La Policía de Mina Gerais quiere detener al colombiano Sebastián Villa y al peruano Carlos Zambrano por los incidentes que se produjeron tras el encuentro que Atlético Mineiro le ganó por la Copa Libertadores en definición por penales.

Según trascendió, lo uniformados habrían detectado a ambos futbolistas en medio de los incidentes en el vestuario a través de cámaras de seguridad del estadio y quieren demorarlos. No pasó lo mismo con el presidente del equipo local que le lanzó una botella de agua a integrantes de la delegación xeneize.

Ante la magnitud de los hechos, intervendría el embajador Daniel Scioli.