Malezas: diez recomendaciones para enfrentarlas y mantenerlas a raya

Las malezas representan uno de los mayores desafíos de la agricultura actual. Aunque los herbicidas son una herramienta poderosa de control, hay un abanico de herramientas para llevar adelante con el objetivo de enfrentarlas.Al respecto, la Asociación Argentina de Protección Profesional de Cultivos Extensivos (Aappce) difundió un informe en el que proponen diez puntos esenciales…

malezas:-diez-recomendaciones-para-enfrentarlas-y-mantenerlas-a-raya

Las malezas representan uno de los mayores desafíos de la agricultura actual. Aunque los herbicidas son una herramienta poderosa de control, hay un abanico de herramientas para llevar adelante con el objetivo de enfrentarlas.

Al respecto, la Asociación Argentina de Protección Profesional de Cultivos Extensivos (Aappce) difundió un informe en el que proponen diez puntos esenciales para llevar adelante un enfoque sustentable de este problema.

“Se requiere cada vez más del asesoramiento agronómico profesional en virtud de decidir cuándo, cómo, por qué y hasta dónde intervenir para evitar resistencias”, destaca Aappce y señala que en ese contexto, “las decisiones en campo del productor demandan de una interacción permanente con los profesionales agrónomos”.

En Aappce explicaron que hay una “una serie de prácticas y bases conceptuales generales para un manejo exitoso de malezas que atienda a la sustentabilidad, que todo profesional que brinde asesoramiento debe tener presente”. Estos diez puntos, son:

En el informe, además, Aappce destaca que a nivel mundial se identificaron 522 casos de resistencia. En la Argentina, a su vez, de acuerdo con los registros de la Red de Manejo de Plagas (REM) de Aapresid “el total de especies resistentes asciende a 22, con 39 casos correspondientes a cuatro mecanismos de acción, incluyendo 15 casos de resistencia múltiple”, explica.

“El manejo de malezas representa hoy una proporción muy importante del total de costos de producción. Se observan diferencias marcadas, tanto económicas como ambientales, en el manejo de malezas en favor de los establecimientos que tienen un asesoramiento agronómico profesional de aquellos que no lo tienen”, dice Martin Principiano, responsable del Nodo Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe de Aappce y destaca que “las malezas resistentes han hecho que se cuestione la forma en la que se viene produciendo en general; la integración de los métodos de control disponibles es la salida a esta problemática y para ello se requiere del conocimiento del ingeniero agrónomo”.

Con ese concepto coincide Lucas Cazado del Nodo NOA de Aapce. “Como profesionales generamos conocimientos bioecológicos de distintos seres vivos, entre ellos, de las malezas, que nos permiten identificar sus momentos de mayor susceptibilidad”, explica.

Otra ventaja del trabajo profesional en la lucha contra las malezas, afirman los especialistas, es la adaptación a la realidades profesionales. Mauro Mortarini del Nodo Oeste de Aapce, sostiene que “el asesoramiento profesional permite planificar con criterio para elegir las estrategias adecuadas y contener costos para que queden acordes a la problemática zonal y no por encima”, y añade que “el valor del asesoramiento está básicamente en poder tomar la decisión correcta, y no andar a prueba y error. Eso termina redundando en mejores márgenes para la empresa y mayores oportunidades de acción y menor impacto ambiental”.

En materia de manejo, Pedro Telechea, asesor agronómico participante también del Nodo Oeste, puntualiza sobre la necesidad de implementar prácticas diferentes. “Tenemos alternativas de comprobada eficiencia como lo son la intensificación con cultivos de cobertura y su complemento con la utilización de herbicidas residuales selectivos, eficaces para el control de malezas. Como asesores, debemos promover su implementación”, afirma.

LA NACION

Conocé The Trust Project