-del-14-el-gobierno-tiene-que-formular-un-plan-economico”

Su salida de la agencia que maneja una de las principales cajas del país apenas iniciada la crisis sanitaria fue el primer síntoma de los conflictos larvados del Gobierno. Hoy, señala que la crisis llegó a un punto en el que es imprescindible un plan que combine recetas ortodoxas y heterodoxas para salir de la decadencia. Considera que la sociedad está en condiciones de acordar puntos básicos que trasciendan aun a una gestión de gobierno. La inflación es un problema que requiere soluciones inmediatas.

¿Tu salida de Anses fue un síntoma que anticipó lo que sucedió con Felipe Solá, Francisco Meritello, Nicolás Trotta, Daniel Arroyo, Marcela Losardo, todos allegados a Alberto Fernández, que fueron dejando su lugar por disidencias no con el Presidente, sino con otros miembros de la alianza de gobierno?

Nadie puede pensar que por una cola se produce una renuncia. Hubo discusiones políticas, es innegable. En plena pandemia, Anses era un organismo crucial, por la ayuda social monetaria. Pero había todo un trabajo territorial que no se podía hacer por el aislamiento. Los funcionarios son fusibles. El Presidente tiene todo el derecho de designar a sus colaboradores. Es importante contextualizar lo que pasó esa jornada. En primer lugar, quien decide, y correctamente, la reapertura de los bancos el 3 de abril es el presidente. Fue una decisión que se tomó el 1º de abril. Quien instrumentó la apertura de los bancos fue el presidente del Banco Central. Se ejecutó en acuerdo con el gremio bancario, con una serie de protocolos para que no hubiera nadie dentro de los bancos, y había colas. Anses no tuvo nada que ver ni en la apertura de los bancos ni en la forma como debían funcionar. No está en el ámbito de su competencia. Ese día hubo mucha gente que fue y no tenía que hacerlo, porque solo podían ir dos números de DNI y los que los seis días previos hábiles hubieran tenido problemas con su tarjeta de débito. Generalmente, muchos jubilados iban a cobrar presencialmente al banco. Por lo tanto, había personas que no tenía que ir. Hubo una causa judicial. El juez Sebastián Casanello determinó que Anses había actuado correctamente. Incluso, que la comunicación que había hecho el organismo respecto de quienes tenían que ir era correcta, y poniendo énfasis en el cuidado y que no fuera aquel a quien no le correspondía por DNI. Ese día hubo un muy mal manejo comunicacional del Gobierno, entendido como un todo. En ese momento, el me pidió que no hable. Creo que hubo que explicar mucho más. Lo cierto es que a partir del día cuatro no hubo más problemas y no se cambió absolutamente nada del protocolo. Siguió el cronograma de pago. Evidentemente fue un mal manejo comunicacional. Se usó como excusa para otra cuestión. En perspectiva, en pandemia y en aislamiento, hubo muchas situaciones en el sector público, en el sector privado, como la de los runners o el día del fallecimiento de Diego Maradona, en que estuvo la Casa de Gobierno prácticamente tomada, pese a las cuales no hubo ninguna renuncia. Es una buena caracterización la que hiciste. El fondo de la cuestión no tuvo que ver con algo que no era responsabilidad personal mía. Me hago cargo como ex funcionario de esa comunicación que pudo ser mejor. Tuvo que ver con disputas de espacios de poder legítimas. Creo que no son una buena forma de procesar diferencias. A la larga terminan afectando una gestión.

¿Venían de antes esas diferencias? 

No hasta el 3 de abril. A partir de esa fecha recrudecieron una serie de presiones internas. La Anses es un organismo valioso. Muchos dirigentes importantes salieron de allí. Sergio Massa, Amado Boudou, Diego Bossio, muchos intendentes del Conurbano. Estaba en el imaginario, no reflejado por la situación a 2019, de que la Anses era un organismo rico, que permitía proyección política. Lo cierto es que la situación de la Anses a diciembre de 2019 no era la de 2011 a 2015, donde había programas como el Procrear o Conectar Igualdad. El sistema previsional estaba en una situación mucho más comprometida. El déficit previsional de 2015 a 2019 se había multiplicado por seis.

¿La lista de los que salieron marca una derrota del centro dentro de la coalición gobernante?

No sé si caracterizarlo de esa forma. Hubo situaciones muy heterogéneas. El Frente de Todos es muy amplio, plural, con distintas agrupaciones. Fui una persona con responsabilidades en el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner sin pertenecer orgánicamente a una organización. El Presidente sintió en un momento muy difícil, por la emergencia sanitaria, que debía contener a los distintos espacios. A partir de ese momento hubo una serie de renuncias que habría que analizar caso por caso. No me animaría a establecer un patrón.

¿Te referís a lo que pasó después de las PASO? 

Exactamente.

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil FM 101.9,

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes