Barcelona-Real Madrid, el primer clásico sin Messi y la esperanza cargada en los pibes

Anssumane Fati nació en Guinea-Biseáu, tiene 18 años y la 10 del Barcelona. Vinícius de Olivera Júnior había llegado al mundo tres años antes en São Gonçalo, un municipio de Río de Janeiro. Usa la camiseta número 20 del Real Madrid.El diario As no se anda con vueltas y en la previa del clásico dice…

barcelona-real-madrid,-el-primer-clasico-sin-messi-y-la-esperanza-cargada-en-los-pibes

Anssumane Fati nació en Guinea-Biseáu, tiene 18 años y la 10 del Barcelona. Vinícius de Olivera Júnior había llegado al mundo tres años antes en São Gonçalo, un municipio de Río de Janeiro. Usa la camiseta número 20 del Real Madrid.

El diario As no se anda con vueltas y en la previa del clásico dice que es “Vinícius más diez”. Es el juvenil el que intenta hacer malabares con los vaivenes del fútbol, esos que hasta hace muy poco repercutían en críticas y le marcaban la puerta de salida del equipo y ahora mutaron a una lluvia de elogios, más aún después de su golazo en Kiev, con enganche, bicicleta y remate letal. “Hay que mantener el equilibrio”, dice Vini.

En la vereda blaugrana difunden la renovación del contrato de Pedri (18 años) hasta 2026 y con una cláusula de rescisión de mil millones de euros. El que se quema con leche se da cuenta que los 200 millones que habían establecido en el vínculo con Neymar le quedaron cortos.

Y ya se ganó un lugar en el equipo titular Pablo Martín Páez Gavira, Gavi, el mediocampista que el 5 de agosto cumplió 17 años y ya jugó para la selección española en la Liga de las Naciones con una personalidad que hace ilusionar con un futuro promisorio.

Al futuro miran los dos gigantes de España. Se aferran a los jóvenes para ocultar la melancolía del pasado reciente. El del domingo (a las 11 de Argentina por ESPN y Star +) será el primer clásico que se vivirá sin Lionel Messi y sin Cristiano Ronaldo desde octubre de 2018. Ese día en el Camp Nou, Barcelona le ganó 5-1 al Real Madrid. El portugués ya se había ido a la Juventus y el argentino se lo perdió por lesión. Hizo tres goles Luis Suárez, otro que ya no está.

En el vestuario del Paris Saint-Germain Messi se puso la misma camiseta que Sergio Ramos, otro de los emblemas ausentes. El rosarino y el sevillano, capitanes de una era, son los jugadores que más clásicos de España jugaron: 45.

El desparramo de Leo contra el Madrid fue impresionante: 29 partidos de Liga (18 goles), ocho de Copa, seis de Supercopa (6) y dos de Champions (2). Con 26 festejos, es el máximo goleador de la historia de los clásicos con amplio margen sobre Alfredo Di Stéfano y Cristiano Ronaldo, ambos con 18.

Rodrygo (20 años) y Vinicius (21), los brasileños que ilusionan al Real Madrid. Foto: AP Photo/Efrem Lukatsky

La última temporada fue un quiebre para ambos clubes. Lo del conjunto culé acarreó una sangría completa, desde la dirigencia hasta el mejor jugador de su historia, y dejó en una cornisa constante al entrenador Ronald Koeman, que sigue sin ganar consenso. Para el merengue, el final de un nuevo ciclo de Zinedine Zidane, esta vez sin gloria europea como antes.

Ni siquiera LaLiga sirvió de premio consuelo, ante un Atlético de Madrid que aprovechó la crisis ajena para la coronación propia.

En esta nueva era, el equipo de Carlo Ancelotti, que arrancó bien en el torneo doméstico, había dado el golpe en la primera jornada de Champions al vencer al Inter en Milán, sufrió una derrota histórica contra el Sheriff de Tiraspol, el inesperado líder del grupo, en el Bernabéu. Viene de una goleada reconfortante en Ucrania, con el doblete de Vinícius, que le da aire. Aunque en estas horas espera por la recuperación de su carta más poderosa, Karim Benzema.

En el 5-0 ante el Shakhtar el delantero francés sufrió un fuerte golpe en empeine del pie derecho y no pudo entrenarse a la par del grupo. En paralelo, este viernes se informó que el 24 de noviembre Benzema conocerá la sentencia del caso de chantaje con un vídeo sexual a Mathieu Valbuena, en el que está acusado de complicidad. Cinco días más tarde es la premiación del Balón de Oro, para el que es uno de los máximos favoritos.

En Barcelona, Koeman tiene mucho más complicado el armado del once. Jordi Alba, Pedri y Ronald Araujo están prácticamente descartados por sendas lesiones. Tampoco estará Ousmane Dembélé. Y al parecer Sergio Agüero seguirá en el banco de suplentes.

Las esperanzas están depositadas en el regreso de Ansu Fati desde el arranque. Por ahora lo suyo son más expectativas que realidad. Heredó la 10, lo ovaciona el Camp Nou hasta cuando salta a precalentar al costado del campo de juego. Lleva dos goles y una asistencia en cinco partidos. Jugó poco por una lesión que lo alejó de las canchas hasta el 26 de septiembre cuando jugó ante Levante. Esa tarde el futbolista formado en La Masia tardó solo 10 minutos en levantar al público con una gran jugada personal que sirvió para cerrar el resultado 3-0.

La 10 y la esperanza de heredar el trono de Messi para Ansu Fati. Foto EFE.

“No podemos olvidar la edad que tiene y cargarlo de excesiva presión. Estamos para ayudarle así como hace él con sus goles”, aclara Sergio Busquets.

A Piqué le consultaron si Real Madrid llegaba como candidato. “Si quieren serlo, les doy ese cartel sin problemas. Pero en un clásico no hay favoritos. Ambos equipos venimos bien, hemos pasado momentos de crisis y ahora estamos arriba en la liga y recuperando un mal inicio, pero se ha demostrado históricamente que este partido está separado totalmente de las dinámicas”.

Barcelona viene de aferrarse a un triunfo sin brillo pero urgente en la Champions frente al Dinamo Kiev. Venía de perder 3-0 ante el Bayern Múnich y contra el Brujas por lo que el margen de error se agotaba para un conjunto en plena reconstrucción.

Del lado blanco, a la espera de Benzema, Vinícius llega en estado de gracia. De la mano de Ancelotti, el brasileño lleva siete goles en 11 partidos. La temporada pasada había marcado seis en 49 encuentros. Y en su primer año, tres en 31. Ya jugó seis clásicos, cuatro en Liga y dos en Copa del Rey. Solo en uno de ellos marcó: en el Santiago Bernabéu el 1 de marzo de 2020, con triunfo merengue 2-0.

Ansu Fati, enfrentó tres veces al Madrid, todas por Liga, y también metió un gol, en el Camp Nou el 24 de octubre de 2020, pero no alcanzó para evitar otro triunfo blanco 3-1.

El domingo en el Camp Nou, Gavi romperá el récord de Pedri, quien hasta ahora tenía el primer puesto de juventud en clásicos españoles al debutar la temporada pasada con 17 años y 334 días. Gavi, que ya fue tuvo estreno más precoz de la historia de la selección española y el cuarto en la historia del Barcelona, saldrá a la cancha con 17 años y 80 días.

El futuro ya llegó para los dos equipos más grandes de España. Por convicción o porque la coyuntura así lo quiso. Tanto Real Madrid como Barcelona prefieren soñar con los juveniles y mirar hacia adelante. Así también tratan de evitar el duelo por el pasado glorioso.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA