Una Selección con las defensas bajas: Scaloni y el problema de encontrar cuatro intocables para el fondo

Cuando asumió como técnico de la selección, después del Mundial de Rusia, Lionel Scaloni se planteó dos objetivos principales: acelerar la renovación de cara al futuro y construir un equipo equilibrado para rodear bien a Messi. Después de 28 partidos, aún no lo logró. Y la zona defensiva sigue siendo la mayor preocupación después de…

una-seleccion-con-las-defensas-bajas:-scaloni-y-el-problema-de-encontrar-cuatro-intocables-para-el-fondo

Cuando asumió como técnico de la selección, después del Mundial de Rusia, Lionel Scaloni se planteó dos objetivos principales: acelerar la renovación de cara al futuro y construir un equipo equilibrado para rodear bien a Messi. Después de 28 partidos, aún no lo logró. Y la zona defensiva sigue siendo la mayor preocupación después de casi tres años, en medio de una Copa América y a un año del Mundial de Qatar 2022.

En las 12 convocatorias, Scaloni llamó a 10 arqueros de los que utilizó como titulares a 6, y a 26 defensores, de los que jugaron desde el minuto inicial solo 16. En la mayoría de los partidos utilizó la línea de 4 (4-4-2 o 4-2-3-1), pero sigue cambiando nombres y no encuentra los cuatro intocables.

La inconformidad lo llevó a descartar a uno de los jugadores en los que confió desde un principio: Juan Foyth. Al ex jugador de Estudiantes lo utilizó como lateral por derecha y además aprovechó su presencia para usar línea de tres contra México (2-0) y Venezuela (1-3), los únicos dos encuentros de los 28 en que jugó 3-4-3 desde el arranque. Foyth pasó de titular a suplente de Gonzalo Montiel y de suplente a fuera de la Copa América. En ese puesto, el hombre de River parece ser el más firme de los cuatro, con Nahuel Molina ahora como alternativa.

Con el primer marcador central sucede lo mismo. Se afirmó Germán Pezzella primero y en la Copa América pasada fue la pareja titular junto con Nicolás Otamendi. Su actuación no fue del todo convincente. Por una lesión (esguince de tobillo en septiembre de 2020) y poca continuidad en la Fiorentina, quedó relegado tras 13 partidos como titular (8 de ellos como dupla central con el hombre de Benfica). Scaloni optó por Lucas Martinez Quarta, quien ya suma ocho partidos desde el arranque, también en dupla con el ex Vélez, seis encuentros con el de Chile del lunes. Durante el juego fue notorio el fastidio del técnico con el jugador.

A pesar del error en el retroceso de Otamendi en la jugada que provocó el penal y el empate chileno, Nico sigue siendo número puesto para el entrenador: jugó en 18 de los 28 partidos. Y hoy no tiene reemplazante. La lesión de Cuti Romero plantea una incógnita que no se podrá develar este viernes ante Uruguay. ¿Scaloni empezaría a probar con Romero-Otamendi? Habrá que esperar la evolución de la lesión del ex Belgrano.


Cristian “el Cuti” Romero debutó en la Selección Argentina y en su segundo partido convirtió ante Colombia. Su aparición es una noticia auspiciosa. Foto: Raul ARBOLEDA / AFP.

Nicolas Tagliafico es el defensor que más veces jugó como titular en el ciclo Scaloni: 21 partidos. Su puesto no esta en duda pero tiene una competencia pareja en Marcos Acuña. La sensación es que ante una baja actuación puede ser reemplazado. Fue Jorge Sampaoli el que ubicó de 3 al ex Racing. Scaloni, que era su ayudante, también lo utiliza allí. Pero tienen características diferentes. Tagliafico es más de marca, el Huevo más de proyectarse. En ese conflicto, Argentina sufrió ante Colombia la jerarquía de Juan Cuadrado cuando encontraba espacios por ese sector.

El contraste queda más claro cuando se analiza del medio hacia arriba. Rodrigo De Paul y Leandro Paredes fueron titulares en 21 de los 28 partidos. Y de a poco se fue acoplando Giovanni Lo Celso: ya son 9 los encuentros en los que los tres arrancan juntos como titulares. Messi, indiscutido, y Lautaro Martínez el centrodelantero del ciclo. Después, buscó más variantes por la izquierda.

Entre esos dos bloques, aparecen los espacios vacíos que el entrenador tiene que resolver. Le gusta que el equipo presione bien arriba pero cuando se adelantan De Paul y Paredes los del fondo no realizan una buena cobertura. Y es una invitación para los rivales de jerarquía que saben aprovechar esos huecos.

Aceitar esta cuestión tal vez sea la clave para mejorar el funcionamiento colectivo. Y sostener la diferencia que se logra cuando se encienden los de arriba, en especial Messi.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA