A causa de complicaciones por el Covid, falleció el exgobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz

09/05/2021 – 23:06 País En el transcurso de este domingo y a casi un mes de haber contraído coronavirus, el presidente de la Cámara de Diputados de la vecina provincia de Santa Fe; exgobernador de la misma y exintendente de Rosario, Miguel Lifschitz, falleció a causa de las graves complicaciones de salud que padeció por…

a-causa-de-complicaciones-por-el-covid,-fallecio-el-exgobernador-de-santa-fe,-miguel-lifschitz

23:06 País

En el transcurso de este domingo y a casi un mes de haber contraído coronavirus, el presidente de la Cámara de Diputados de la vecina provincia de Santa Fe; exgobernador de la misma y exintendente de Rosario, Miguel Lifschitz, falleció a causa de las graves complicaciones de salud que padeció por la enfermedad. Tenía 65 años y era el principal referente del Partido Socialista, y casi con seguridad habría sido el principal candidato para suceder al actual gobernador, en 2023.

Mañana, se habría cumplido un mes del día en que Lifschitz comenzó con síntomas compatibles con coronavirus, el 10 de abril. Un día después, el domingo 11, confirmaba a través de una publicación de Twitter que había arrojado resultado postivo tras realizarse un hisopado. Sin embargo, su estado general era bueno y nada llevaba a pensar el trágico desenlace que tuvo.

Con el correr de los días, su salud se fue deterioriando. El lunes 19 del pasado mes, debieron internado en un sanatorio del centro de Rosario, primero en sala general y luego trasladado a terapia intensiva, tras complicaciones en su estado. Desde hacía una semana, el exmandatario provincial se encontraba con asistencia mecánica respiratoria.

Ya para este lunes, el también dos veces intendente de Rosario se encontraba sumido en un cuadro casi irreversible, producto de complicaciones por el Covid. “Miguel Lifschitz permanece internado en sala de cuidados intensivos por un compromiso pulmonar compatible con el Covid 19 que cursa”, habían dicho los médicos ese mediodía. 

Desde que se conoció su internación tomó fuerza en las redes sociales el hashtag #FuerzaMiguel, en apoyo a una pronta recuperación del dirigente socialista. Los mensajes llegaron de todo el arco político, sin banderas ni ideologías. De hecho, la internación de Lifschitz -en el marco de una agitada segunda ola de contagios- hizo que el peronismo y el Frente Progresista retomaron el diálogo para surfear una crisis que llevaba largo tiempo.

Sus colaboradores informaron que no habrá velatorio aunque sí se recibirán muestras de afecto en la Biblioteca Argentina Doctor Juan Álvarez de Rosario, mientras que el gobernador Omar Perotti decretó 48 horas de duelo.

Ingeniero civil de profesión, Lifschitz nació en Rosario el 13 de septiembre de 1955 y fue uno de los principales dirigentes del Partido Socialista que, en el marco del Frente Progresista Cívico y Social, gobernó la provincia entre 2007 y 2019, primero con el fallecido Hermes Binner, luego con Antonio Bonfatti y finalmente con su gestión.

También gobernó su ciudad en dos períodos, desde 2003 hasta 2011, fue senador departamental entre 2011-2015 y hasta su muerte fue presidente de la Cámara de Diputados de la provincia.

Desde diciembre de 2019 ocupaba la presidencia de la Cámara de Diputados de Santa Fe al ser electo legislador en los comicios de ese año, en los que Perotti, actual mandatario provincial, ganó la Gobernación desde el Frente de Todos.

Nacido y criado en Rosario, Lifschitz se recibió de ingeniero civil durante la última dictadura, en 1979, en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Inició su militancia política algunos años antes en el Movimiento Nacional Reformista (MNR), brazo universitario del entonces Partido Socialista Popular (PSP), fundado en 1972, entre otros, por Guillermo Estévez Boero, formador de la mayoría de los dirigentes de esa fuerza política que luego ocuparon cargos institucionales en Santa Fe.

Tuvo cuatro hijos con su primera esposa -de la que se divorció- y desde hace años estaba en pareja con Clara García, militante socialista que ocupaba un escaño en la Cámara Baja provincial por el Frente Progresista.

Tanto sus camaradas como sus eventuales adversarios políticos lo recordaban esta noche como un hombre de diálogo, cálido y comprometido con sus ideales políticos.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, rememoró en las redes sociales que lo conoció “militando contra la dictadura” y además subrayó que a pesar de ser adversarios políticos compartieron “sueños” mientras que las “disputas políticas” fueron “respetuosas y amigables”. “Enorme tristeza”, tuiteó el funcionario para referirse a Lifschitz.

Su compañero partidario y exgobernador, Bonfatti, manifestó su “profunda tristeza por el fallecimiento de nuestro querido compañero Miguel” y dijo que “su huella quedará para siempre en la historia de Rosario y Santa Fe, y en cada militante”.

Lifschitz formó parte de la primera gestión socialista de la Intendencia de Rosario con Héctor Cavallero como jefe comunal (1989-1995), y luego integró el gabinete de Hermes Binner en el municipio rosarino (1995-1999 y 1999-2003), cuyas gestiones en materia de salud pública y descentralización administrativa sirvieron como trampolín del Partido Socialista (PS) a la Gobernación santafesina, en alianza con la UCR y otras fuerzas políticas.

Tras la segunda gestión de Binner en el municipio, Lifschitz despuntó como el candidato del PS para darle continuidad a ese proyecto político en Rosario.

En 2003 ganó por primera vez la Intendencia y repitió el triunfo cuatro años más tarde, en 2007, el mismo turno electoral en el que Binner fue elegido gobernador y se convirtió en el primer socialista en gestionar una provincia argentina.

En esos comicios de 2003 Lifschitz se impuso por una diferencia holgada (30%) a su viejo jefe político, Héctor “Tigre” Cavallero, que había enlazado su trayectoria política con el justicialismo.

Tras dos gestiones socialistas en la gobernación santafesina, en 2015 le llegó el turno a Lifschitz, quien se había preparado para ese desafío, según sus propias palabras.

Los cuatro años anteriores ocupó una banda en la Cámara de Senadores de la provincia por el departamento Rosario, en representación del Frente Progresista Cívico y Social.

Como gobernador continuó las políticas públicas de sus antecesores Binner y Bonfatti, centradas en la regionalización provincial y la salud pública, e hizo hincapié en la obra pública, la pavimentación de rutas y el mejoramiento de caminos rurales.

En 2018 Lifschitz impulsó una reforma de la Constitución provincial, una de las pocas que no contempla la reelección del gobernador, pero sin apoyo opositor desistió de convocar a un plebiscito.