Rafael Santos Borré y una noche perfecta para cortar su sequía goleadora

Envuelto en rumores de salida desde hace tiempo, cada partido que Rafael Santos Borré no marcaba no hacía más que aumentar los comentarios. ¿Estaba con la cabeza en River? ¿Ya pensaba en algún desconocido destino? El colombiano se encargó de sepultar todas esas dudas con un doblete digno de su sello ante Central Córdoba y…

rafael-santos-borre-y-una-noche-perfecta-para-cortar-su-sequia-goleadora

Envuelto en rumores de salida desde hace tiempo, cada partido que Rafael Santos Borré no marcaba no hacía más que aumentar los comentarios. ¿Estaba con la cabeza en River? ¿Ya pensaba en algún desconocido destino? El colombiano se encargó de sepultar todas esas dudas con un doblete digno de su sello ante Central Córdoba y cortó una larga racha sin convertir.

Los primeros 45 minutos en Santiago del Estero, incluso, motivaron a que en las redes se multiplicaran los mensajes en los que se cuestionaba no sólo su rendimiento, sino también su compromiso.

En cuestión de minutos, Borré zanjó cualquier asunto. A los seis del segundo tiempo, con un River que se había puesto en ventaja sobre el final de la primera etapa pero sin convencer, marcó el segundo gol del equipo de Marcelo Gallardo. Y a partir de ahí cambió el partido, que terminaría en goleada.

Ese grito fue el primero de su autoría en 324 minutos. El último se lo había metido a Godoy Cruz hacía casi un mes atrás, en otra noche de visita por el Interior del país que terminó con goleada riverplatense (6 a 1 en aquella ocasión). En esa jornada había marcado como para varios partidos: anotó un póker de goles.

Su primer tanto llegó estando en el lugar justo en el momento indicado, acompañando una gran jugada que River construyó con paciencia y en la que cambió de ritmo a tiempo para romper la defensa rival. 

El segundo, en tanto, fue bien de delantero: presionó a la última línea luego de un pelotazo salido del fondo que no parecía tener demasiado destino, confió en el error rival y luego definió con jerarquía al segundo palo.

Así, Borré logró que se volviera, al menos por un rato, a hablar de sus goles un poco más que de su contrato, que vence en junio de este año y sobre el que no hay demasiadas novedades más allá del estancamiento de las negociaciones por su renovación.

El sueño del jugador es partir a Europa, se lo vinculó con Gremio y Palmeiras de Brasil pero por ahora no hay resolución. Mientras tanto, él vuelve a pagar la confianza del DT con goles.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA