Facundo Campazzo terminó su primera temporada en la NBA y Denver Nuggets fue barrido por Phoenix Suns

Se terminó la primera temporada de Facundo Campazzo en la NBA. La despedida fue con una derrota contundente, que desnudó las limitaciones de Denver Nuggets, con una barrida por 4-0 frente a Phoenix Suns, con la que se cerró una de las semifinales de la Conferencia Oeste de la liga estadounidense de básquetbol. La cuarta…

facundo-campazzo-termino-su-primera-temporada-en-la-nba-y-denver-nuggets-fue-barrido-por-phoenix-suns

Se terminó la primera temporada de Facundo Campazzo en la NBA. La despedida fue con una derrota contundente, que desnudó las limitaciones de Denver Nuggets, con una barrida por 4-0 frente a Phoenix Suns, con la que se cerró una de las semifinales de la Conferencia Oeste de la liga estadounidense de básquetbol. La cuarta caída en fila fue en el Ball Arena, esta vez por 125-118, con una actuación espectacular de Chris Paul en el vencedor. Los Suns, instalados en las finales del Oeste después de 11 años, esperan al ganador de la llave entre Utah Jazz y L.A. Clippers.

Implacable en la media distancia: Chris Paul anotó 37 puntos para Phoenix Suns frente a Denver NuggetsGARRETT ELLWOOD – NBAE / Getty Images

Puesto contra las cuerdas, 0-3 en la cuenta, obligado a buscar un triunfo para empezar a pensar recién en la posibilidad de un milagro, Denver no estuvo a la altura de la exigencia que demandaba una semifinal de conferencia. Mérito por un lado de Phoenix, que aplicó todas las herramientas para incomodar a la franquicia de Colorado; frustración también de los Nuggets, que pagaron cada error con una eliminación por paliza.

Devin Booker, una de las grandes figuras de la serie, marcado por Facundo CampazzoDavid Zalubowski – AP

De los desaciertos ni siquiera escapó Nikola Jokic. El MVP perdió los estribos sobre el cierre del tercer cuarto, metió un manotazo sobre el rostro de Payne y fue expulsado de manera directa; una baja decisiva en un momento crucial, más allá de que Denver fue dependiente del talentoso serbio a lo largo de la temporada.

Los Nuggets llegaban a este encuentro con una estadística demoledora: nunca, en las 142 series en las que un equipo estuvo abajo en la cuenta, se consiguió revertir un 0-3 en estos duelos. Ni siquiera le alcanzó la localía para descontar frente los Suns, que se movieron a sus anchas, con un nivel descollante de Devin Booker (34 puntos y 11 rebotes) y Chris Paul (37 puntos, 3 rebotes y 7 asistencias) además de mostrar la intensidad defensiva necesaria para apagar el poder de fuego que había mostrado Denver en varios pasajes de la temporada.

Para este cuarto encuentro, Mike Milone dispuso dos modificaciones en el quinteto titular, con Monte Morris y Will Barton, dos históricos, en lugar de Campazzo y Austin Rivers. Pero, más allá de las variantes, no cambió la dinámica de la serie, con Phoenix dominante desde el comienzo. Los Suns encontraron la manera de desajustar la ofensiva de la franquicia de Colorado, y con un juego dinámico, en la velocidad consiguieron ser más precisos que los Nuggets, con un bajo 34 por ciento en tiros de campo, una cifra que arrastró sobre todo a Michael Porter Jr. y al propio Nikola Jokic.

Campazzo entró a falta de tres minutos para el final del primer cuarto, con los Nuggets abajo por siete puntos (18-25). No fue el mejor arranque, con dos intentos fallados de tres puntos. Pero Denver achicó un poco distancias en el epílogo, mientras Devin Booker hacía de las suyas, con 10 puntos y Jae Crowder cerraba la puerta de la defensa visitante con tres tapones en ese primer cuarto, que terminó con la visita al frente por 28-22.

Devin Booker durante el partido de playoff que disputan Phoenix Suns y Denver NuggetsDavid Zalubowski – AP

Campazzo sumó sus primeros puntos de la noche con un triple desde la esquina izquierda para quedar a seis puntos (27-33), pero cada vez que los Nuggets insinuaban acercarse, los Suns respondieron con precisión desde el perímetro. Con confianza, el cordobés acertó un segundo triple para ponerse 30-36 en el comienzo del segundo cuarto. Sin embargo, dos faltas seguidas lo mandaron a Campazzo de nuevo al banco, justo en lo que parecía el mejor momento del argentino. La primera mitad terminó con el equipo dirigido por Monty Williams adelante por ocho (63-55).

Nikola Jokic discute con Devin Booker; el serbio se descontroló y fue expulsado por una falta flagranteDavid Zalubowski – AP

Mejoró Denver en el comienzo del tercer parcial, con un par de aciertos de Porter Jr. y Barton, pero allí comenzó el show de Chris Paul, vital para mostrarle el camino a Phoenix con un concierto de dobles; CP3 fue una pesadilla para Campazzo, que no encontraba la manera de frenarlo, y cada vez que los Nuggets quedaban a una posesión de la igualdad aparecía la altísima efectividad en la media distancia de Phoenix. Y faltando 3m52s se produjo la expulsión de Jokic por una falta flagrante de tipo 2 sobre Cameron Payne. Los Suns tomaron algo más de distancia en ese final del tercer cuarto.

El pivot dijo que sólo quería cometer una falta sobre Payne. “No quería lastimarlo o pegarle en la cabeza a propósito”, comentó Jokic. Los árbitros le aplicaron una doble falta técnica a Jokic y Booker, y expulsaron al serbio, que terminó la noche con 22 puntos y 11 rebotes en 28 minutos. Jokic se convirtió en el segundo MVP vigente en ser expulsado en los últimos 25 playoffs, después de Stephen Curry en 2016. También fue el primero en ser barrido por 4-0 desde 1989, cuando Magic Johnson cayó por ese marcador con sus Lakers frente a los Pistons, sin jugar los últimos partidos por lesión.

Sin su máxima figura, Denver intentó despedirse con la cabeza alta, con Campazzo como líder y la premisa de seguir cerca en el resultado. En medio de un parcial de 13-5 para los de Colorado, el cordobés aportó un triple, una flotadita y una asistencia para un triple de Barton, pero Malone decidió sacarlo en el mejor pasaje del argentino en el último parcial. En su último partido de la temporada, Campazzo redondeó 14 puntos (1/3 en dobles y 4/7 en triples), 2 asistencias y 5 faltas en poco más de 21 minutos de acción.

A lo largo de estos cuatro encuentros contra los Suns, Denver fue un equipo que sólo dio batalla durante los primeros tiempos; recién en el cierre del último encuentro llegó al clutch cerca en las cifras como para intentar algún zarpazo, aunque Phoenix, claramente superior, siempre tuvo respuesta para todo, de la mano de Paul y Booker. Y la barrida, tal como se conocen las series con derrota por 4-0 en la NBA, se hizo definitivamente inevitable. Ahora, para Campazzo se vienen unos días de descanso antes de incorporarse a la selección argentina y pensar en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Conocé The Trust Project