Copa América: Argentina jugará ante Uruguay el partido 1000 de su historia

El primer partido en la historia de la Selección Argentina, en 1902, fue un amistoso contra Uruguay. El encuentro 1000, 119 años después, tendrá el mismo rival pero por la Copa América, el torneo continental más antiguo del mundo. En el medio, miles de historias de la que fueron protagonistas 1365 jugadores y 41 entrenadores.…

copa-america:-argentina-jugara-ante-uruguay-el-partido-1000-de-su-historia

El primer partido en la historia de la Selección Argentina, en 1902, fue un amistoso contra Uruguay. El encuentro 1000, 119 años después, tendrá el mismo rival pero por la Copa América, el torneo continental más antiguo del mundo. En el medio, miles de historias de la que fueron protagonistas 1365 jugadores y 41 entrenadores. Son mil partidos, claro, solo ante selecciones absolutas, sin contar contra combinados o clubes.

“Hoy por primera vez se jugará un partido internacional entre argentinos y orientales, porque es esta la primera ocasión en que un team compuesto esencialmente por jugadores argentinos y otro de orientales se disputarán con tesón en suelo uruguayo los costosos laureles de la victoria”, dijo Domingo Prat, jugador, socio-fundador de Nacional y dirigente de la joven Asociación Uruguaya de Football (creada en 1900) en el discurso que dio durante el almuerzo en el Gran Hotel de Montevideo.

El primero de los 191 encuentros disputados desde entonces se jugó el 20 de julio de 1902 en la cancha de Albion, en Paso Molino. Argentina goleó 6 a 0. El de este viernes será la edición 192 del clásico rioplatense, que tiene a Argentina bien arriba: 88 victorias contra 57 derrotas y 46 empates.


Guillermo Stabile, goleador del Mundial de 1930.

La mayoría de los enfrentamientos se disputaron en las tres primeras décadas del siglo XX, cuando el fútbol del Río de la Plata fue considerado el mejor del mundo. La final olímpica de 1928 en Amsterdam y la del primer Mundial en 1930 son prueba de ello.

Entre 1902 y 1930, jugaron más de la mitad de los partidos: 105 entre Sudamericanos, Juegos Olímpicos (aún de mayores), las tradicionales Copa Lipton y Newton, amistosos y otras copas menores. El historial estaba más parejo: 41 a 38. La gran diferencia la albiceleste la consiguió después.


Mario Kempes, el superhéroe del Mundial de 1978.

En esos primeros años no existía la figura del director técnico. Los entrenadores eran profesores de educación física que mantenían en línea a los jugadores, como Angel Vázquez, José Lago Millán o Juan José Tramutola. Los dirigentes formaban una comisión de selección y muchas veces el capitán era la voz de mando del equipo, el técnico en la cancha. 

Lo real es que el primero de los 41 directores técnicos que tuvo la Selección entrenadores que tuvo el seleccionado fue Francisco Olazar, ex volante central de Racing, en 1929. Fue también el conductor en el primer mundial. El goleador en Uruguay 1930 fue Guillermo Stábile, quien luego se transformó en el técnico que más tiempo y más partidos dirigió en la historia: 123 encuentros.

El próximo 30 de octubre se cumplirán 100 años del primer gran éxito en la historia de la Selección, cuando ganó el primero de las 14 torneos sudamericanos. Américo Tesoriere, el arquero de Boca, fue el héroe al mantener su arco invicto en los tres partidos. Luego llegaron los otros trece éxitos: 1925, 1927, 1929, 1937, 1941, 1945, 1946, 1947, 1955, 1957, 1959, 1991 y 1993.

José Salomón puede resultar un nombre extraño para muchos. Pero en la década del 40 fue el gran capitán y un indispensable para Stábile. Hasta que el brasileño Jair lo quebró el 10 de febrero de 1946, a los 30 minutos de un partido del Sudamericano jugado en Buenos Aires. Fue el último encuentro de Salomón con la celeste y blanca, y durante mucho tiempo, con 46 encuentros jugados, fue récord de presencias, recién superado por René Houseman durante el Mundial 78.

Luego, Oscar Ruggeri estuvo cerca del centenar de partidos en 1994 (completó 97) y finalmente la secuencia de los centenarios: Diego Simeone, 103; Angel Di María, 106; Roberto Ayala, 111 y Javier Zanetti, 142. En tanto, Lionel Messi va camino a destronar a Javier Mascherano. Ante Uruguay jugará su partido número 146 y quedará a uno de igualar al Jefecito.

De jugar todos los partidos, el lunes 28 de junio, ante Bolivia, el crack rosarino llegará a los 148 encuentros y ostentará por un buen tiempo dos récord, el de máxima presencia y el de máximo goleador.


Diego Maradona y la gloria, en México. Foto: AP.

Si de goleadores se trata, el primero en superar la barrera de los 20 goles fue Herminio Masantonio, el gran artillero de Huracán: 21 entre 1935 y 1942. Luego lo superó Luis Artime, con 24, desde 1961 a 1967. Y por mucho tiempo lo fue Diego Maradona, 32 entre 1977 y 1994. Más tarde Batistuta, que parecía inalcanzable con los 54 en 2002, pero hace tiempo que Messi lo dejó atrás.

Insoslayables, entre los 999 partidos hasta este viernes, son los 14 encuentros que están metidos en el corazón de todos los argentinos. Los 7 del Mundial 78 y los 7 del Mundial 86. Los dos títulos mundiales, en tiempos futbolísticos felices, de Mario Kempes a Diego, de César Menotti a Carlos Bilardo. Tiempos de gloria eterna para nuestra Selección.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA