Roland Garros: la triste noticia que recibió Stefanos Tsitsipas cinco minutos antes de entrar a jugar la final

Stefanos Tsitsipas sufrió una dura derrota este domingo en la final de Roland Garros, ante Novak Djokovic, pero no fue la pérdida más triste que padeció el griego en un día que seguramente rememorará como uno de los peores de su vida. Es que, según él mismo contó horas más tarde a través de las…

roland-garros:-la-triste-noticia-que-recibio-stefanos-tsitsipas-cinco-minutos-antes-de-entrar-a-jugar-la-final

Stefanos Tsitsipas sufrió una dura derrota este domingo en la final de Roland Garros, ante Novak Djokovic, pero no fue la pérdida más triste que padeció el griego en un día que seguramente rememorará como uno de los peores de su vida.

Es que, según él mismo contó horas más tarde a través de las redes sociales, cinco minutos antes de ingresar al Phillipe Chatrier, court central del predio parisino, se enteró de la muerte de su abuela paterna.

Luego de haber batallado durante 4 horas y 11 minutos frente al serbio, en lo que fue la primera final de torneos Grand Slam para el joven de 22 años, Tsitsipas se derrumbó en su asiento con los ojos llenos de lágrimas y una toalla tapando su cabeza.

Parecía la bronca de alguien que había estado dos sets arriba ante el número uno y se le había escurrido entre los dedos la gloria, cual polvo de ladrillo. Pero eso era lo de menos.

El quinto en el Ranking ATP se descargó con un mensaje profundo que comienza afirmando que “la vida no se trata de ganar o perder”, sino “de disfrutar cada momento de la vida, ya sea solo o con otros”.

“La vida no se trata de ganar o perder. Se trata de disfrutar cada momento de la vida, ya sea solo o con otros. Viviendo una vida significativa sin miseria y abyección. Levantar trofeos y celebrar victorias es algo, pero no todo“, expresó el talentoso tenista en su cuenta de Instagram.

Y reveló: “Cinco minutos antes de entrar a la cancha, mi muy querida abuela perdió la batalla con la vida. Una mujer sabia cuya fe en la vida y su voluntad de dar y proveer no se pueden comparar con ningún otro ser humano que haya conocido”.


Stefanos Tsitsipas, luego de su derrota en la final de Roland Garros. Foto Yoan Valat/EFE

Tsitsipas tiene una relación muy particular con su padre, Apostolos, quien a su vez es su entrenador. Incluso alguna vez ha llegado a golpearlo en público (lo que le valió un reto de su madre desde la tribuna).

Sin embargo, Apostolos fue y es el gran impulsor de la carrera de Stefanos, un joven que está marcado como uno de los sucesores del trinomio conformado por Roger Federer, Rafael Nadal y Djokovic.

Por eso, es significativo el final de su carta por la muerte de su abuela, la madre del hombre que aún este domingo, con todo el dolor a cuestas, estuvo alentando a su hijo como siempre, e incluso más que nunca.

“Es importante tener más personas como ella en este mundo. Porque personas como ella te dan vida. Te hacen soñar. Me gustaría decir que sin importar el día, circunstancia o situación, esto está dedicado íntegramente a ella, y solo a ella. Gracias por criar a mi padre. Sin él, esto no habría sido posible”, concluyó Tsitsipas.

Lo he dado todo y no he podido hacerlo mejor”, sostuvo el jugador en la ceremonia de premiación. Sin dudas, había dado más de lo que los que lo estaban escuchando en ese momento imaginaban.

DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA