Messi vs Simeone: el duelo que marcará el presente y que puede condicionar el futuro

La de este sábado, además de ser una fecha que puede marcar el pulso final de LaLiga, será la décima cuarta vez que Diego Simeone se siente en el banco visitante del Camp Nou. No ganó nunca. Pero entre esas siete derrotas y los seis empates ante Barcelona, celebró en 2014 un 1-1 que le…

messi-vs-simeone:-el-duelo-que-marcara-el-presente-y-que-puede-condicionar-el-futuro

La de este sábado, además de ser una fecha que puede marcar el pulso final de LaLiga, será la décima cuarta vez que Diego Simeone se siente en el banco visitante del Camp Nou. No ganó nunca. Pero entre esas siete derrotas y los seis empates ante Barcelona, celebró en 2014 un 1-1 que le permitió a su Atlético de Madrid gritar campeón del torneo y cortar una sequía de 18 años.

¿Con qué vara medir a Simeone? La que él elige no admite grises: el que gana es el exitoso y el que pierde es un fracasado. El ejemplo más claro lo dio después de caer de forma ajustada en la final de la Champions League ante el Real Madrid y calificar de esa manera la derrota.

¿Y con qué vara medir a Lionel Messi? La que él elige tampoco transita por medianías. Si cuando cortó con la Copa del Rey una racha de casi dos temporadas sin títulos lo festejó como si se hubiera tratado del primero y sigue necesitando de ese combustible para renovar energías y seguir en la elite.


El Cholo Simeone. (Reuter)

De eso se trató la invitación a todo el plantel a su casa. El capitán fue el anfitrión de un agasajo para celebrar el campeonato pero más que nada, mostrar unidad de cara al partido de este sábado a las 11:15 (DirecTV).

A tres jornadas para el final, el Atlético de Madrid llega con dos puntos de ventaja y una campaña que fue de mayor a menor, arrancó con números impresionantes, llegó a sacarles 12 puntos a Real Madrid y Barcelona pero sufrió en el arranque de este año un resbalón que le devolvió la esperanza a sus competidores. El Cholo sabe que ya no hay lugar para tropiezos.

Para Messi y compañía son el rival y el momento justo, con el equipo en alza, aunque después de haber desperdiciado una chance increíble ante Granada de pasar a tener el manejo de la Liga. Ahora no queda otra: como dice la canción, para ser campeón, hay que ganar.

Los números del mano a mano entre el futbolista y el entrenador marcan que cuando Messi ve la camiseta del colchonero se enciende.

El de este sábado será el enfrentamiento número 30 por Liga de Leo ante el Aleti en sus casi 17 años como futbolista blaugrana: 30 goles, 10 asistencias y tan solo una derrota. La cuenta de tantos llega a 38 si se toman todas las competiciones y solo Sevilla (43) ha recibido más goles del rosarino.


Leo Messi se prepara para otro duelo ante el Atlético de Madrid. (Reuter)

El primer encuentro entre el Cholo y la Pulga fue el 26 de junio de 2012. Ese día, el equipo catalán se impuso por 2-1 con un gol de Messi y otro de Dani Alves, mientras que Falcao descontó para los Colchoneros.

Aunque vale un dato: si bien nunca pudo hacerlo en el torneo local, las tres veces que ganó el Atlético fueron trascendentales.

El 9 de abril de 2014 venció al equipo dirigido entonces por el Tata Martino 1-0, en la vuelta de los cuartos de final de la Champions y, por el empate que había obtenido en la ida, se metió en las semifinales de la máxima competición europea. Luego llegaría hasta la final, donde cayó con el Real Madrid.

Dos temporadas más tarde se repitió la historia: el Colchonero venció 2-0 al Barcelona en cuartos (remontó la derrota 2-1 de la ida) y escaló hasta el partido por la Orejona, en el que nuevamente fue derrotado por los de Zidane.

Y el último triunfo del Cholo fue en la semifinal de la Supercopa de España, el 9 de enero de 2020: el Aleti ganó 3-2 y pasó a la final, donde cayó, otra vez, contra el equipo Merengue.


Lionel Messi y Diego Simeone se enfrentaron 27 veces. (Foto: DPA).

“Me conocen desde hace bastante tiempo y me centro en lo que viene mañana. Ellos han ganado muchos puntos seguidos, vienen con buen juego”, dijo el DT argentino en la previa del duelo del sábado.

¿Le sirve un empate a Simeone? La igualdad permitiría mantener la distancia de dos puntos con su rival, pero habrá que ver qué ocurre con Real Madrid, que también está a dos unidades y el domingo recibe a Sevilla. En caso de igualdad en la tabla final, la ventaja será para los de Zidane que se imponen en los dos mano a mano de la temporada: 2-0 y 1-1 en los derbis con Atlético de Madrid; 3-1 y 2-1 en los clásicos ante Barcelona.

“Nosotros vamos partido a partido -remarcó el Cholo, el entrenador que volvió a poner al club en los primeros planos con 7 títulos: Europa League y Supercopa de Europa 2012, Copa del Rey 2013, LaLiga y la Supercopa de España 2014, Europa League y Supercopa de Europa 2018-. Y vamos a afrontar lo que viene con ilusión y tranquilidad. Confío en el equipo que tengo para el resto de Liga que queda. Siempre hay una primera vez en la vida para todo. Siempre”.

El choque además tendrá el condimento del regreso al Camp Nou de Luis Suárez, ganador de 13 títulos en su etapa en Barcelona (2014-2020). El uruguayo, con 19 tantos, es el cuarto máximo goleador de LaLiga, detrás de Messi (28), Karim Benzema (21) y Giovanni Moreno (20). Sin embargo, no marca desde el 21 de marzo ante Alavés en un encuentro previo a la lesión muscular de la que retornó hace dos partidos.

El que llega afilado en ese sentido es Messi, con cinco goles en los últimos cuatro juegos. Aunque en el último tiempo, más que de su presente se habla de su futuro.

Las especulaciones y los rumores sobre qué hará Leo después de junio sumarán este sábado un capítulo que podría ser importante.

Si Barcelona pierde, ya no tendrá nada que hacer en LaLiga y las tres semanas que restan hasta que el argentino se tome el avión y llegue a estas tierras para jugar las Eliminatorias y la Copa América tendrán como único atractivo saber qué decisión toma sobre su continuidad.

Si Barcelona gana, asomará un horizonte despejado y surgirán las mejores expectativas con sus colores de siempre.

De ganar o de perder se trata. La vara que Simeone y Messi, cada uno con su estilo, eligen para mantener una vigencia impresionante.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA