Club de París: cómo reaccionó el mercado a los anuncios de Guzmán

El anuncio de un entendimiento para evitar un default con el Club de París colaboró para suavizar la carrera alcista que desde hace días emprende la tasa de riesgo país -y que hoy había profundizado- y para reducir el castigo que sufrían los bonos argentinos, pese a que están a sólo doce ruedas de pagar…

club-de-paris:-como-reacciono-el-mercado-a-los-anuncios-de-guzman

El anuncio de un entendimiento para evitar un default con el Club de París colaboró para suavizar la carrera alcista que desde hace días emprende la tasa de riesgo país -y que hoy había profundizado- y para reducir el castigo que sufrían los bonos argentinos, pese a que están a sólo doce ruedas de pagar su primer cupón. Esto le permitió al principal índice de precios de la Bolsa porteña evitar un nuevo cierre en rojo.

Los analistas privados coincidieron en evaluar que lo que el mercado valoró fue simplemente que el país haya logrado evitar un nuevo evento disruptivo, aunque lo haga con un anuncio acomodado para calmar la interna oficialista.

“Se notó un cambio de tendencia en el intradiario, que se produjo justo en el momento en que las agencias internacionales adelantaron el anuncio. Por caso, el Global 30 que perdía 1,2% hasta antes de que salieran ese cable inició luego un rebote que le permitió cerrar la jornada solo 0,5% abajo. Aunque también ayudaron los dichos de Powell”, graficó el economista y analista de mercados, Nery Persichini, de GMA Capital.

Persichini aludió a que la manera de medir la reacción del mercado se vio “contaminada” porque el anuncio del ministro de Economía, Martín Guzmán, se produjo minutos antes que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Jerome Powell, diera inicio a una exposición ante su parlamento.

En especial, porque allí Powell ratificó la intensión de ese organismo de “fomentar una recuperación amplia e inclusiva” del mercado laboral, lo que incluye una decisión de no precipitarse a subir las tasas de interés basándose únicamente en el temor a una inflación que se avecina. “No subiremos los tasas de interés de forma preventiva, porque temamos la posible aparición de la inflación. Esperaremos a tener pruebas de una inflación real o de otros desequilibrios”, dijo, en concreto

Fue antes de aclarar además que interpretan que las últimas alzas de precios registradas en ese mercado “no hablan de una economía tensa” sino que provienen de categorías “directamente afectadas por la reapertura” de la economía tras les restricciones impuestas para combatir el avance de la pandemia de Covid-19.

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell en una de sus exposiciones ante el Congreso

Esa definición en EE.UU., tras anuncios de posibles anticipaciones en los ajustes a las tasas filtrados la semana anterior, favoreció por caso que el índice de las acciones tecnológica de Wall Street (Nasdaq) cierre marcando un nuevo máximo histórico de 14.253,27 puntos (+0,8%) impulsado por alzas de Amazon, Microsoft y otras empresas tecnológicas de primer nivel.

Lo concreto fue que, por impulso de ambos vectores, las acciones (cerró 1,17% arriba el S&P Merval) y bonos de la deuda argentina terminaron la rueda en alza o recortando las marcadas pérdidas con que habían iniciado la jornada, como bien reflejó el máximo de 1544 puntos (+2,9%) que marcó la tasa de riesgo país tras el mediodía antes de recortar ese aumento al 2,2% para cerrar la jornada en 1535 puntos (mayor valor en casi un mes).

“Es una noticia positiva, ya que no sólo despeja en el corto plazo el pago de US$2400 millones [se pagan solo US$430 millones y el resto con posterioridad], sino que también es reflejo de la voluntad de no entrar en default con este organismo”, evaluó por caso Roberto Geretto, economista del fondo de inversión FundCorp. “Creo que se valoró que la Argentina se aleje de un escenario de default en julio: fue un driver positivo para los precios de los activos argentinos en medio de un clima internacional que también traccionó”. coincidió Persichini.

“El día había arrancado bastante malo para los bonos y luego rebotaron unos 30 centavos en el intradiario cuando se filtró que habría anuncios. La reacción más plena se podrá medir en este caso mañana y creo que será positiva aunque sólo moderadamente, ya que lo positivo es simplemente que se evita un default con el agregado de que no se pagan penalidades, pero no da para más ya que no hubo declaraciones de los acreedores o del FMI”, evaluó el economista Francisco Mattig, economista de Consultatio.

“Lo que ofrece el Gobierno es un gesto de buena voluntad para evitar el default. La reacción del mercado tuvo que ver con eso”, evaluó Sebastián Sansevero, del Estudio Dávalos& Asociados. “El mercado accionario se dio vuelta, pero los bonos no llegaron y creo que mañana nos podrían dar alguna mejor señal de evaluación, en especial si aparece alguna señal en el mismo sentido del Club de París”, coincidió por su parte el analista financiero Cristhian Buteler.

Para los economistas de LCG, consultora que dirige Guido Lorenzo, el anuncio de este pago forma parte de “una decisión salomónica al interior” del espacio oficialista, donde no hay acuerdo sobre cómo enfrentar esta situación. Pero también “es una señal de cara al FMI. La Argentina tiene que mostrar voluntad de pago además de capacidad. Incluso al no tener una capacidad holgada, se debe exagerar en la voluntad a fin de cuentas de dar una señal concreta de que el país tiene vocación por resolver el problema integral de la deuda”.

Conocé The Trust Project