Néstor Pitana, en el ojo de la tormenta: la jugada que cambió el destino de Brasil-Colombia

Néstor Pitana fue protagonista en el triunfo de Brasil por 2-1 sobre Colombia. El árbitro argentino quedó en el centro de la polémica por participar de la jugada del gol del empate del equipo de Tite. Los jugadores colombianos le reprocharon al árbitro la decisión que tomó a instancias del VAR (a cargo de Mauro…

nestor-pitana,-en-el-ojo-de-la-tormenta:-la-jugada-que-cambio-el-destino-de-brasil-colombia

Néstor Pitana fue protagonista en el triunfo de Brasil por 2-1 sobre Colombia. El árbitro argentino quedó en el centro de la polémica por participar de la jugada del gol del empate del equipo de Tite. Los jugadores colombianos le reprocharon al árbitro la decisión que tomó a instancias del VAR (a cargo de Mauro Vigliano) y encima sobre el final Casemiro los dejó con las manos vacías.

¿Qué pasó? Colombia se había puesto en ventaja en el primer tiempo con un golazo de tijera de Luis Díaz y en el segundo aguantaba a un Brasil decidido en busca del empate. Sin embargo, el local no encontraba los caminos y los cafeteros se defendían con uñas y dientes.

Pero a los 32 minuto, Neymar buscó un pase arriesgado para romper el bloque defensivo, pero la pelota pegó de lleno en el árbitro, que estaba mal ubicado. Los jugadores colombianos se quedaron parados esperando que el árbitro reanudara el juego con un bote a tierra, como ya es común en esta Copa América. Incluso Pitana hizo un gesto en el que parecía detener el juego.

Pero no ocurrió. La pelota la recogió rápido Lucas Paquetá, abrió para el lateral Renán Lodi que envió un centro preciso al corazón del área. Allí apareció Firmino y puso la cabeza para el 1-1.

Inmediatamente después, los jugadores colombianos -que todavía estaban estáticos- se fueron encima del árbitro del partido para pedirle explicaciones. Pitana permaneció sin hacer gestos, mientras esperaba que desde el VAR le confirmaran que el gol era válido.

La regla indica que si la pelota pega en el árbitro, pero no influye en la posesión del balón o provoca un avance prometedor, el juego puede continuar sin la necesidad de realizar un bote a tierra. La pregunta que quedó picando: ¿que la pelota diera en Pitana favoreció el ataque de Brasil?

Mientras Neymar y Yerry Mina discutían en las narices del árbitro, Vigliano desde el VAR revisaba la jugada. Ya no había vuelta atrás. Tardaron ocho minutos en decidir si convalidaban el gol o dejaban en evidencia a Pitana por no detener el juego. Se inclinaron por lo primero. Habrá que esperar a este jueves cuando la Conmebol publique los audios. Lo cierto es que lo del árbitro argentino rozó el papelón.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA