Cascini habló de todo: Wanchope, Pergolini, Cavani y su pedido de disculpas a Tevez

Raúl Cascini se metió en la historia de Boca al meter el último penal que lo convirtió en campeón del mundo enfrentando a Milan, en 2003. Ese equipo de Carlos Bianchi es el último club argentino que alcanzó la máxima consagración de todas. Mucho tiempo después, el mediocampista regresó al club para ser parte del…

cascini-hablo-de-todo:-wanchope,-pergolini,-cavani-y-su-pedido-de-disculpas-a-tevez

Raúl Cascini se metió en la historia de Boca al meter el último penal que lo convirtió en campeón del mundo enfrentando a Milan, en 2003. Ese equipo de Carlos Bianchi es el último club argentino que alcanzó la máxima consagración de todas. Mucho tiempo después, el mediocampista regresó al club para ser parte del Consejo de Fútbol que lidera Juan Román Riquelme desde las elecciones que ganó Jorge Amor Ameal en diciembre de 2019.

En el grupo que formó Román, Cascini parece mantener el perfil que mostraba dentro de la cancha, siempre al límite. Y lo demostró apenas llegado a la directiva, haciendo una declaración que sacudió al mundo Boca: consideró que en ese momento Carlos Tevez era “un ex futbolista”.

Era cierto que el Apache no andaba bien con Alfaro, y tras la llegada de Russo tomó un protagonismo absoluto que tres meses después lo hizo meter el gol de la victoria y gritar campeón. Pero el cortocircuito entre Cascini y Tevez fue una herida que nunca se cerró. ¿Hasta ahora?


El Consejo de Fútbol de Boca, en uno de los palcos de la Bombonera. Foto: Marcelo Carroll.

Este viernes, Cascini habló del tema por primera vez, y reconoció su error pidiéndole disculpas a Tévez. “Me arrepiento de lo que dije sobre Tevez, ya lo hablé con él y le pedí disculpas. Es de hombres reconocer los errores. Quedaron las cosas claras y no hubo problemas”, sentenció Cascini, con gesto serio y minimizando el conflicto.

Por otra parte, al hablar de la discutida salida de Ramón Wanchope Ábila, su respuesta fue amplia y recordó los distintos atacantes que fueron alejándose de la institución. “Vinieron ofertas, se lo consultó con el DT y todos dieron el OK. Trajo el representante la oferta de Estados Unidos, al principio se dijo que no porque no convenía al club. Después vino a pedir a ver si podíamos tomar la oferta. Se dijo que sí y se fue”, relató.

Sobre los supuestos choques entre el Consejo de Fútbol y el plantel, Cascini fue contundente: “Jamás vino el plantel a plantearnos tener una reunión con nosotros, jamás. Tenemos trato diario, comemos todas las noches en la concentración”, minimizó el Mosquito.

Y en la charla apareció el armado del Boca que busca obtener la séptima Copa Libertadores, con la posible llegada de Edinson Cavani como refuerzo en junio. “Es un sueño de todos los hinchas, el nuestro también, pero sabemos que depende mucho de él también. La palabra de él a ver si puede llegar. El país está en difíciles condiciones pero lo importante son sus ganas. La economía no es ideal. ¿Pero quién no va a querer a Cavani en Boca?”, analizó Raúl, sin dar demasiados detalles sobre la posible contratación del delantero uruguayo.

Cascini también habló sobre los dichos de Lucas Torreira y su sueño de llegar a Boca: “Es muy lindo escuchar que este tipo de jugadores quieran venir a jugar a Boca. Habla bien, que no hay tantos problemas, ¿no?”, respondió, chicanero.

“Con los chicos no alcanza para ganar la Copa, estamos trabajando en traer refuerzos. Estamos pensando todos los días en el Boca que queremos. Eso será en dos o tres meses. En junio tendremos la ventana para traer”, confirmó Cascini, convencido de la necesidad de aprovechar el mercado de pases.

En ese sentido, Cascini bromeó sobre lo obsesivo que es Riquelme en relación al trabajo que están haciendo en la ingeniería del nuevo equipo. “Román nos va a hacer divorciar a todos, estamos todo el día acá hablando de fútbol y trabajando. Está enfermo por el club, es increíble lo que le gusta esto.”, comentó entre risas.

Además, en su charla con Hugo Balassone y Julio Pavoni, Cascini fue consultado sobre el grito de Riquelme tras el último Superclásico, en el que aseguró que River hacía rato que jugaba bien. “Nos tocó la suerte de que los últimos dos campeonatos los ganamos nosotros. Significa que jugamos un poco mejor que los demás, cuando hablo de todos los demás, también está River”, respondió el exfutbolista.

Y sobre la renuncia de Mario Pergolini como vicepresidente, que según sus declaraciones tuvieron que ver con ciertos roces que tuvo con el Consejo de Fútbol, Cascini no se anduvo con vueltas: “Yo no tengo la facultad para negarle la entrada a nadie. No tengo la facultad, él era vicepresidente, yo un empleado. ¿Cómo no lo voy a dejar entrar al predio?”, se defendió el exfutbolista.

Y sobre la situación de Miguel Ángel Russo, aclaró: “Decir que le armamos el equipo a Russo es una falta de respeto, Miguel tiene 30 años de carrera, es el último bicampeón del fútbol argentino. Hablamos todos los días, somos todos futboleros y tenemos ese placer, hoy estamos muy felices de haberlo contratado. Nunca estuvo cuestionado por nosotros”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA