Tokio anunció que habrá público limitado en los Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio al 8 de agosto) se disputarán finalmente con un número limitado de espectadores locales en las tribunas. Según informaron este lunes los organizadores del evento, las sedes de competencia serán habilitadas en un 50 por ciento de su capacidad, con un máximo de 10 mil personas por…

tokio-anuncio-que-habra-publico-limitado-en-los-juegos-olimpicos

Los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio al 8 de agosto) se disputarán finalmente con un número limitado de espectadores locales en las tribunas. Según informaron este lunes los organizadores del evento, las sedes de competencia serán habilitadas en un 50 por ciento de su capacidad, con un máximo de 10 mil personas por recinto, siguiendo las medidas y restricciones vigentes en el país nipón por la pandemia de coronavirus. Aunque al mismo tiempo, se avisó que si la situación sanitaria empeora, se podrán modificar esos números. Vale recordar que hace unos meses se comunicó que la presencia de público extranjero no sería permitida.

“Necesitamos ser muy flexibles. Si hay un cambio abrupto de la situación, nos volveremos a reunir para tomar nuevas decisiones. Si se anuncia un estado de emergencia durante los Juegos, se examinará la alternativa de realizarlos sin espectadores”, aseguró Seiko Hashimoto, presidente del comité organizador.

Ese máximo de 10 mil espectadores por recinto, de todas maneras, no será tal. Es que en esa cifra no se tendrán en cuenta a los “integrantes de la familia olímpica” que asistirán a las competencias, incluyendo patrocinadores y dirigentes de federaciones de los diferentes deportes. Tampoco a los estudiantes del programa de espectadores de las escuelas, que ofrece a los chicos la oportunidad de ver los eventos en sedes cercana, y sus supervisores.


Seiko Hashimoto y Thomas Bach (en la pantalla) participan de la conferencia de prensa en la que se anunció el límite de público. Foto Rodrigo Reyes Marin/REUTERS

Así, la cantidad de personas que estará presente en cada competencia será mayor a ese límite fijado por la organización. De acuerdo a una estimación de la prensa japonesa, en la ceremonia de inauguración, que se celebrará el 23 de julio en el Estadio olímpico, habrá unas 20 mil personas, sin contar a los atletas. Aunque Toshiro Muto, director ejecutivo de los Juegos, afirmó que la cifra será bastante menor.

Esta diferenciación apunta a que esos grupos no se mezclen ni tengan contacto entre sí, lo que permitiría bajar el riesgo de contagios, que aumenta inevitablemente al permitir la presencia de público en las sedes olímpicas porque implica una circulación de personas mayor a la habitual en el transporte y los espacios públicos y en los restaurantes y locales de comidas. 

Por eso, se pedirá a los espectadores que cumplan unas estrictas normas para disminuir lo más posible las chances de un nuevo brote de coronavirus. Deberán utilizar tapabocas dentro de los recintos en todo momento, no podrán hablar en voz alta o gritar -como se dijo desde un primer momento, se fomentará que alienten a los atletas con aplausos solamente-, se deberán evitar las aglomeraciones y deberán abandonar los estadios en forma escalonada.


Según la prensa japonesa, habrá unas 20 mil personas, sin contar los atletas, en el estadio olímpico para la fiesta inaugural. Foto REUTERS/Pawel Kopczynski

“Se les pedirá además que se desplacen directamente a las sedes y regresen directamente a sus casas, y que tomen todas las precauciones necesarias cuando se desplacen entre prefecturas”, indicó Hashimoto.

Y desmintió que se solicitará a las personas constancia de un test negativo de Covid-19 antes de ingresar a los recintos, como habían asegurado algunos medios locales en los últimos días.

La ex patinadora olímpica comentó que se llegaron a vender unas 4,48 millones de entradas y después de que los Juegos fueran postergados el año pasado se reembolsaron unas 840 mil. El límite de 10 mil personas anunciado este martes significa que el máximo de tickets disponibles será de 2,72 millones, por lo que el comité organizador embolsará por esa vía solo la mitad de los 820 millones de dólares que había estimado en un primer momento.

En Tokio y otras ocho prefecturas se levantó el domingo el estado de emergencia que estaba vigente desde fines de abril -solo Okinawa mantiene las restricciones severas-, luego de que se registrara un marcado descenso en el número de contagios y de fallecidos por coronavirus en los últimos 30 días.


Tokio levantó el domingo el estado de emergencia vigente desde abril y aligeró las restricciones. Foto AP/Koji Sasahara

La capital japonesa y esas otras regiones continúan ahora bajo un estado de “cuasi-emergencia” hasta el 11 de julio, que implica una apertura parcial, condicionada igualmente a la evolución de la pandemia. Si los positivos se disparan nuevamente, las medidas se endurecerán.

Es que aunque la curva de contagios se frenó -la tasa media de nuevos contagios en una semana en Tokio es de unos 400 diarios- las autoridades sanitarias temen que los Juegos y la expansión de nuevas variantes vuelvan a dispararla.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA