Dólar hoy: la doble señal por la que los ahorristas se inclinan a comprar blue

A menos de dos meses de las PASO, el escenario político comienza a tensarse y el dólar se ve presionado por una mayor demanda de cobertura. Con la llegada de julio el blue retomó su camino ascendente, acumuló un total de $15 en lo que va del mes y alcanzó los $183 para la venta.…

dolar-hoy:-la-doble-senal-por-la-que-los-ahorristas-se-inclinan-a-comprar-blue

A menos de dos meses de las PASO, el escenario político comienza a tensarse y el dólar se ve presionado por una mayor demanda de cobertura. Con la llegada de julio el blue retomó su camino ascendente, acumuló un total de $15 en lo que va del mes y alcanzó los $183 para la venta. Es la cotización más alta desde finales de octubre pasado.

El segundo semestre del año es “complejo” y al Gobierno se le dificultará mantener a raya al tipo de cambio, tal como sucedió hasta junio. Un escenario político que provoca incertidumbre, los commodities que caen, un acuerdo con el FMI que no se cierra, elecciones, obligaciones macro pendientes y el temor de la variante Delta son algunas de las razones que mencionan los economistas. Para Walter Morales, presidente de Wise, en ese contexto “es difícil que no haya un corrimiento hacia el dólar blue, con alzas o sin ellas”.

“¿Por qué la gente compra dólares antes de las elecciones? Es una combinación de dos factores. Por un lado, se intuye que va a pasar algo distinto de lo que pasó hasta ahora. Y por el otro, eso se alimenta con que el Gobierno, para llegar mejor a las elecciones, pisa todo, incluido el dólar. Entonces, esa doble señal te da la alerta de que ‘ahora está barato y mañana va a estar más caro’”, completó el economista Camilo Tiscornia, titular de C&T Asesores.

A comienzos de este año el blue cotizaba a $160 y llegó incluso a rozar los $170. Sin embargo, desde aquel entonces su recorrido fue en descenso y tocó un piso de $139 a finales de abril. “Pero después el mercado empezó a cubrirse. Llegamos a un nivel de dólar a $180 muy rápido, en tres meses trepamos cuarenta pesos; a eso, sumale las elecciones”, indicó Fernando Marull, economista de FMyA.

Mientras que el tipo de cambio paralelo rompe diariamente récords en 2021, el dólar oficial mayorista se mantiene quieto en los $96,31. En el último mes el ritmo de devaluación se ubicó en torno al 1%, cuando en enero era del 4%. “Lo tienen pisado a lo loco. No hay forma de que la inflación llegue a ese nivel en el corto plazo, entonces el dólar se atrasa cada vez más. No podés tener una inflación del 3-4% mensual y devaluar al dólar al 1%. Se genera especulación de que después de las elecciones eso tiene que modificarse”, agregó Tiscornia.

De acuerdo con el informe LatinFocus de julio, que promedia las proyecciones de al menos 40 consultoras y bancos, el dólar oficial mayorista llegará en diciembre de 2021 a $112,23. “El oficial va a llegar controlado a las elecciones, obviamente a fuerza de cepo, controles y restricciones, pero va a llegar cerca de los $100. Por lo tanto, la meta de Presupuesto 2021 de $102 (promedio) es posible”, afirmó Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

El dólar retomó su protagonismo meses antes de las PASOArchivo

Para Morales, el atraso cambiario es una estrategia del Gobierno para contener la suba generalizada de precios. Al tener pisado el dólar, provoca un aumento del poder adquisitivo porque “anclan parcialmente la inflación, pero no es algo que se pueda mantener en el tiempo”.

En el día después de las elecciones, los economistas consideran que quedan dos caminos por recorrer para cerrar la brecha entre los tipos de cambio. O se acelerará el ritmo devaluatorio del dólar oficial, o habrá un ajuste por única vez de entre el 20% y 25% durante los primeros meses de 2022. “Eso hacen que los inversores también se posicionen en billete”, agregaron.

Por su parte, Rajnerman sostiene que ese “día después de las elecciones” va a estar gobernado sobre lo que suceda con el Fondo Monetario Internacional y, en función de ello, se vislumbrará uno u otro escenario. “Si el acuerdo se parece al de 2018, es probable que haya algún tipo de movimiento en el mercado cambiario, sobre todo en el oficial, pero que replicará en los paralelos. Hay que ver si el FMI cambió, la apuesta del Gobierno es esa. Eso determinará qué tipo de corrección post-electoral va a haber, si va a ser en el cepo, en el precio del dólar, o en las dos cosas”, analizó.

Por el momento, las nuevas restricciones sobre el dólar contado con liquidación (CCL) no fueron una buena señal. Desde que se anunciaron las restricciones el fin de semana pasado hasta ahora, el paralelo subió ocho pesos.

“Si pone estos controles es porque la situación está candente, por eso el pensamiento es ‘voy y compro ahora, antes de que sea peor’. Esa combinación de factores son los que juegan en este momento”, remarcó el titular de C&T Asesores.

El resultado de las elecciones resultará clave. Más allá de que definirá la composición del Congreso, la lectura se extiende hacia el 2022. Este año podría dar una pauta de cómo se perfilarán las presidenciales.

“Creo que lo que más juegan son las trabas. En líneas generales, si hoy el oficialismo gana o pierde por poco margen, puede llegar a ser visto como algo positivo. Al mercado no le gustan los gobiernos que ponen restricciones”, cerró Morales.

Conocé The Trust Project