La Academia: Pachu Peña y una coreo llena de risas, pero con un puntaje muy bajo

Sin lugar a dudas, Pachu Peña es uno de los participantes que más se destaca en La Academia. No tanto por su aptitud para el baile, pero si por su humor y por las frescura que entrega en la pista. Y en el ritmo shuffle, Pachu regaló una pieza de comedia que divirtió al jurado,…

la-academia:-pachu-pena-y-una-coreo-llena-de-risas,-pero-con-un-puntaje-muy-bajo

Sin lugar a dudas, Pachu Peña es uno de los participantes que más se destaca en La Academia. No tanto por su aptitud para el baile, pero si por su humor y por las frescura que entrega en la pista. Y en el ritmo shuffle, Pachu regaló una pieza de comedia que divirtió al jurado, aunque no le dieran un gran puntaje.

Al momento de presentarle su número a Marcelo Tinelli, el humorista aseguró: “La coreografía tiene suspenso, intriga, amores desencontrados, y un final inesperado”. Y aunque hubo risas, el jurado fue muy severo en la devolución. Ángel de Brito opinó que todo parecía “un sketch de los viernes, una cámara oculta”, y luego detalló: “Te dieron el tema más popular de este género, y lo destrozaste. Pero de Pachu me gusta que tiene tensión, porque nunca sabés cómo va a terminar todo. Divertir, me divertí un montón, pero lo único que se cumplió fueron los cuatro bailarines” (1).

En su turno, Carolina “Pampita” Ardohain comentó que le gustó la idea, pero detalló: “No sabía si era tipo Misión Imposible, o si era una parodia. Cuidado con reírte, porque cuando te estás divirtiendo, obviamente el paso no tiene la misma seguridad. Los trucos salieron desprolijos, es una pena. No funcionó, no tuvo esa cosa de equipo todos con la misma fuerza, vos estabas como un invitado” (4).

Luego Jimena Barón aseguró que Pachu era muy “querible”, pero recalcó: “Faltó mucho baile, en cinco pasos de los demás, voy hacías uno. Te adoro, me encantan, pero estuvo muy flojo” (voto secreto). En el cierre, Hernán Piquín valoró la historia dentro de la coreo, y concluyó: “No me gustó, parecía una publicidad, lo siento” (2).

LA NACION

Conocé The Trust Project