Para analistas, dólares libres seguirán subiendo por factores internos y externos

Factores locales en un clima de alta incertidumbre en la recta final de la campaña electoral sumado a un contexto global más desafiante son los que presionan sobre el mercado cambiario por lo que los analistas prevén que los dólares paralelos libres continuarán con tendencia alcista.  El dólar blue cotizaba este lunes 25 de octubre…

para-analistas,-dolares-libres-seguiran-subiendo-por-factores-internos-y-externos

Factores locales en un clima de alta incertidumbre en la recta final de la campaña electoral sumado a un contexto global más desafiante son los que presionan sobre el mercado cambiario por lo que los analistas prevén que los dólares paralelos libres continuarán con tendencia alcista. 

El dólar blue cotizaba este lunes 25 de octubre a $193,5, mostrando una baja de $1,5 respecto al valor récord de $195 en el que cerró el viernes último, con lo cual la brecha alcanzaba a 95,9% con el dólar mayorista que finalizó hoy a $99,48, una suba de nueve centavos.

Según fuentes del mercado, el Banco Central compró en la jornada US$25 millones y en lo que va del mes el saldo neto de compras es de US$530 millones. En despachos oficiales destacan que “se mantiene como el mejor octubre de la última década”. 

El dólar blue se recalienta y cierra en su máximo histórico

Tendencia ascendente

Más allá de las fluctuaciones diarias, el analista financiero Christian Buteler señaló que “es imposible tener un dólar libre tranquilo con una economía inflacionaria de 3,5% mensual”.

“Sin duda la tendencia es alcista mientras no logres controlar la emisión ni la inflación” auguró Buteler,  y estimó que el dólar blue “seguramente se va a estabilizar más cerca de $200”, al tiempo que proyectó que para fin de año “va a estar arriba” de ese valor.  

El analista  explicó que en la actual coyuntura  “no hay quien venda dólares, y es lógico porque si ves que está subiendo el valor esperas todo lo posible para sacarle el precio más alto, y por otro lado el comprador sale a comprar ya porque no quiere pagarlo más caro mañana”.

En igual línea, la economista Natalia Motyl, de la Fundación Libertad y Progreso, planteó que “tanto factores externos como internos explicarán la subida de los dólares paralelos en los próximos meses”

“En los factores internos juega un papel central la inestabilidad política, la falta de reformas estructurales que resuelvan la crisis de confianza que se gestó en nuestro país en los últimos años y la estabilización de los precios de las commodities a partir del segundo semestre del año que provoca un menor ingreso de divisas del frente externo”. 

Emiten pesos y faltan dólares

Motyl dijo que hay “pánico al peso” porque “el Estado no deja de inyectar pesos en la economía para financiar el año electoral” y precisó que “la asistencia al Tesoro ya llega al 2,5% del PBI.

En sintonía, Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap Asset Management, explicó que “en este momento tenemos expectativas desancladas tanto en el caso de la inflación como de la devaluación”, sostuvo que “es una dinámica que va a continuar, que se ve recrudecida por el contexto electoral” por lo que vaticinó que “vamos a seguir viendo presión, y la volatilidad llegó para quedarse”.

“Hay 12 tipos de cambio en la Argentina, y la brecha está por llegar al 100%. Llegamos a esta devaluación porque hay muy poca confianza en el peso; la gente se desprende de la moneda para comprar dólares y lograr algún tipo de cobertura”, comentó en radio CNN

Para Gándara “la devaluación no va a suceder antes de las elecciones; creemos que va a ser durante el primer trimestre de 2022” y acotó que “el mercado tiene ya en precios un ajuste en el tipo de cambio, por eso existe esta brecha cambiaria” .

Por su parte, Pedro Siaba Serrate, de PPI, sostuvo que la semana anterior concluyó “con el tipo de cambio presionado y un gobierno que elige un programa económico de radicalización, en un intento de reversión del resultado electoral, lo que lleva a una emisión de pesos creciente y deterioro fiscal”.

“La expectativa de los agentes es que este camino profundice todo lo que estamos viendo: una inflación más alta y presión sobre el dólar”, señaló

Un informe de la consultora FMyA atribuyó disparada de los dólares paralelos a que “el nivel de incertidumbre en Argentina sigue altísimo”debido a “la falta de avance con FMI” y a “medidas ‘arcaicas’ del Gobierno para frenar la inflación, tanto imponiendo precios máximos como endureciendo el CEPO”, como así también a las dudas sobre “día después de las elecciones”.

Arrancó el congelamiento de precios con faltantes de productos y con multas

Para la consultora LCG “es lógico que frente a un Estado que amplifica constantemente la incertidumbre el dólar siga subiendo”

“Lo que sucederá luego de noviembre es desconocido y la forma de atravesar esta situación es mediante el atesoramiento (de dólares). Esta conducta deprime la demanda y tiene los efectos contrarios a los deseados por el Gobierno”, remarcó.

Por otra parte, un informe de Eco Go indicó que “la búsqueda de cobertura se extendió al dólar futuro, donde estimamos que la cantidad de contratos en manos del BCRA ya supera los US$2.500 millones”. 

La consultora advirtió que “otro punto de incipiente tensión se observa en los depósitos privados en dólares: tras haber alcanzado el 5 de octubre pasado un nivel de US$16.415 millones, máximo nivel post PASO ayudado por las compras de dólar ahorro, se comenzó a registrar un muy lento goteo; según la última información disponible la salida alcanza a US$36 millones diarios”. 

Factores Externos. 

Un análisis de Facimex Valores evaluó que “un conjunto de factores externos evidenció mayores presiones sobre el frente cambiario”. 

Al respecto, destacó que “en Brasil, la decisión de ampliar el gasto social perforando el techo al gasto público dañó la confianza de los inversores en el ancla fiscal, esto está dañando la percepción de sostenibilidad de la deuda y debilita al real, que sube 14,3% desde los mínimos de junio”.

El ministro de Economía de Brasil sigue en el cargo en medio de la crisis

A su vez,  aludió que “en Estados Unidos las expectativas de inflación siguen en alza, llevando a los inversores a preguntarse si la Reserva Federal no deberá remover los estímulos monetarios un poco más rápido de lo que se creía hace algunas semanas”.

“Esto se combina con la desaceleración del crecimiento en China y sigue debilitando al precio de la soja, que cae 15% desde los máximos de junio”

Para Facimex ese combo configura “un contexto externo más desafiante”.

Un análisis de Delphos Investment coincide en que “las tensiones cambiarias y financieras que experimenta nuestro vecino país Brasil tampoco ayudan para la estabilidad del tipo de cambio paralelo y aumentan la presión cambiaria” en Argentina.

Con igual mirada, en PPI advierten que “el clima externo aporta su cuota de volatilidad con los ruidos de China y Turquía en el centro de la escena”

“En un contexto externo cada vez más complicado para emergentes, los bonos argentinos tampoco encuentran demasiadas noticias positivas en lo propio. Las compras de divisas en el MULC del BCRA se realizan a costa de retrasar la recuperación de la actividad, la presión sobre los precios se mantiene y la brecha tocó un nuevo máximo del año. En este marco, la volatilidad seguirá siendo un dato para el mercado local”, evaluó

“Esta combinación de factores externos y domésticos tiene dos consecuencias: motiva un incremento de la brecha entre el tipo de cambio mayorista y el implícito en los activos financieros, que superó el 100% al cierre de la semana pasada; y la apreciación del tipo de cambio real y los menores precios de exportación están erosionando la competitividad externa, que aún está en niveles elevados”, concluyó Facimex.

También te puede interesar