Star Wars: The Clone Wars, la serie animada que abrió el camino a The Bad Batch

Este 4 de mayo es el Día de Star Wars, por lo que Lucasfilm y Disney+ lo están celebrando en grande con el estreno de la serie animada “Star Wars: The Bad Batch”, una nueva entrega en su rico y a veces poco conocido universo animado.Adorada por grandes y chicos a lo largo de generaciones,…

star-wars:-the-clone-wars,-la-serie-animada-que-abrio-el-camino-a-the-bad-batch

Este 4 de mayo es el Día de Star Wars, por lo que Lucasfilm y Disney+ lo están celebrando en grande con el estreno de la serie animada “Star Wars: The Bad Batch”, una nueva entrega en su rico y a veces poco conocido universo animado“> conocido universo animado.

Adorada por grandes y chicos a lo largo de generaciones, las películas de Star Wars cuentan una épica historia de la lucha entre el bien y el mal, batallas interestelares, láseres y magos en el espacio (también conocidos como jedis). Y si bien la saga original, protagonizada por Mark Hamill, Harrison Ford y Carrie Fisher, ha cautivado la imaginación de sus fans por décadas, lo cierto es que los demás proyectos fílmicos tuvieron un éxito más mixto.

Las precuelas en particular fueron un punto de controversia entre los seguidores de las historias ambientadas en “una galaxia muy lejana”. Lo interesante es que muchas de estas quejas fueron resueltas en la serie de animación “Star Wars: The Clone Wars”; proyecto que si bien empezó con un largometraje mediocre, dio paso a una serie con méritos; en especial cuando la película que le dio sus bases, “Episodio II: el ataque de los clones”, tiene calificaciones menores en los agregadores de críticas: 65% de 100% en Rotten Tomatoes, 6.5 de 10 en IMDB y 54 de 100 en Metacritic.

Creada por el propio Lucas y dirigida por Dave Filoni – que años después daría vida a “The Mandalorian” con Jon Favreau-, la serie animada “The Clone Wars” (2008-2020) se ubica cronológicamente entre los Episodios II y III y sigue las aventuras de Anakin y Obi-Wan Kenobi durante los años de conflicto entre la República y la Confederación de Sistemas Independientes. Una secuela titulada “Star Wars: Rebels” (2014-2018) continúa la historia 14 años después de la caída de la República, enfocándose en los esfuerzos de una tripulación de la Alianza Rebelde para combatir al Imperio Galáctico.

El formato del programa no solo permitió una exploración más a los protagonistas, sino que también introduce a nuevos personajes que se convertirían en importantes figuras de la saga. Quizás la más conocida es Ahsoka Tano, quien comienza como la padawan de Anakin Skywalker, permitiendo al personaje desarrollarse no solo como héroe, sino en una faceta hasta ahora desconocida; como mentor, haciendo aún más dramática su caída en desgracia.

Ahsoka pronto ganaría mayor importancia para convertirse en una de las principales figuras de “Star Wars”, apareciendo también en “Rebels”. Más recientemente también hizo su primer cameo live-action en “The Mandalorian”, interpretada por la actriz Rosario Dawson, y pronto tendrá su propia serie titulada “Ahsoka”. Esta no fue la única contribución de la serie animada, la cual también introdujo otros personajes que darían su salto al universo live-action como Saw Gerrera – luego visto en “Rogue One” (2016) y Bo-Katan Kryze, ahora una figura importante en “The Mandalorian”.

Ahsoka Tano interpretada por la actriz Rosario Dawson junto a la verdadera estrella de Star Wars: Baby YodaLucasfilm/Disney

De manera similar a lo ocurrido con series como “WandaVision” y “Falcon y el Soldado del Invierno” dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, donde se resaltan algunos personajes que quedaban en segundo plano, las series animadas de Star Wars expandieron la historia de otras figuras. Darth Maul, aquel memorable pero finalmente algo inconsecuente villano de “La amenaza fantasma”, también encontró nueva vida en el universo animado, y sus intentos de vengarse de Obi-Wan Kenobi lo convirtieron en uno de los villanos recurrentes del show, terminando con un épico duelo en Tatooine.

Una galaxia muy, muy diversa

El universo animado también exploró conceptos complejos dentro de la mitología de Star Wars como el balance entre el lado Oscuro y Luminoso de la Fuerza bajo las misteriosas figuras de el Padre, el Hijo y la Hija, seres aparentemente omnipotentes que han vivido millones de años y que representan á diversas facetas de este poder. El misterio de los Fantasmas de la Fuerza también encuentra una respuesta en la serie animada, con Yoda aprendiendo este arte de una aparición de Qui-Gon Jinn décadas después de su muerte en Naboo.

El duelo final entre Obi-Wan Kenobi y Darth Maul, décadas después de la caída de la República Lucasfilm/Disney

Pero quizás una de las mayores fortalezas de “The Clone Wars” fue su exploración de los clones como individuos. Diseñados como tropas descartables para la República utilizando el material genético del cazarrecompensas Jango Fett, en las películas estos no son más que cuerpos para llenar las escenas de batalla y herramientas para los planes de Darth Sidious/Sheev Palpatine. La serie en cambio se da el trabajo de humanizar a los clones al convertirlos en personajes principales, cada uno con personalidades distintas basadas en sus experiencias y relaciones personales. Estos quedan mejor ejemplificados en figuras como el comandante Rex, Five, Echo y, por supuesto, el escuadrón “Bad Batch”.

Introducidos en la séptima y última temporada de “The Clone Wars”, la Fuerza Clon 99, conocidos de manera no oficial como “Bad Batch” (el lote malo), es un escuadrón especial de clones diseñados con mutaciones que les conferían habilidades por encima de sus pares, permitiéndoles cumplir exitosamente misiones demasiado peligrosas para otros equipos.

La Hija, el Padre y el Hijo son misteriosas figuras que representan diversos aspectos de la FuerzaLucasfilm/Disney

Está su líder Hunter, con una apariencia más que similar a Rambo y quien posee sentidos más agudos de lo regular; Crosshair, cuya prodigiosa vista le permite cumplir el rol de francotirador con terrorífica eficiencia; Tech, cuyas habilidades técnicas lo hacen invaluable en la batalla contra los androides separatistas y finalmente Wrecker, cuya prodigiosa fuerza lo hacen el músculo del equipo. Se les une Echo, uno de los primeros clones en los que se enfocó “The Clone Wars” y quien fue convertido en un ciborg luego de ser dado por muerto en la tercera temporada de la serie.

En “Star Wars: The Bad Batch” las circunstancias han cambiado para el escuadrón de élite con la caída de la República, quienes tendrán que decidir cuál será su nuevo lugar en el Imperio Galáctico“> Imperio Galáctico.

El Comercio (Perú)