El gran desafío de la Selección es no bajar el rendimiento de un tiempo a otro

Lionel Scaloni tiene un gran desafío que analizar puertas adentro con sus jugadores en la Selección: ¿por qué hay tanta diferencia entre lo que el equipo produce en el primer tiempo con respecto a lo que se ve en el segundo? ​No es cuestión de desgranar el ciclo completo que lleva el entrenador en su…

el-gran-desafio-de-la-seleccion-es-no-bajar-el-rendimiento-de-un-tiempo-a-otro

Lionel Scaloni tiene un gran desafío que analizar puertas adentro con sus jugadores en la Selección: ¿por qué hay tanta diferencia entre lo que el equipo produce en el primer tiempo con respecto a lo que se ve en el segundo?

No es cuestión de desgranar el ciclo completo que lleva el entrenador en su cargo sino de comentar con todo respeto lo que ocurrió en los últimos dos partidos que jugó Argentina. Y esa disparidad quedó a la vista de todos en los encuentros frente a Colombia por las Eliminatorias hacia el Mundial de Qatar 2022 y frente a Chile, en el debut en la Copa América.

Argentina necesita encontrar los espacios y ser un equipo equilibrado. No se vio eso en estos dos partidos. Porque contra Colombia ganaba 2 a 0 a los pocos minutos y todo se vino abajo después. Y porque ante Chile buscó la posesión de la pelota y encontró el gol en un formidable tiro libre de Lionel Messi, pero luego no hubo contundencia y se apagó.

Si se prefiere pensar en positivo hay que destacar el gran fútbol que tiene Giovani Lo Celso en su cabeza y que lo traslada a sus pies para acercarse a lo que habitualmente ofrece siempre Messi.


Lo Celso se mostró como uno de los grandes socios de Messi.
Foto: MAURO PIMENTEL / AFP

Evidentemente, Lo Celso debe estar recuperándose de alguna lesión o no llegó en las mejores condiciones físicas. Si no, no se entiende que lo hayan sacado. Jugadores como él, que te generan tantos pases gol y en espacios reducidos te arman una jugada peligrosa, no pueden faltar en el equipo.

Scaloni debe mantener firme al equipo que tenga en la cabeza. Los cinco cambios por partido le van a quitar la posibilidad de armar las pequeñas sociedades. Es una frase muy antigua pero siempre vigente aquella que dice que a partir de esas pequeñas sociedades se arma un equipo. Pero las pequeñas sociedades se forman a través de los ensayos y lógicamente la Selección ha estado muchos meses parada y eso se nota.

Es fundamental que Scaloni y su cuerpo técnico se llenen de seguridad para transmitírsela al plantel. En el tiempo que tenga hay que afianzar una idea y armar sociedades que se junten en pos del buen funcionamiento colectivo. Por eso reafirmo que los cambios no alcanzan para que el equipo tenga un funcionamiento adecuado.

En Messi y Lo Celso tiene jugadores que de cualquier espacio pueden crear jugadas de gol. Lautaro Martínez debe controlar más el temperamento, porque en un Mundial le puede costar una expulsión. Y atrás hay que ser tiempistas en la última jugada para no cometer errores. Todo esto se ensaya, se prueba, se trabaja. Ese ejercicio continuo se incorpora a la cabeza y eso se traslada luego a los músculos.

Yo sigo pensando en positivo por lo visto en los primeros tiempos. A ese funcionamiento es al que tiene que apostar Argentina. La apuesta grande es crecer a partir de que el entrenador transmita su idea, para que los jugadores la puedan desarrollar dentro del campo de juego. Ese es el desafío.

Creo que lo puede lograr con estos jugadores en la Copa América. Ysi se quiere tomar este torneo pensando en el Mundial que viene, me parece que con este plantel, más tres o cuatro jugadores que no quiero nombrar por ética profesional, puede encontrar cerca de Qatar 2022 un equipo en el que se asegure el buen primer pase y se le dé equilibrio al mediocampo.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA