Buscan volver residencial el Centro con el alquiler de oficinas como viviendas

La actual coyuntura sanitaria puso sobre la mesa de debate un tema que se originó a partir del impacto que tuvieron las  medidas adoptadas a fin de reducir los contagios, las cuales derivaron en una fuerte disminución del flujo de personas en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo apunta a revitalizar…

buscan-volver-residencial-el-centro-con-el-alquiler-de-oficinas-como-viviendas

La actual coyuntura sanitaria puso sobre la mesa de debate un tema que se originó a partir del impacto que tuvieron las  medidas adoptadas a fin de reducir los contagios, las cuales derivaron en una fuerte disminución del flujo de personas en el centro de la Ciudad de Buenos Aires.

El objetivo apunta a revitalizar una zona que cuenta con una baja densidad poblacional, lo que, sumado a la falta de turistas, convirtió al lugar en un espacio fantasmagórico. Datos de la Secretaría de Desarrollo Urbano de la Ciudad aseguran que entre los barrios más afectados figuran San Nicolás con un 63% menos de lo que era habitual, Montserrat con el 70% y Retiro con el 80%. Un claro ejemplo de la situación que se vive por estos tiempos en la zona del Macro y Microcentro en la que casi el 50% de los comercios bajaron sus persianas definitivamente, según datos de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad (Fecoba), en tanto que el 63% del Microcentro está ocupado por oficinas, distribuidas en unos 647 edificios, según la Ciudad.

Atento a estas circunstancias, esta semana comenzó a circular en la Legislatura porteña un proyecto de ley que apunta a la refuncionalización del área central de la Ciudad. La iniciativa fue presentada por Manuel Socías, legislador porteño del Frente de Todos (FdT), y tiene por objetivo reconvertir en viviendas de alquiler los edificios de oficinas que quedaron vacíos por el aumento del teletrabajo desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

Según se desprende del proyecto, al que tuvo acceso PERFIL, la propuesta abarca el polígono delimitado por las avenidas Santa Fe; Leandro N. Alem y su continuación Paseo Colón; Independencia, y la traza de las avenidas Entre Ríos-Callao.

El proyecto apunta a la creación del Plan de Recuperación del Centro Porteño, y de esta manera fomentar la oferta de inmuebles para alquiler con destino de vivienda única familiar de ocupación permanente, mediante el otorgamiento de créditos para la reconversión de oficinas en viviendas.

La iniciativa busca planificar una nueva dinámica urbana en el centro porteño de la Ciudad que lo convierta en un área sustentable y accesible. Para ello, se propone generar un stock de viviendas destinadas al alquiler residencial y permanente para familias de ingresos medios. De esta forma, se propicia una renovación y reactivación del centro y un cambio de dinámica respecto a los usos que preponderaron hasta ahora. La residencialización llevará una nueva vitalidad, reactivando el consumo y alentando la instalación de nuevos emprendimientos gastronómicos o comerciales.

“La situación actual en la que se encuentra el centro porteño requiere de una intervención del Estado que esté a la altura de la crisis desatada por la pandemia, brinde respuestas a los distintos actores afectados y asuma su rol como principal responsable del desarrollo urbano de la Ciudad”, aseguró Manuel Socías a este diario. Queremos acompañar la reconversión de las oficinas vacías en viviendas accesibles para los sectores medios y generar así un stock de 3 mil nuevas viviendas destinadas solo al alquiler residencial bajo reglas claras que protejan en serio a los inquilinos y brinden seguridad a los propietarios. Nuestra propuesta es concreta, realista y viable”, completó.

Desde la Ciudad, en tanto, también pusieron su mirada en esta zona de la Capital Federal. En este caso, desde la Secretaría de Desarrollo Urbano porteño destacaron la necesidad de un centro flexible. Para ello apuntan a consolidar una estrategia entre comunas, en el que se destaque el valor identitario existente, el desarrollo de un plan para el Casco Histórico y la integración del Macro y Microcentro.

Otra de las iniciativas que se impulsan desde esa secretaría gubernamental es la generación de pertenencia que motorice la dinámica diurna y nocturna de la zona. El objetivo será incorporar nuevos perfiles de usuarios de la zona a partir de la tracción de nuevos residentes por medio de alquileres.

“Sabemos que el centro porteño es el lugar más interconectado con la Ciudad, con el subte y el metrobus. Es un lugar muy interesante, en cuanto a cultura y servicios. Es una zona donde tenés todo a 15 minutos”,  aseguró Álvaro García Resta, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano. Quien por último agregó: “Por estos motivos, queremos generar una residencialización de la zona y transformar el Microcentro porteño. Que deje de funcionar exclusivamente como un centro financiero y que se convierta en un barrio más de la Ciudad, que puedan vivir y disfrutar las personas todos los días”.