Matías Suárez: cómo vivió el coronavirus, la ansiedad por el próximo River – Boca y por qué empezó a entrenarse solo

“El covid me pegó fuerte…” Matías Suárez hace una pausa en el relato antes de arrancar a contar qué sintió durante esos días en los que estuvo infectado. Como si la angustia de aquellos momentos aún estuviera dentro de su cuerpo.“Me sentía cansado y con dolor en el pecho. Pensé que por ser deportista y…

matias-suarez:-como-vivio-el-coronavirus,-la-ansiedad-por-el-proximo-river-–-boca-y-por-que-empezo-a-entrenarse-solo

El covid me pegó fuerte…

Matías Suárez hace una pausa en el relato antes de arrancar a contar qué sintió durante esos días en los que estuvo infectado. Como si la angustia de aquellos momentos aún estuviera dentro de su cuerpo.

“Me sentía cansado y con dolor en el pecho. Pensé que por ser deportista y estar sano, podía no ser tan complicado pero los primeros cuatro o cinco días estuve con fiebre, dolor de cabeza, mucho dolor de cuerpo, y mucha tos, que hasta el día de hoy la tengo. Pero por suerte los estudios me dieron bien, por eso pude jugar contra Fluminense”, le contó a Clarín por teléfono desde Córdoba, donde pasa las vacaciones junto a su familia.

-¿Y cómo hiciste para estar ese día en el banco de suplentes y poder entrar en el segundo tiempo?

-Es que los estudios habían dado bien. Me hicieron hasta una tomografía para descartar neumonía y afortunadamente dio bien. Quise estar en el banco por el grupo. Marcelo (Gallardo) nos preguntó a todos los que nos habíamos recuperado y le dije que estaba disponible. Si me tocaba jugar iba a entrar, más allá de que no me sentía del todo bien.


Matías Suárez, junto a su familia.
Foto: Diario Olé.

Suárez se había salvado una primera vez, cuando su mujer estuvo contagiada y él se asiló en una habitación con su hijo; una segunda vez cuando su hijo también se contagió; y la tercera fue la vencida, cuando se produjo el contagio masivo de River. “Desde que se lo agarró mi mujer venía dando negativo. Cuando se contagió mi hijo me volvieron a hisopar y otra vez negativo. Y después me tocó junto a los chicos de River”, se lamentó el cordobés.

Suárez pasa sus vacaciones en Córdoba, su lugar en el mundo, antes de volver a los trabajos con el plantel de River. Disfruta en familia, junto a su mujer, Magalí y a sus hijos, pero también está pendiente de su físico. Es por eso que casi todos los días agarra su auto y hace media hora de recorrido para ir al complejo de un amigo suyo, en las afueras de la capital de la provincia mediterránea, para entrenarse. Después del extendido parate, quiere llegar bien a la pretemporada.

Estuve mucho tiempo parado y lo sentí en lo físico. Hacía rato que no tenía un parate así tan largo, tal vez desde que me operaron los ligamentos en 2011, pero así por diferentes circunstancias como ahora, nunca”, comentó el delantero. Primero fue la sinovitis, luego el contacto estrecho de su mujer y después su contagio de coronavirus. “Y parar un mes con la exigencia que nosotros tenemos cuesta”, reconoció.

-¿Y cómo viviste encerrado en una pieza el Superclásico y el partido con Santa Fe en el que Enzo Pérez atajó?

-Orgulloso por ver a los compañeros cómo afrontaron esos partidos. Y ver cómo jugaron algunos de los chicos de la Reserva que ni siquiera entrenaban con nosotros era para sacarse el sombrero jugaron. Y por otro estuvo la tristeza de haber quedado afuera con Boca por esa circunstancia que nos tocó pasar y de no haber podido estar en el partido más importante del fútbol argentino. Por el segundo tiempo que hicieron los chicos, merecieron ganarlo.

-¿Tenés ganas de volver a jugar ya con Boca? Viene el cruce por la Copa Argentina…

-Sí, jugar ese tipo de partidos es lo máximo. Y las ganas de jugar contra Boca siempre están. Pero también estamos pensando en los octavos de final de la Copa Libertadores.


Suárez lucha por el balón frente a Carlos Izquierdoz. El delantero espera con ganas el cruce de Copa Argentina con Boca.
Foto: EFE/Alejandro Pagni POOL

-También puede darse otro cruce por la Copa Libertadores si los dos pasan octavos…¿Los motiva más esa posibilidad?

-Sí, a todos. Tanto a nosotros como a ellos. A cualquier jugador le gusta jugar un clásico, lo que se vive antes de esos partidos son únicos, todos se van preparando para eso. Pero antes de jugar con Boca tendremos a Argentinos, un rival difícil, complicado, que viene creciendo con Gabriel Milito.

-Pasaron el grupo en la Copa Libertadores con sufrimiento. ¿Creés que siguen siendo candidatos o corren de atrás esta vez?

-Siempre River es candidato porque donde va es protagonista. Tiene la idea de jugar y querer ganar en cualquier lado. Es un club que te exige siempre y no tengo dudas que saldremos a ganar cualquier copa o campeonato. Estamos preparados para eso. Podemos jugar bien o mal, pero la idea de ser protagonista siempre va a estar.

-¿Lo vas a extrañar a Borré si se va?

-Sí, claro que lo voy a extrañar si se llega a ir. Como se extraña a esos grandes jugadores, como extrañamos a Scocco o a Pratto. Un delantero como Rafa es el primero en defender, el primero en atacar  y, a un juego como el mío, le viene muy bien tener al lado un jugador como él.

Si se va Borré, el 9 hoy es Girotti. ¿Cómo lo ves?

-Fede está demostrando que se encuentra a la altura de River y creo que no le pesa ni un poquito la camiseta. Y siempre quiere seguir aprendiendo, escucha muy bien lo que le pide Marcelo (Gallardo) y también a los compañeros.

-¿Te complementarías mejor con Girotti o con un Driussi, si Sebastián pega la vuelta?

-Ojalá pueda venir Seba porque es un jugador de jerarquía. Pero no porque me serviría a mí o a mí juego, sino a River. Con cualquiera de los dos podría complementarme.

-Se destaca mucho tu calidad para los controles de pelota. ¿Eso es innato o se perfecciona con el tiempo?

-Yo trato de ocuparme mucho de esa faceta. Miro mucho a jugadores técnicos. No es que tenga un referente, pero miro mucho a jugadores con esas características y a los que son inteligentes para moverse en el campo de juego. En nuestro fútbol, cuando parás una pelota y quedás bien perfilado sacás una ventaja. Por ahí no soy de los jugadores más rápidos, pero perfilándome bien saco una ventaja hacia adelante.

-Cuándo se dice que Suárez es un jugador hecho a medida para River, ¿qué sentís?

-Me genera un gran orgullo que se diga que estoy hecho para River pero yo pienso en aportar cosas para el equipo. Después, el nivel hay que sostenerlo en la competencia y no conformarse. Sigo trabajando para darle cosas a River. Yo juego para el equipo más allá de lo que pueda dar.

Matías Suárez y la Selección


Matías Suárez jugando para la Selección argentina frente a Nicaragua en el estadio Bicentenario (Argentina).
Foto: EFE/ Marcelo Ruiz

A pesar de haberse quedado afuera de la lista de 33 jugadores (ahora quedaron 28 para la Copa América) que defendió el DT de la Selección, Lionel Scaloni para las Eliminatorias Sudamericanas, Matías Suárez no se desanimó. “Estoy orgulloso con haber formado parte de la primera lista de 50 jugadores y con el que cuerpo técnico de la Selección me siga y me pregunte siempre cómo estoy”, admitió Matías Suárez en la charla.

Y tal vez la causa principal por la que se quedó afuera fue el largo parate que tuvo en el último tiempo. “No sé si el parate me jugó en contra para no estar en la Selección, pero lo cierto es que no llegué a jugar un partido completo en el último mes y sabía que a partir de esa situación era muy difícil ser convocado, por la exigencia que se necesita para estar en un nivel de Selección. Si me baso en eso, soy consciente de que era imposible estar”, reconoció sin rencor el cordobés.

Y con respecto al futuro, agregó: “Trataré de recuperarme y de estar preparado por si se da una convocatoria en la próxima fecha de Eliminatorias. Tengo la ilusión de poder volver, pero ahora me toca alentar desde afuera”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA