Si tienes Windows 7, ya no podrás actualizar los driver con el sistema Update

En concreto, este cambio de política de Microsoft, que está explicado en un documento oficial, afecta a Windows 7, Windows Server 2008 y Windows Server 2008 R2. Microsoft acaba de poner otra losa sobre Windows 7, un sistema operativo que ya no cuenta con soporte desde enero de 2020, y que ahora ya no puede recibir actualizaciones…

si-tienes-windows-7,-ya-no-podras-actualizar-los-driver-con-el-sistema-update

En concreto, este cambio de política de Microsoft, que está explicado en un documento oficial, afecta a Windows 7, Windows Server 2008 y Windows Server 2008 R2.

Microsoft acaba de poner otra losa sobre Windows 7, un sistema operativo que ya no cuenta con soporte desde enero de 2020, y que ahora ya no puede recibir actualizaciones de drivers a través de Windows Update, como ha sucedido durante toda la vida.

En concreto, este cambio de política de Microsoft, que está explicado en un documento oficial, afecta a Windows 7, Windows Server 2008 y Windows Server 2008 R2 que ya no podrán actualizar los controladores a través de Windows Update.

Esto viene a raíz de que el certificado raíz SHA-1 para Windows 7 y Windows Server 2008 dejó de ser válido el pasado 9 de mayo, haciendo que los socios empezaran a publicar drivers firmados por SHA-2 que han estado provocando distintos problemas de funcionamiento y que es incompatible en dispositivos Windows Server. Esto ha adelantado la decisión de Microsoft que tampoco dejará publicar drivers firmados por SHA-2 en Windows Update.

Por suerte habrá una excepción, y es que aquellos clientes acogidos al programa Extended Security Updates (ESU) van a seguir accediendo a estos drivers actualizados: “si su organización utiliza el programa Extended Security Updates (ESU), continuará teniendo la posibilidad de implementar controladores en sus dispositivos administrados utilizando Windows Server Update Services”.

En todo caso, no será para siempre, porque estos drivers de Windows 7 dentro del programa seguirán siendo compatibles hasta enero de 2023, con lo que básicamente, Microsoft cierra el grifo a la actualización de drivers en Windows 7. La única buena noticia para los usuarios de Windows 7 es que presumiblemente van a poder actualizar gratis a Windows 11, publica ComputerHoy.com.

Los de Redmond no quieren que pase con Windows 10 lo mismo que está pasando con Windows 7, donde hay millones de ordenadores en todo el mundo que están ejecutando un sistema operativo anterior, y donde incluso sistemas de hace 20 años, como Windows XP, siguen teniendo cierta presencia.